[Ir al contenido]

Gripe H1N1 (porcina): no te asustes; prepárate


¿Te preocupa la gripe H1N1 (también llamada "gripe porcina")? Por el momento, no representa una amenaza grave para la mayoría de las personas y sus síntomas no difieren de los de la gripe común. Pero la gripe común tampoco es motivo de diversión. Afortunadamente, en el caso de la gripe, un poco de preparación –y prevención- puede hacer mucho para proteger tu salud.

Esto es lo que puedes hacer.

Protégete (y a los demás)

  • Lávate las manos con mucho jabón y agua tibia de 15 a 20 segundos, especialmente en momentos clave, como después de estar cerca de personas enfermas o antes de comer.
  • Lleva un desinfectante para manos en base a alcohol y úsalo con frecuencia.
  • Evita tocarte la cara; especialmente los ojos, la nariz o la boca.
  • Cúbrete la nariz y la boca con un pañuelo descartable al estornudar o toser y después lávate las manos o usa desinfectante para manos. Estornuda o tose dentro de tu manga si no tienes un pañuelo a mano.
  • Arroja los pañuelos descartables a la basura inmediatamente después de usarlos; no los dejes por ahí.
  • Si te sientes mal, quédate en casa.
  • Permanece a 6 pies de distancia o más de las personas que estén enfermas o hayan estado cerca de otras que lo están.
  • En el autobús (o en un automóvil), siéntate cerca de una ventanilla abierta.
  • Duerme bien, haz mucho ejercicio y come alimentos saludables para mantener fuerte el sistema inmunológico. Es el momento de no olvidarte de comer cinco raciones por día.

Vacúnate contra la gripe porcina

La vacuna contra la gripe porcina es diferente a la vacuna contra la gripe común. En los Estados Unidos estará disponible en el otoño; probablemente a mediados de octubre. La vacuna contra la gripe porcina puede administrarse en dos dosis. En ese caso, tendrás que regresar para recibir la segunda aplicación 4 semanas después de la primera. Una persona tarda un par de semanas, después de la segunda aplicación, en desarrollar inmunidad.

¿Por qué vacunarse? La gripe porcina ha afectado a niños y adolescentes más que la gripe estacional. También existe la probabilidad de que el virus mute y se fortalezca en el invierno. Por lo tanto, los expertos recomiendan que todos los adolescentes se vacunen cuando la vacuna esté disponible.

Acumula suministros

Si este invierno se enferman muchas personas, la demanda de suministros será alta. ¡No te conviene quedarte sin cosas como desinfectante para manos o pastillas para la tos!

Para asegurarte de tener todo lo necesario para prevenir y tratar la gripe, prepara una provisión de:

  • desinfectantes/toallas húmedas con alcohol
  • analgésicos y antifebriles como acetaminofeno (paracetamol) e ibuprofeno (nunca aspirina!)
  • medicamentos sin contenido de aspirina para aliviar molestias estomacales
  • pastillas para la tos
  • medicamentos para la tos
  • pañuelos descartables
  • algunas de tus bebidas favoritas, como bebidas para deportistas y jugos saludables

Existe un medicamento que puedes tomar si te contagias la gripe H1N1, pero usualmente sólo ofrece un leve alivio de los síntomas. Además, esta clase de antivirales deben ser recetados por médicos. Así que haz lo que puedas de tu parte para protegerte y no perderte la parte divertida, como fiestas o eventos deportivos, que has estado esperando todo el año.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2009