[Ir al contenido]

Taquipnea transitoria del recién nacido


¿Qué es la taquipnea transitoria del recién nacido?

Algunos recién nacidos tienen una respiración muy rápida o laboriosa durante las primeras horas de vida debido a una afección conocida como taquipnea transitoria del recién nacido. "Transitoria" significa que no dura mucho, generalmente menos de 24 horas. "Taquipnea" significa que el bebé respira demasiado deprisa.

Los bebés con esta afección son vigilados atentamente en un hospital, y algunos de ellos pueden necesitar recibir oxigeno adicional durante unos pocos días. La mayoría de los niños se recuperan por completo. Esta afección no deja ninguna secuela duradera en el crecimiento ni en el desarrollo del niño.

Causas de la taquipnea transitoria del recién nacido

Antes de nacer, un feto en proceso de desarrollo no usa los pulmones para respirar; todo el oxígeno que usa procede de los vasos sanguíneos de la placenta materna. Durante la vida intrauterina, los pulmones están llenos de líquido.

A medida que se va acercando la fecha del parto, los pulmones del bebé empiezan a absorber el líquido. Parte de ese líquido también lo elimina el bebé durante el parto mientras se comprime al pasar por el canal del parto. Justo después de nacer, cuando el bebé respira por primera vez, sus pulmones se llenan de aire y sale más líquido de su interior. Cualquier resto de líquido que quede en los pulmones lo tose el bebé o se elimina lentamente al ser absorbido por el torrente sanguíneo y el sistema linfático.

Los bebés que nacen con una taquipnea transitoria tienen una cantidad excesiva de líquido dentro de los pulmones o ese líquido se elimina demasiado despacio. Por lo tanto, tienen que respirar más deprisa y con más esfuerzo para que les llegue suficiente cantidad de oxígeno a los pulmones.

¿Qué bebés pueden desarrollar una taquipnea transitoria?

La taquipnea transitoria del recién nacido es más frecuente en:

  • los bebés prematuros porque no nacen con los pulmones completamente desarrollados
  • los bebés que nacen en partos vaginales rápidos o cesáreas sin trabajo de parto. Al no atravesar los cambios hormonales habituales que acompañan al trabajo del parto, no tienen tiempo para absorber todo el líquido.
  • los bebés cuyas madres tienen asma o diabetes

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la taquipnea transitoria del recién nacido?

Entre los síntomas de esta afección, se incluyen los siguientes:

  • respiración muy rápida y laboriosa de más de 60 respiraciones por minuto
  • sonidos que recuerdan a los gruñidos cuando el bebé espira (o exhala)
  • fosas nasales que se ensanchan o cabeceo (mover la cabeza hacia arriba y hacia abajo)
  • la piel que hay entre las costillas o debajo de la caja torácica se retrae hacia dentro en cada respiración (lo que se conoce como retracciones)
  • piel azulada alrededor de la boca y de la nariz (llamada cianosis)

¿Cómo se diagnostica la taquipnea transitoria del recién nacido?

Los médicos suelen diagnosticar la taquipnea transitoria durante las primeras horas que siguen al nacimiento del bebé.

Un médico explorará al bebé y es posible que pida una o varias de las siguientes pruebas:

  • Una radiografía de pecho (o tórax). Esta prueba segura e indolora usa una pequeña cantidad de radiación para hacer una fotografía especial del pecho del bebé. Los médicos pueden ver si sus pulmones contienen o no líquido.
  • Una oximetría de pulso. Esta prueba indolora mide cuánto oxígeno contiene la sangre. Se coloca un trozo pequeño de una cinta adhesiva provista de un sensor de oxígeno en la mano o el pie del bebé, que se conecta a un monitor.
  • Una hemograma completo. Este análisis de sangre evalúa posibles signos de infección.

¿Cómo se trata la taquipnea transitoria del recién nacido?

Los bebés con esta afección son vigilados atentamente y pueden tener que ingresar en la unidad de cuidados intensivos para neonatos (UCIN) (neonato significa recién nacido) para que reciban unos cuidados especiales. Allí, el personal médico registra y evalúa el ritmo cardíaco, la frecuencia respiratoria y la concentración de oxígeno en sangre del bebé para asegurarse de que su respiración se enlentece y su concentración de oxígeno se normaliza.

Ayuda respiratoria

Algunos bebés con esta afección necesitan recibir oxígeno. Lo reciben a través de un pequeño tubo que se les coloca debajo de la nariz, llamado cánula nasal.

Un bebé que reciba oxígeno pero siga teniendo dificultades para respirar puede tener que recibir una presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) para impedir que se le colapsen los pulmones. En la CPAP, una máquina empuja un chorro constante de aire presurizado o de oxígeno a través de una cánula nasal o de una mascarilla. Esto ayuda a mantener abiertos los pulmones durante la respiración.

Nutrición

Alimentarse bien puede ser un problema cuando un bebé está respirando tan deprisa que no puede succionar, tragar y respirar al mismo tiempo. En estos casos, administrar líquidos por vía intravenosa (VI) permite mantener a los bebés bien hidratados al tiempo que impide que la concentración de azúcar en sangre baje demasiado.

Si su bebé tiene una taquipnea transitoria del recién nacido y usted lo quiere amamantar, hable con su médico o enfermero sobre la posibilidad de extraerse y almacenar leche materna hasta que su bebé esté preparado para alimentarse por sí solo. A veces, los bebés se pueden alimentar de leche materna o de fórmula a través de:

  • una sonda nasogástrica (SN): un tubito que se introduce en la nariz del bebé que lleva el alimento directamente hasta el estómago
  • una sonda orogástrica (SO) un tubito que se introduce en la boca del bebé que lleva el alimento directamente hasta el estómago

Si a su hijo le han colocado una de estas sondas, pregunte si le pueden administrar leche materna a través de ella.

Los síntomas de la taquipnea transitoria del recién nacido suelen mejorar en un plazo de 24–72 horas. El bebé puede volver a casa cuando su respiración se haya normalizado y lleve por lo menos 24 horas alimentándose bien.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Los bebés con taquipnea transitoria del recién nacido se suelen recuperar completamente. Llame al médico de inmediato si su bebé:

  • tiene dificultades para respirar
  • respira muy deprisa
  • no se está alimentando bien
  • la piel de la boca y sus alrededores está azul o azulada
Revisado por: Lynn M. Fuchs, MD
Fecha de revisión: agosto de 2019