[Ir al contenido]

Aprender a usar el inodoro


¿Cuándo está preparado un niño para comenzar a usar el inodoro?

Muchos padres no están seguros sobre cuándo empezar a enseñar a su hijo a usar el inodoro o el orinal. No todos los niños están listos para empezar a hacerlo a la misma edad; por eso es importante que esté pendiente de los indicadores de que su hijo está preparado, como dejar de hacer lo que estaba haciendo durante unos segundos o apretarse el pañal (cuando orina o cuando defeca).

En vez de fijarse en su edad, esté pendiente de los signos que indican que su hijo ya está listo para empezar a usar el orinal, como ser capaz de:

  • seguir instrucciones sencillas
  • entender y usar palabras relacionadas con el uso del orinal
  • establecer la conexión entre la necesidad de orinar o de defecar y el uso del orinal
  • mantener seco el pañal durante 2 horas seguidas o más
  • dirigirse hacia el orinal, estar sentado en él durante suficiente tiempo seguido y luego levantarse del orinal
  • bajarse los pañales o la ropa interior (desechable o no)
  • mostrar interés por usar el orinal o por llevar ropa interior

La mayoría de los niños empiezan a presentar estos signos cuando tienen entre 18 y 24 meses de edad, pero hay algunos que no están preparados hasta más adelante. Y los niños suelen empezar más tarde y tardar más tiempo en aprender a usar el inodoro que las niñas.

Hay algunos momentos en que se debería posponer este proceso de aprendizaje, como cuando:

  • viajan
  • su hijo va a tener un nuevo hermanito
  • su hijo va a dejar de usar la cuna para pasar a usar la cama
  • cambian de casa
  • su hijo está enfermo (sobre todo si tiene diarrea)

¿Cuánto tiempo cuesta aprender a usar el inodoro?

Enseñar a un niño de entre 1 y 3 años de edad a usar el inodoro no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana. Este proceso de aprendizaje suele durar de 3 a 6 meses, pero puede llevar más o menos tiempo en algunos niños. Si se empieza demasiado pronto, el proceso se puede alargar. Y los niños pueden tardar de meses, o incluso hasta años, en dominar el mantenerse secos por la noche.

Tipos de orinales

Las dos opciones de orinal básicas son las siguientes:

  • un orinal independiente, del tamaño de un niño pequeño que disponga de un cubo que se pueda vaciar en el inodoro
  • un asiento para niño pequeño que se pueda colocar encima del asiento del inodoro, que le hará sentirse más seguro que si se sentara directamente en el inodoro y sin miedo a caerse en su interior. Si elige la segunda opción, adquiera un taburete con escalones para que su hijo se pueda subir al inodoro y se pueda sentir cómodo y seguro mientras hace de vientre.

Suele ser mejor que los niños de sexo masculino aprendan a usar el inodoro sentándose para orinar que haciéndolo de pie. Para aquellos niños que se sientan raros, incómodos, o que les asuste subirse a un taburete para orinar en el inodoro, un orinal independiente será la mejor opción.

Tal vez prefiera tener un orinal (o asiento a colocar sobre el inodoro) en cada lavabo de su casa. Tal vez también le interese llevar un orinal en el maletero del coche para las emergencias. Cuando viajen y hagan trayectos largos, asegúrese de llevar siempre el orinal en el coche y de detenerse cada 1 o 2 horas para que lo use su hijo. En caso contrario, podrían tardar demasiado tiempo en encontrar un lavabo público.

Sobre la ropa interior absorbente desechable

La ropa interior absorbente desechable es un paso útil entre los pañales y la ropa interior ordinaria. Debido a que el control de los dos tipos de esfínteres (caca y orina) por la noche suele desarrollarse más tarde que el control que el niño tiene durante el día, a algunos padres les gusta usar ropa interior absorbente (braguitas de aprendizaje) desechable por la noche. Hay otros que prefieren que su hijo use este tipo de ropa interior durante el día. En cuanto la ropa interior absorbente desechable permanezca seca durante varios días seguidos, los niños podrán hacer el cambio a la ropa interior ordinaria.

Pero hay gente que considera que la ropa interior absorbente desechable hace que los niños crean que se puede usar como si se fuera un pañal, lo que puede retrasar el aprendizaje del uso del inodoro.

Pregunte al médico si a su hijo le iría bien usar este tipo de ropa como paso intermedio antes de pasar a la ropa interior ordinaria.

Consejos para enseñarle a su hijo a usar el inodoro

Incluso antes de que su hijo esté preparado para empezar a usar el orinal, puede preparar a su pequeño facilitándole información sobre este proceso:

  • Use palabras para expresar el acto de usar el inodoro ("pipí", "caca"" y "orinal").
  • Dígale a su hijo que se lo haga saber cuando moje o manche el pañal que lleva puesto.
  • Identifique conductas ("¿Vas a hacer caca?") para que su hijo aprenda a reconocer lo que siente cuando necesita hacer de pis o ir de vientre.
  • Compre un orinal para que su hijo practique la conducta se sentarse. A principio, su hijo se puede sentar en el orinal o en la silla para el inodoro con ropa y el pañal puesto. Cuando ya esté preparado, su hijo se podrá sentar sin pañal.

Si ha decidido que su hijo ya está preparado para empezar a usar el orinal, los siguientes consejos lo pueden ayudar:

  • Resérvese un tiempo para dedicarlo al proceso de enseñar a su hijo a usar el inodoro.
  • No haga que su hijo se siente en el inodoro o el orinal contra su voluntad.
  • Enseñe a su hijo cómo se sienta usted en el inodoro y explíquele qué está haciendo (porque los niños aprenden observando a sus padres). También le puede pedir a su hijo que se siente en el orinal y observe cómo usted (o su hermano mayor) usa el inodoro.
  • Establezca una rutina. Por ejemplo, puede querer empezar haciendo que su hijo se siente en el orinal después de haberse despertado con el pañal completamente seco, o bien 45 minutos a una hora después de que su hijo beba mucho líquido. Dígale a su hijo que se siente en el orinal durante varios minutos solo un par de veces al día, y deje que se levante cuando quiera.
  • Haga que su hijo se siente en el orinal entre 15 y 30 minutos después de comer para aprovechar la tendencia natural del cuerpo a ir de vientre después de comer (se llama "reflejo gastro-cólico"). Así mismo, muchos niños tienen un momento en el día en que tienden a ir de vientre.
  • Pídale a su hijo que se siente en el orinal si usted detecta pistas claras de que necesita ir al inodoro, como cruzar las piernas, la expresión de apretar o ponerse en cuclillas.
  • Vacíe las cacas de sus pañales en el inodoro y dígale que la caca se tira al inodoro.
  • Impida que su hijo lleve prendas de ropa que sean difíciles de quitar, como overoles o camisetas que se abrochan en la entrepierna. Los niños que están aprendiendo a usar el inodoro han de saber desvestirse solos.
  • Ofrézcale a su hijo una pequeña recompensa, como adhesivos o tiempo extra para leerle cuentos, cada vez que use el orinal. Lleve un registro para revisar los éxitos de su hijo. Una vez su pequeño ya parezca que está dominando el uso del inodoro, déjele escoger su ropa interior de niño mayor.
  • Asegúrese de que todas las personas que cuidan de su hijo, incluyendo a sus abuelos y el personal de su guardería, siguen la misma rutina y usan los mismos nombres para referirse a las partes del cuerpo y a las conductas relacionadas con usar el inodoro. Infórmeles sobre cómo está enfocando el aprendizaje del uso del inodoro y pídales que usen el mismo enfoque para no confundir a su hijo.
  • Elogie a su hijo cada vez que intente usar el orinal o el inodoro, incluso cuando no le salga nada. Y recuerde que ocurrirán accidentes. Es importante no castigar a ningún niño por no usar bien el inodoro ni mostrar decepción cuando orine o defeque en la cama. En lugar de ello, dígale a su hijo que solo ha sido un accidente y dele todo su apoyo. Trasmita a su hijo la seguridad de que se está encaminando hacia el uso del inodoro como hacen los niños mayores.

Problemas más frecuentes relacionados con el uso del inodoro

Muchos niños que llevan un tiempo usando el inodoro tienen algunos problemas cuando traviesan momentos de estrés. Por ejemplo, un niño de 2 o 3 años que tenga un nuevo hermanito puede empezar a tener accidentes.

Pero si su hijo ya había aprendido a usar el inodoro y está teniendo problemas con regularidad, hable con su médico.

Hable con el médico de su hijo si tiene alguna pregunta sobre el uso del inodoro o si su hijo ya ha cumplido los 4 años y aún no ha aprendido a usar el inodoro.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: marzo de 2019