[Ir al contenido]

Tumores sinonasales


¿Qué es un tumor sinonasal?

Un tumor sinonasal es un crecimiento que se produce dentro de la nariz (la cavidad nasal), en el espacio que hay detrás de la nariz (nasofaringe) o en los senos que hay alrededor de la nariz. Estos tumores pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos). 

¿Cuáles son los signos y los síntomas de los tumores sinonasales?

El síntoma más frecuente de los tumores sinonasales es la congestión nasal (nariz tapada) que siempre afecta al mismo lado y que no mejora. Otros síntomas pueden incluir:

  • hemorragias nasales
  • toser saliva sanguinolenta o mocos sanguinolentos 
  • goteo pos-nasal (mucosidad que se escurre hacia la garganta)
  • dolor de cabeza
  • dolor debajo de los ojos o por arriba de los ojos en un solo lado 
  • ronquidos (en un niño que antes no roncaba) 
  • liquido blanco amarillento o blanco verdoso (pus) procedente de la nariz o de la garganta 
  • líquido dentro de los oídos

Si no se tratan, estos tumores pueden causar síntomas graves, como los siguientes: 

  • problemas en la vista, que pueden hacer que el niño se golpee con las cosas; no ver bien las cosas por un lado; o tener visión doble, sobre todo cuando se mira hacia un lado 
  • adormecimiento o insensibilidad en la cara 
  • pérdida de movimientos faciales u oculares  
  • problemas para sonreír 
  • pérdida de dientes permanentes 
  • ojos llorosos 
  • uno o ambos ojos saltones 
  • dolor de oído o presión dentro del oído 
  • bultitos a un lado del cuello (ganglios linfáticos agrandados)  
  • problemas para abrir la boca por completo  

Causas de los tumores sinonasales

Los niños pueden tener distintos tipos de tumores sinonasales. En la mayoría de los casos, los médicos no saben cuál es su causa. Hay un tipo de tumor canceroso que está relacionado con un virus muy poco frecuente. 

Entre los tipos de tumores sinonasales, se incluyen los siguientes: 

  • Tumores sinonasales congénitos: los niños que tienen estos tumores nacen con ellos.
  • Tumores sinonasales benignos: también conocidos como neoplasias benignas, son crecimientos que no se consideran cánceres.
  • Tumores sinonasales malignos: estos tumores son cánceres. 
  • Tumores sinonasales inflamatorios: están causados por la respuesta del cuerpo ante una infección o irritación. 

Los tumores sinonasales se pueden formar a cualquier edad. Hay algunos tipos de estos tumores que son más frecuentes en aquellos niños que tienen afecciones de origen genético, como la fibrosis quística, el síndrome de Brooke-Spiegler o el síndrome de Cowden. 

¿Cómo se diagnostican los tumores sinonasales?

Si a un médico le preocupa que la congestión nasal de un niño y otros síntomas no se deban a causas como un resfriado común, puede pedir que le hagan pruebas y remitirlo a un pediatra especializado en la nariz, el oído y la garganta (otorrinolaringólogo). 

El otorrinolaringólogo es posible que le haga varios tipos de pruebas para observarle el interior de la cavidad nasal y los senos, como las siguientes: 

  • pasarle una pequeña cámara por el interior de la nariz (endoscopia nasal)
  • una resonancia magnética (RM)
  • una tomografía computada (TC)

Si el médico le detectara un tumor sinonasal, lo más probable es que operara al niño para extraer una pequeña muestra de tejido tumoral (biopsia).

¿Cómo se tratan los tumores sinonasales?

El mejor tratamiento de un tumor sinonasal depende del tipo de tumor de que se trate, su ubicación y la edad del niño. 

Un tumor sinonasal benigno (no canceroso) puede:

  • responder positivamente a los medicamentos 
  • tener que ser eliminado mediante una operación 
  • encogerse por sí solo, lo que se puede constatar mediante técnicas de diagnóstico por la imagen o endoscopias que se van haciendo a lo largo del tiempo 

Un tumor sinonasal maligno (canceroso) puede requerir los siguientes tipos de tratamientos:

Los tumores sinonasales son atendidos por un equipo de pediatras de distintas especialidades médicas. Se trata de pediatras especializados en: 

  • cirugía de la cabeza y el cuello (oído, nariz y garganta: otorrinolaringología) 
  • enfermedades de la sangre y cánceres (hematología/oncología)
  • cirugía cerebral y del sistema nervioso (neurocirugía) 
  • oncología de radiación
  • cirugía del ojo (oftalmología)
  • cirugía plástica y reconstructiva 
  • cirugía mandibular y facial (maxilofacial)
  • radiología 

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Un niño con un tumor sinonasal canceroso necesitará hacerse revisiones de seguimiento con su equipo médico a menudo. El equipo médico se fijará atentamente en cualquier nuevo crecimiento tumoral. Asegúrese de acompañar a su hijo a todas sus visitas de seguimiento. 

Tener un hijo a quien se le debe tratar un cáncer puede ser muy duro para cualquier familia. Pero usted no está solo. Para encontrar apoyo, hable con alguna persona del equipo médico que lleva a su hijo o con un trabajador social del hospital. Hay muchos recursos disponibles para ayudarlos a atravesar esta difícil etapa. 

Fecha de revisión: octubre de 2019