[Ir al contenido]

Contracciones ventriculares prematuras


¿Qué es una contracción ventricular prematura?

Una contracción ventricular prematura es un latido precoz que ocurre entre dos latidos normales. La mayoría de las contracciones ventriculares prematuras son inofensivas.

¿Cómo ocurren las contracciones ventriculares prematuras?

El nodo sinusal actúa como el marcapasos del corazón. Esta agrupación de células genera impulsos eléctricos que controlan el ritmo cardíaco. Se encuentra dentro de la aurícula derecha, en la parte superior del corazón. Una contracción ventricular prematura ocurre cuando un latido precoz empieza en uno de los ventrículos, las dos cavidades inferiores del corazón.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las contracciones ventriculares prematuras?

Las contracciones ventriculares prematuras se sienten como un aleteo, una palpitación o como si el corazón se saltara un latido. Algunos niños con contracción ventricular prematura se marean y tienen la sensación de que se van a desmayar.

Causas de las contracciones ventriculares prematuras

Los médicos no están seguros de cuál es la causa de las contracciones ventriculares prematuras. Algunas de las cosas que las pueden desencadenar son las siguientes:

  • los medicamentos
  • el alcohol
  • la cafeína
  • la nicotina
  • la ansiedad

¿Cómo se diagnostican las contracciones ventriculares prematuras?

Para diagnosticar una contracción ventricular prematura, los médicos escuhas los latidos del corazón del niño, evalúan su estado de salud y le mandan algunas pruebas. Muchas de estas pruebas estudian las señales eléctricas del corazón mientras late para saber cómo está funcionando.

Las pruebas que se hacen para estudiar las contracciones ventriculares prematuras son indoloras. Entre ellas, figuran las siguientes:

  • Un electrocardiograma (ECG o EKG): viene a ser una fotografía de la actividad eléctrica del corazón.
  • Un ecocardiograma: esta ecografía estudia el tamaño y la estructura interna del corazón.
  • Un Holter: este pequeño dispositivo registra las señales eléctricas del corazón mientras el niño lo lleva puesto durante 24 a 48 horas.
  • Una prueba de esfuerzo: una máquina registra las señales eléctricas del corazón mientras el niño hace ejercicio físico.

¿Cómo se tratan las contracciones ventriculares prematuras?

La mayoría de los niños con contracciones ventriculares prematuras tienen unos corazones sanos y no requieren ningún tipo de atención especial. Si su hijo tiene problemas cardíacos o tiene contracciones ventriculares prematuras con frecuencia, su cardiólogo le puede recetar un medicamento para que este tipo de contracciones ventriculares ocurran con menor frecuencia.

A una cantidad reducida de niños que tienen una enfermedad cardíaca y contracciones ventriculares prematuras, les puede ayudar un procedimiento cardíaco llamado ablación. La ablación destruye o hace que cicatrice en la pequeña área de tejido donde se inicia el latido precoz.

¿Se pueden prevenir las contracciones ventriculares prematuras?

Las contracciones ventriculares prematuras no se pueden prevenir, pero usted y su hijo pueden hacer algunas cosas para que no empeoren:

  • Convierta su casa y su coche en áreas libres de humo, y pida a los demás que no fumen cerca de su hijo. Si en su casa hay alguien que fuma, llame al 1-800-QUIT-NOW en busca de ayuda para abandonar ese hábito.
  • Los adolescentes no deben beber alcohol ni usar drogas ilegales.
  • Algunos niños desarrollan contracciones ventriculares prematuras debido al consumo de cafeína. La cafeína se encuentra en bebidas como el café, el té, la cola y las bebidas energéticas. Si su hijo consume estas bebidas, dígale que se cambie a las bebidas descafeinadas.
  • Pregunte al cardiólogo si su hijo debe evitar algunos medicamentos o plantas medicinales.
Fecha de revisión: noviembre de 2019