[Ir al contenido]

Diálisis peritoneal


¿Qué es la diálisis peritoneal?

La diálisis peritoneal es un tratamiento médico que usa la membrana abdominal (o peritoneo) como un filtro natural que extrae de la sangre los residuos y el agua sobrante. Puede desempeñar la función propia de los riñones cuando estos órganos dejan de poderla desempeñar. 

¿Por qué la gente necesita recibir diálisis peritoneal? 

La principal función que desempeñan los riñones consiste en limpiar la sangre. Eliminan los productos de desecho y el agua sobrante (los residuos que el cuerpo no necesita). Esos residuos salen del cuerpo en forma de pis (orina).

Si los riñones no funcionan bien, los productos de desecho se acumulan rápidamente en el cuerpo y hacen que la persona enferme. Cuando los riñones dejan de eliminar el agua sobrante y otros productos de desecho, la persona tiene una insuficiencia renal. Entonces, la persona necesitará someterse a diálisis para limpiar la sangre porque sus riñones no lo podrán hacer.

Hay dos tipos de diálisis: la diálisis peritoneal y la hemodiálisis

¿Cómo funciona la diálisis peritoneal?

Durante la diálisis peritoneal, una solución limpiadora llamada dialisato entra en el abdomen del paciente. Los productos de desecho y el agua sobrante se mezclan con el dialisato y la membrana abdominal se encarga de limpiar la sangre (extrayendo el agua y otros productos de desecho). 

Antes de iniciar la diálisis peritoneal, los niños necesitan que les coloquen un tubo blando y flexible (o catéter) dentro del abdomen. Los médicos se encargan de colocarle el catéter al niño mientras el niño está dormido bajo anestesia general

El lugar operado para insertar el catéter se cura en un plazo de unas dos semanas y, a partir de entonces, ya se puede iniciar la diálisis peritoneal. Algunos niños se pueden empezar a tratar antes si fuera necesario.

¿Qué ocurre durante la diálisis peritoneal?

La diálisis peritoneal se suele llevar a cabo en la casa del paciente. Un cuidador (o el niño o adolescente) introduce el dialisato dentro del cuerpo a través del catéter. Eso se hace:

  • mediante una máquina que bombea el diasilato hacia el interior del abdomen 
  • colgando la solución por encima del cuerpo y permitiendo que la gravedad ayude a que el dialisato entre en el abdomen 

Mientras la sangre circula por los vasos sanguíneos del abdomen, los productos de desecho y los líquidos sobrantes se mezclan con el diasliato. La membrana abdominal retiene elementos importantes dentro de la sangre, como las células sanguíneas y las proteínas, que son demasiado grandes para pasar a su través. Al cabo de aproximadamente una hora, la máquina de diálisis o la gravedad extrae el dialisato del cuerpo a través del catéter, llevándose consigo los productos de desecho y el agua sobrante. 

El dialisato entra y sale del abdomen de 8 a 12 veces en cada tratamiento. 

¿Cuánto tiempo dura la diálisis peritoneal?

Un tratamiento de diálisis peritoneal dura de 8 a 10 horas. La mayoría de los niños y adolescentes reciben tratamiento mientras duermen por la noche. 

¿Es molesta la diálisis peritoneal?

Se suelen tener molestias durante unos pocos días después del procedimiento de colocación del catéter en el abdomen. Pero, durante los tratamientos de diálisis peritoneal, su hijo no debería tener ninguna molestia ni ningún dolor. 

¿La diálisis peritoneal implica asumir riesgos? 

La diálisis peritoneal se asocia a algunos riesgos, como los siguientes: 

  • Infección. Muy poco frecuentemente, los gérmenes pueden entrar en el cuerpo por el lugar por donde el catéter entra en la piel, causando una infección. 
  • Hernia. Retener una sustancia líquida dentro del abdomen durante varias horas seguidas ejerce presión sobre los músculos del estómago. A veces, estos músculos se debilitan, lo que puede conducir a la formación de hernias. 

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Cuando un niño necesita recibir diálisis, mantenerse sano lo puede ayudar a evitar posibles problemas y a encontrase lo mejor posible. He aquí algunos consejos:

  • Ayude a su hijo a llevar una dieta saludable. Los niños que reciben diálisis peritoneal necesitan ingerir abundantes proteínas, como carne magra, pescado y legumbres. 
  • Ayude a su hijo a tomar los medicamentos si los necesita. Los niños suelen necesitar medicamentos para controlar la tensión arterial, ayudar a fabricar glóbulos rojos y controlar las concentraciones de nutrientes en sangre. Siga las instrucciones que le dé el médico de su hijo y pregúntele antes de darle cualquier medicamento, vitamina o suplemento que no le haya recetado él.
  • Planifique las cosas con tiempo de antelación. Si van a salir de viaje, asegúrese de que dispone de todo lo que necesita su hijo para poder seguir con tu tratamiento cada día. Si su hijo sigue una dieta especial, averigüe con tiempo de antelación si podrá acceder a los alimentos que necesita. En caso negativo, cómprelos antes de salir y llévenselos cuando viajen. La diálisis requiere planificar las cosas, pero no necesariamente significa que el paciente tenga que bajar el ritmo de vida. 
  • Aprenda a aplicar la diálisis peritoneal. Usted y otros miembros de su familia recibirán el entrenamiento necesario para aprender a hacer los intercambios de la diálisis peritoneal en su casa. Aprenderá a hacer el mantenimiento del catéter y a evitar las infecciones y otros posibles problemas. 

¿Qué más debería saber?

Los niños y los adolescentes que reciben diálisis peritoneal pueden seguir yendo a la escuela o trabajando. La diálisis peritoneal se hace por la noche; por eso, los niños pueden seguir con sus horarios habituales. De todos modos, los trabajos y los deportes que implican mucho levantamiento de peso y/o contacto físico no son adecuados para la diálisis. Pero, teniendo en cuenta esta limitación, los niños pueden seguir haciendo muchas cosas con las que disfrutan. 

Los pacientes se deben someter a revisiones y análisis de sangre una vez al mes. 

Algunas personas necesitan someterse a diálisis durante el resto de la vida. En estos casos, los pacientes pueden ir alternando entre la diálisis peritoneal y la hemodiálisis, que se lleva a cabo en una clínica especial llamada "centro de diálisis". 

Fecha de revisión: enero de 2020