[Ir al contenido]

Qué hacer ante la cera de los oídos


¿Por qué los oídos fabrican cera?

La cera se fabrica en el conducto auditivo externo, el área comprendida entre la parte carnosa de la oreja en el exterior de la cabeza y el oído medio. El término médico que se usa para referirse a la cera del oído es cerumen.

La cera cumple algunas funciones importantes:

  • actúa como un revestimiento a prueba de agua del conducto auditivo, protegiéndolo a él y al tímpano de los gérmenes que causan infecciones
  • atrapa la suciedad, el polvo y otras partículas, impidiendo que dañen o irriten el tímpano

La cera se abre paso a través del conducto auditivo externo hacia la abertura de la oreja. Y luego se desprende o sale del oído durante las duchas y los baños. En la mayoría de las personas, el conducto auditivo externo fabrica cera constantemente, de modo que siempre contiene suficiente cantidad de cera.

Ilustración del oído externo, del oído medio y del oído
            interno que muestra el cerumen (también llamado "cera del oído")
            en el canal auditivo que conduce al tímpano, de la manera que se explica en
            el artículo.

¿Es necesario extraer la cera de los oídos?

Generalmente, no es necesario extraer la cera de los oídos porque se cae por sí misma. Introducir cualquier cosa en la oreja de un niño aumenta el riesgo de infección y de lesionar el conducto auditivo externo o el tímpano. Los hisopos o bastoncillos de algodón pueden ser útiles para otros propósitos, pero no se deben usar para extraer cera de los oídos. En la mayoría de los casos, las duchas y los baños regulares bastan para mantener la cera a niveles saludables.

Aunque algunas personas fabrican más cera que otras, por lo general, el oído fabrica la cera que necesita. En contadas ocasiones, los oídos de los niños fabrican demasiada cera. A veces, la cera se acumula y acaba obstruyendo el conducto auditivo externo, sobre todo cuando se empuja hacia dentro con un dedo, un bastoncillo de algodón u otro objeto. Esto se conoce como "impactación del cerumen" en lenguaje médico, o "tapón de cera" en lenguaje coloquial. Si afecta a la audición, causa molestias o dolor, un médico puede extraer el tapón de cera.

Ni los padres ni los niños deben tratar de extraer la cera de los oídos en casa, ni siquiera con remedios que se afirma que son seguros y eficaces. Hacerlo supone correr el riesgo de dañar el conducto auditivo y, posiblemente, la audición del niño.

¿Qué pueden hacer los padres?

Si su hijo se queja de dolor o molestias en el oído, o si usted le ve cera en el oído, está bien pasarle un paño por el exterior de la oreja para retirársela. Pero no use un bastoncillo de algodón, un dedo ni otra cosa para metérsela dentro del oído. Podría lastimarle el conducto auditivo y su delicado tímpano o impactar la cera hacia el interior del oído.

Consulte siempre al médico de su hijo antes de usar cualquier tratamiento para extraer la cera del oído.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico si su hijo tiene:

  • dolor o molestias en el oído (la sensación de tener los oídos tapados)
  • problemas auditivos

En los bebés y los niños pequeños, tocarse las orejas o meterse el dedo en su interior puede ser un signo de un problema auditivo.

A veces, los médicos deben extraer la cera:

  • si causa dolor, picor o molestias
  • si interfiere en la audición
  • para poder ver mejor el tímpano a fin de descartar otros problemas

Por lo general, la extracción de cera se hace en la consulta del médico. Lo más probable es que el niño tenga alguna molestia, pero la extracción de cera no suele ser dolorosa. Si un niño no puede quedarse quieto ni cooperar con el médico, la extracción de cera se hará en un quirófano y al niño le administrarán anestesia general.

Los médicos pueden usar distintos procedimientos para extraer la cera, como los siguientes:

  • sacándola hacia el exterior, tirando de ella, o succionándola con unos instrumentos especiales diseñados para este propósito
  • arrastrándola hacia fuera con agua caliente. A veces, el médico pondrá gotas óticas dentro del conducto auditivo para ablandar y descomponer la cera antes de extraerla. O le puede pedir que le ponga esas gotas a su hijo en casa antes de acudir a la visita para extraerle la cera.

La extracción de la cera solo dura unos pocos minutos. Si hay signos de infección, es posible que el médico le recete a su hijo gotas antibióticas.

¿Qué más debería saber?

La conoterapia ha ganado popularidad como un remedio casero para extraer la cera de los oídos. Pero no se ha demostrado que sea segura ni eficaz, y puede ser peligrosa.

En la conoterapia, se introduce el extremo de una vela cónica dentro del conducto auditivo externo mientras se enciende el otro extremo de la vela. La idea es que el fuego y el cono formen un vacío y extraigan la cera. Pero probar esta técnica en casa implica asumir un alto riesgo de:

  • quemar el conducto auditivo
  • perforar el tímpano, lo que podría perjudicar la audición de forma permanente

Siempre que haya algo que le preocupe sobre los oídos o la audición de su hijo, llame a su médico.

Fecha de revisión: agosto de 2019