[Ir al contenido]

¿Qué es el colágeno?


¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una proteína del cuerpo. Hay distintos tipos de colágeno en muchas partes del cuerpo, incluyendo el pelo, la piel, las uñas, los huesos, los ligamentos, los tendones, el cartílago, los vasos sanguíneos y los intestinos.

¿Qué función desempeña el colágeno?

El colágeno desempeña muchas funciones diferentes en el cuerpo. Por ejemplo:

  • ayuda a reforzar los huesos
  • permite que la piel y los tendones se estiren
  • ayuda a la curación después de sufrir una lesión

¿Cuáles son los distintos tipos de colágeno?

Nuestro cuerpo tiene varios tipos diferentes de colágeno. El más importante es el colágeno tipo I, que se encuentra en los huesos y en los tendones. Pero también tenemos:

  • colágeno tipo II, que se encuentra en el cartílago (el material flexible de la nariz, la orejas y las articulaciones)
  • colágeno tipo III, que se encuentra en la piel, el revestimiento de los vasos sanguíneos y los intestinos

¿Qué problemas pueden ocurrir en el colágeno?

En función del tipo de colágeno que se vea afectado, los problemas pueden incluir:

  • La osteogénesis imperfecta (también conocida como enfermedad de los huesos quebradizos), causada por un problema en el colágeno tipo I
  • El síndrome de Elhers-Danlos (que lleva a piel y articulaciones demasiado elásticas), suele estar provocada por un problema en el colágeno tipo IV

Los síntomas de los problemas en el colágeno varían de forma considerable. Algunas personas solo tienen síntomas muy leves, mientras que otras los tienen moderados o graves.

¿Cómo ocurren los problemas en el colágeno?

La mayoría de los niños con problemas en el colágeno, los tienen porque han heredado un gen de uno de sus padres o de ambos. Pero a veces ocurren en niños sin antecedentes familiares.

¿Qué más debería saber?

El colágeno desempeña muchas funciones importantes en el cuerpo. Un niño que tenga un problema en el colágeno puede necesitar cuidados médicos durante toda la vida.

Para ayudar a su hijo a recibir los mejores cuidados posibles:

  • Infórmese cuanto pueda sobre la afección médica que padece.
  • Si su hijo es lo bastante mayor, háblele sobre su problema de salud. Use palabras sencillas y deje que le haga preguntas. Sea positivo, pero también sincero.
  • Lleve a su hijo a todas sus revisiones médicas.
  • Siga las recomendaciones sobre el tratamiento que le den los profesionales de la salud que llevan a su hijo.
Fecha de revisión: noviembre de 2018