[Ir al contenido]

La comunicación y su hijo de 8 a 12 meses


Durante estos meses, es posible que su bebé diga "mamá" o "papá" por primera vez, y se comunicará utilizando el lenguaje corporal, como señalar y mover la cabeza.

Su bebé prestará incluso más atención que antes a las palabras y los gestos de sus padres e intentará imitarlos por todos los medios. Por lo tanto, ¡tenga cuidado con lo que diga!

¿Cómo se comunican los bebés?

Los bebés de esta edad ponen a prueba sus habilidades verbales mientras se preparan para su gran debut en el habla. Partiendo del balbuceo de secuencias de consonantes, como "babababa," empezarán a emitir sílabas claramente reconocibles, como "ga", "ba" y "da". Al ver el entusiasmo de sus padres al escuchar "papá" o "mamá", los bebés aprenden pronto a conectar estas palabras con su significado.

Incluso antes de hablar, los bebés se comunican a través de gestos: al señalar, sacudir la cabeza para decir "no" y decir adiós con la mano demuestran que son capaces de comunicarse, entender y responder al lenguaje.

También sabrá que su bebé entiende lo que usted le dice cuando le pregunte: "¿Dónde está papá?" y su pequeño mire hacia su padre; o cuando le diga: "Ve a buscar la pelota" y su bebé gatee hacia ella. Su bebé ya debería responder bien a su propio nombre y levantar la vista (y, por lo menos, detenerse) cuando usted le dé un firme "¡No!"

Hacia el final de su primer año de vida, su bebé será capaz de seguir peticiones sencillas procedentes de usted ("Di adiós con la mano"), disfrutará del "cu-cu tras", dirá "mamá" y "papá" y balbuceará con la entonación típica del habla.

¿Qué debería hacer?

Siga hablando con su bebé utilizando nombres, así como juegos de palabras repetitivos, como los "cinco lobitos". Pida a su bebé que señale objetos familiares y pregúntele: "¿Dónde está la taza?". O bien señale una pelota y pregúntele: "¿Qué es?". Haga una pausa antes de darle la respuesta. Pronto, su bebé se dedicará a señalar y a entonar como si le estuviera haciendo una pregunta.

El hecho de ir etiquetando objetos a lo largo del día refuerza el mensaje de que todas las cosas tienen su propio nombre. Desde la leche de la mañana hasta su osito de peluche por la noche, el hecho de ir nombrando objetos familiares ayudará a que su pequeño aprenda cómo se llaman, y almacenará esa información hasta el día en que pueda formar sus propias palabras.

Convierta el aprendizaje en una experiencia que implique todo su cuerpo: Toque un dedo del bebé mientras diga la palabra "dedo". O señale su propia oreja y diga: "la oreja de mamá (o de papá)". Oriente su rostro hacia el del bebé cuando le hable para que pueda ver su expresión facial y los movimientos de sus labios.

Ponga música y cántele al bebé para estimular el aprendizaje del lenguaje. Escuchando palabras, los bebés aprenden a reconocerlas y a repetirlas. Acompañe la música de gestos y varíe el estilo y el tempo de la misma para mantener la atención del bebé. Los bebés también responden a poemas y canciones infantiles, que les enseñan lo divertido que puede ser el lenguaje.

Lea a su bebé libros de ilustraciones grandes y llenas de colorido y anímelo a que vaya pasando las páginas. Dé a su bebé la oportunidad de "leer" y de "contestar" a las preguntas que usted le haga.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Alrededor de los 12 meses, los bebés suelen:

  • responder al "no"
  • seguir órdenes sencillas
  • utilizar gestos sencillos, como señalar o sacudir la cabeza
  • decir mamá y papá

En lo relativo al desarrollo del lenguaje, hay una gran variabilidad dentro de lo que se considera normal. Si hay algo que le preocupa sobre las habilidades lingüísticas o la audición de su bebé, hable con su médico.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: junio de 2019