[Ir al contenido]

Alcohol


Dar el mensaje correcto

"¿Quién quiere un trago?"

"Vamos, un solo trago no te hará nada. Es divertido."

"Es genial. Todos beben."

Incorrecto.

Beber alcohol es peligroso para los niños y los adolescentes, y a veces también lo es para los adultos. El alcohol es una droga y es la droga de la que más abusan los adolescentes. Muchos niños toman su primer trago de muy pequeños, 10 u 11 años, o incluso menos.

Para los niños es fácil recibir un mensaje erróneo sobre el alcohol. Es posible que vean a sus padres beber o que vean comerciales de televisión en los que la bebida se muestra como algo muy divertido. Tal vez veas a personas bebiendo y mirando deportes juntas o en una gran fiesta.

Pero el alcohol suele ser un depresor. Esto significa que es una droga que hace más lento al cerebro o lo deprime. Al igual que muchas drogas, el alcohol modifica la capacidad de una persona para pensar, hablar y ver las cosas como realmente son. Una persona podría perder el equilibrio y tener dificultades para caminar bien. Podría sentirse relajada y feliz, y más tarde comenzar a llorar o involucrarse en una discusión.

¿Qué ocurre cuando las personas beben?

Cuando las personas beben demasiado, es posible que hagan cosas que no querían hacer. Tal vez se hagan daño a sí mismas o a otras personas, en especial si conducen un automóvil. Una persona que bebe demasiado también puede vomitar y podría despertarse al día siguiente sintiéndose muy mal; esto recibe el nombre de "resaca".

Beber demasiado alcohol puede causar un envenenamiento por alcohol, que puede matar a una persona. Con el tiempo, las personas que abusan del alcohol pueden dañar seriamente su cuerpo. El hígado, que elimina las sustancias nocivas de la sangre, se encuentra especialmente en riesgo.

Como el alcohol puede provocar estos problemas, los ciudadanos y los líderes del gobierno de los Estados Unidos decidieron que no se debe permitir que los niños compren o consuman alcohol. Al establecer la edad para beber en 21 años, esperan que las personas mayores puedan tomar buenas decisiones sobre el alcohol. Por ejemplo, no desean que las personas beban alcohol y conduzcan automóviles porque esa es la forma en la que ocurren muchos accidentes.

¿Qué es el alcoholismo?

Lo que puede resultar confuso acerca del alcohol es que algunos adultos parecen ser capaces de disfrutarlo ocasionalmente sin problemas. Sin embargo, otras personas pueden tener problemas con el alcohol. A veces, esto recibe el nombre de "alcoholismo" o "ser alcohólico". Las personas alcohólicas tienen antojo de alcohol. La persona tiene poco control sobre lo que bebe y no puede detenerse sin ayuda. Las personas que comienzan a beber alcohol a una edad temprana tienen más probabilidades de volverse alcohólicas.

El alcoholismo es crónico; es decir que continúa con el paso del tiempo. Además, con frecuencia empeora porque la persona tal vez empiece a tener problemas de salud relacionados con la bebida. Además de causar problemas en el hígado, beber a largo plazo puede dañar el páncreas, el corazón y el cerebro.

Di "No"

Puede ser tentador probar el alcohol. Es normal sentir curiosidad por las cosas nuevas, en especial si todos parecen estar haciéndolo. Pero no todos beben alcohol. Si alguien te dice que eres inmaduro por no beber, no se lo creas. En realidad, eres más maduro porque eres fuerte e inteligente.

Aun así, puede ser difícil si te sientes impopular por tu decisión. Los buenos amigos no dejarán de ser tus amigos simplemente porque no desees beber alcohol. Si sientes este tipo de presión, habla con alguien en quien confíes.

Y si estás preocupado por un amigo que bebe, debes decírselo a tu mamá o tu papá, a un consejero escolar o a otro adulto de confianza. De este modo, alguien puede hablar con tu amigo antes de que el alcohol cause un gran problema. Lamentablemente, algunos niños que beben también abandonan la escuela, se ven envueltos en accidentes de automóvil, se involucran en peleas o cometen delitos.

Pero con ayuda, cualquier persona que tenga un problema con el alcohol puede dejar de beber. Y si aún eres un niño, ayúdate a ti mismo y no comiences a beber.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2016