[Ir al contenido]

Gripe H1N1 (porcina)


¿Qué es la gripe H1N1?

La "gripe porcina" solía acaparar las noticias del año pasado. H1N1 es una nueva cepa del virus de la gripe (una combinación de virus gripales que afecta a cerdos, aves y humanos) que apareció en la primavera de 2009. Posteriormente y durante aquel mismo año, las autoridades sanitarias declararon una "pandemia" de gripe H1N1, lo que significa que el nuevo virus se había extendido por todo el mundo y existía el riesgo de que mucha gente enfermara gravemente.

Al final, la pandemia de la gripe H1N1 resultó ser mucho menos grave que las pandemias gripales previas. La gripe H1N1 sigue existiendo, pero no es un problema de salud que preocupe tanto como antes. Entonces, ¿en qué consiste la gripe N1H1?

¿Cómo se contrae?

El virus de la gripe H1N1 se propaga de la misma manera que otros virus de la gripe: a través del aire cuando una persona infectada estornuda, tose o habla. También es posible contraer el virus al tocar un objeto sobre el que ha estornudado o tosido una persona infectada por el virus.

Al igual que con otros virus de la gripe, las personas que tienen el virus pueden contagiar la enfermedad aproximadamente un día antes del inicio de los síntomas, de modo que pueden transmitirlo incluso antes de enterarse de que están enfermos.

¿Cuáles son signos y los síntomas?

Los síntomas de la gripe porcina son similares a los de otras gripes. Una persona con gripe porcina puede presentar:

  • fiebre
  • tos
  • dolor de garganta
  • secreciones nasales
  • dolores musculares
  • dolor de cabeza
  • cansancio

Algunas personas con gripe porcina también pueden presentar diarrea y/o vómitos.

¿Cómo puedo protegerme?

Los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan tomar las siguientes precauciones contra la gripe porcina:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar un antiséptico para manos, sobre todo antes de comer.
  • Evitar tocarse los ojos y la boca.
  • Evitar estar cerca de personas que estén enfermas y asegurarse de lavarse las manos tras tocar algo que podría haber tocado una persona que parezca enferma.
  • Ponerse la vacuna antigripal.
Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2010