[Ir al contenido]

Consejos de seguridad: la natación


La natación es un deporte divertido y generalmente seguro. Sigue estas recomendaciones para nadar sin lesionarte.

Equipo de natación

Aquí tienes algunos elementos básicos para nadar a tener en cuenta:

  • Gafas de natación. Nadar llevando unas gafas por donde te entra el agua, que las notas incómodas o que se te empeñan puede ser duro para tus ojos. Asegúrate de llevar un par de gafas de natación que sean de tu talla y que te parezcan cómodas siempre que entrenes o que compitas. Algunos nadadores prefieren llevar unas gafas para competir y otras diferentes para entrenar.
  • Traje de baño. Elije un traje de baño basándote en lo que sea más importante para ti. Si te interesa elegir un traje de baño que te ayude a nadar más deprisa, investiga sobre las marcas disponibles y asegúrate de que cumplan con lo que afirman cumplir. Si prefieres utilizar un traje de baño diferente en los entrenamientos, elige algo que esté fabricado con materiales de alta calidad para que te dure.
  • Gorro de baño. La mayoría de los gorros de natación están hechos con látex o silicona. Al igual que con los trajes de baño, elige un gorro que se adapte a tus necesidades. Por lo general, los gorros de látex con más finos y menos caros, y los gorros de silicona suelen ser más gruesos y duran más, pero también son más caros. Si vas a pasar mucho tiempo seguido en una piscina de agua templada, un gorro de silicona te podría mantener la cabeza demasiado caliente.
  • Tapones de oído y pinzas para la nariz. Algunos nadadores prefieren usar tapones de oído y pinzas para la nariz para mantener el agua fuera de los oídos y de la nariz. Los tapones deben haber sido diseñados específicamente para ser usados dentro del agua. (Los tapones que se usan para protegerse de los ruidos no son de cierre hermético, de modo que permiten la entrada de agua.) Las pinzas para la nariz te deben resultar cómodas y han de permanecer en su sitio mientras nadas.

Una natación segura

Para prevenir posibles lesiones durante los entrenamientos y las competiciones, los nadadores deben:

  • Hacerse una revisión médico-deportiva antes de empezar a practicar este deporte.
  • Precalentar y estirar siempre antes de empezar a nadar.
  • Reducir el tiempo de entrenamiento si les duelen los hombros, el cuello o tienen cualquier otro tipo de dolor. Pueden probar a hacer un tipo de brazada diferente o hacer alguna actividad fuera de la piscina para mantenerse en forma. Podrán retomar su estilo de natación y la forma en que hacen la brazada en cuanto les desaparezca el dolor.
  • Ponerse un protector solar con un FP de 30 o superior cuando naden en exteriores y en las competiciones.
  • Comprobar que la piscina es lo bastante profunda antes de hacer un clavado.
  • Conocer el plan de emergencias.

Para ayudar a prevenir las lesiones por sobrecarga (también conocidas como lesiones por estrés repetitivo, los nadadores deben:

  • Aumentar la duración de las sesiones de entrenamiento y las distancias recorridas de forma progresiva.
  • Aprender y usar unas técnicas adecuadas.
  • Practicar otros deportes que refuercen otros músculos, sobre todo, los músculos de la parte inferior del tronco (musculatura profunda de la cavidad abdominal).
Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: abril de 2019