[Ir al contenido]

Consejos de seguridad: el fútbol


El fútbol es un juego emocionante, trepidante y muy divertido. Es fácil de aprender, así como una forma estupenda de hacer ejercicio físico. Pero el fútbol es un deporte de contacto, y pueden ocurrir lesiones. Para mantenerte lo más seguro posible mientras juegas al fútbol, sigue estos consejos.

Un equipo de fútbol seguro

Un equipo de fútbol seguro incluye:

  • Zapatillas o botas de fútbol provistas de tacos para no resbalar. El calzado para jugar al fútbol debe tener tacos moldeados o suelas provistas de surcos de goma o con protuberancias. Han de ser de tu número y las debes llevar bien apretadas cada vez que juegues al fútbol.
  • Espinilleras para prevenir las lesiones en las espinillas. Las espinilleras se deben adaptar bien a la espinilla y acabar justo debajo de la rodilla, ajustándose bien alrededor del hueso del tobillo. Lleva encima los calcetines y las botas de fútbol cuando te compres las espinilleras para asegurarte de que sean de tu talla y te vayan bien.
  • Otros artículos del equipo. Los protectores bucales son una buena forma de protegerse los dientes, los labios, las mejillas y la lengua. Los porteros deben llevar camisetas de manga larga, pantalones largos o cortos provistos de relleno acolchado y unos guantes especiales para portero a fin de protegerse las manos al parar los chutes.

Jugar al fútbol con seguridad

Asegúrate de tu equipo tiene un entrenador que enfatiza el juego seguro y el juego justo, tanto en los partidos como en los entrenamientos. Esto incluye seguir las normas nacionales sobre si está permitido cabecear el balón y, en caso afirmativo, con qué frecuencia se puede cabecear. El hecho de cabecear el balón puede conducir a conmociones cerebrales, así como a lesiones en el cuello.

Para prevenir posibles lesiones mientras juegan al fútbol, los jugadores deberían:

  • Hacerse una revisión médico-deportiva antes de empezar a practicar este deporte.
  • Revisar el campo cada vez para asegurarse de que no haya agujeros ni otros obstáculos, incluyendo basura y cristales rotos. Guardar los balones de recambio y el equipo apartados de los lados del campo antes de empezar a jugar o a entrenar.
  • Revisar ambas porterías para asegurarse de que son seguras. Las porterías deben estar bien ancladas al suelo, y los postes deben estar bien almohadillados. Si el campo está mojado, usa balones sintéticos y no absorbentes. Los balones de cuero pueden absorber mucha agua y volverse muy pesados, aumentando el riesgo de lesiones.
  • Extraerse cualquier piercing o joya antes de jugar o de entrenar.
  • Precalentar y estirar siempre antes de entrenar o de empezar un partido.
  • Aprender y usar unas técnicas adecuadas, sobre todo cuando cabeceen el balón.
  • Dejar de entrenar si se lesionaran o sintieran dolor. En tal caso, los jugadores deberían ser evaluados por un entrenador, monitor, médico o enfermero antes de volver al campo de fútbol.
  • Mantenerse bien hidratados, sobre todo en los días calurosos y soleados, bebiendo abundante cantidad de líquidos antes, durante y después de los partidos y de los entrenamientos.
  • Conocer el plan del equipo en caso de emergencia.
  • Practicar varios tipos de deportes diferentes a largo del año para prevenir posibles lesiones por sobrecarga.

Juego seguro

Durante los partidos, los jugadores deberían:

  • Respetar todas las normas de seguridad mientras jueguen a fútbol.
  • Conocer las reglas del juego y respetarlas.
  • Ser respetuosos con los árbitros y no discutir cuando los sancionen.
  • Mantener la calma si un jugador del equipo contrario choca con ellos o hace algo con lo que ellos no estén de acuerdo. No tomarse las cosas de una forma personal. Dejar que sean los árbitros quienes resuelvan la situación, y no empezar nunca una discusión o pelea con otro jugador.
Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: marzo de 2019