[Ir al contenido]

Consejos de seguridad: golf


El golf es un desafío estupendo, tanto desde el punto de vista físico como desde el mental, y también es una actividad social genial.

El golf es un deporte seguro pero las lesiones pueden ocurrir. Los siguientes consejos pueden ayudar a los golfistas a mantenerse seguros en el campo.

Un equipo de golf seguro

Para ayudar a prevenir posibles lesiones, los golfistas pueden:

  • Usar un guante de golf (o dos) para impedir que se les resbale el palo de golf o les provoque ampollas.
  • Llevar un calzado especial para el golf a fin de prevenir los resbalones. Adquiere un par de zapatos provistos de clavos de plástico, puesto que la mayoría de los campos no admiten clavos de metal.

Antes de empezar a jugar

Antes de empezar a jugar al golf, es importante:

  • Hacerse una revisión médico-deportiva antes de empezar a practicar este deporte.
  • Comprobar el tiempo que hace. No quedar nunca a jugar cuando se anuncien tormentas. Los rayos son muy peligrosos en un campo de golf.
  • Precalentar y estirar siempre antes de jugar.
  • Hacer varios swings de práctica. Empezar a practicar el swing con palos cortos. Luego, ir avanzando hacia palos más largos.
  • Usar un protector solar con FP de 30 o superior y llevar siempre una gorra.

En el campo

Para mantenerse seguros mientras juegan, los golfistas necesitan:

  • Asegurase de que todo el mundo se encuentra a una distancia segura antes hacer el swing. Esto abarca a la gente que está cerca y que podría recibir un golpe del palo de golf y la gente que está lejos y podría ser golpeada por la bola de golf.
  • Mantenerse alejados de otros golfistas que están a punto de golpear la bola.
  • Mantenerse alejados del trayecto de la bola de golf.
  • Gritar "¡Atención!" si golpean la bola hacia otros golfistas. Así estarán avisados para que se alejen de la trayectoria de la bola.
  • Cubrirse poniéndose detrás de un árbol o de un carrito de golf si alguien gritara "¡Atención!". De no ser posible, los jugadores deberían cubrirse la cabeza y la cara con los brazos.
  • Beber abundante cantidad de agua durante y después de jugar.
  • Tomarse un tiempo para descansar entre vueltas de golf para evitar las lesiones por sobrecarga.
  • Seguir todas las precauciones relacionadas con los rayos que figuran a continuación.

Seguridad ante los rayos

Los golfistas llevan palos metálicos y se suelen desplazar en espacios abiertos o cerca de árboles. Por lo tanto, el riesgo de que les caigan rayos es mayor del normal.

Si estalla una tormenta o suena una alarma sobre la presencia o la inminencia de rayos:

  • Lo golfistas deben dejar de jugar de inmediato y dirigirse a un recinto cubierto, otro lugar a prueba de rayos o el lavabo.

Si los jugadores no se pueden dirigir a esos recintos cubiertos, deberán:

  • Tirar los palos y alejarse de ellos.
  • Alejarse del carrito de golf.
  • Alejarse de los árboles y del agua.
  • Buscar un lugar bajo donde se pueden refugiar, y mantener una distancia segura con respecto a los demás miembros del grupo. Esto los convierte en destinos de menor tamaño para los rayos.

Seguridad en el carrito de golf

Para usar el carrito de golf con seguridad, los jugadores deben:

  • Disponer de permiso para conducirlos.
  • Mantenerse circulando a lo largo de las vías diseñadas para los carritos de golf lo máximo posible y no tratar nunca de salirse de esas vías y circular por terreno abrupto.
  • No girar el volante al subir ni al bajar colinas, y reducir la marcha al descender y al girar.
  • Estar pendiente de los demás carritos en las intersecciones, y no permitir nunca que nadie saque los pies, las piernas, los brazos o las manos haca fuera mientras el carrito se está moviendo.
Revisado por: Amy W. Anzilotti, MD
Fecha de revisión: marzo de 2019