[Ir al contenido]

Radioterapia


¿Qué es la radioterapia?

La radioterapia es una forma de tratar el cáncer. Funciona impidiendo que las células cancerosas crezcan y destruyéndolas.

La radiación de alta energía que se usa procede de:

  • raros X
  • rayos gamma
  • partículas diminutas de movimiento rápido (llamadas terapia de partículas o terapia con haz de protones)

La radioterapia también se conoce como "terapia de radiación" o "tratamiento por rayos X".

¿Cómo funciona la radioterapia?

La radioterapia puede ser:

  1. externa, dada desde el exterior del cuerpo
  2. interna, hecha desde dentro del cuerpo

La radioterapia externa utiliza una máquina muy grande y un equipo especial para dirigir con mucho cuidado la cantidad adecuada de radiación hacia el tumor canceroso.

En la radioterapia interna, los médicos inyectan o implantan material radiactivo directamente en el tumor o las células cancerosas. En algunos casos, el paciente se traga el material radioactivo.

Algunas personas reciben ambos tipos de radioterapia.

Aparte de matar las células cancerosas y de encoger los tumores, la radioterapia también puede dañar las células normales. Las células normales tienen más probabilidades de recuperase de los efectos de la radioterapia. El equipo de radioterapia revisará atentamente la dosis de radiación que reciba el paciente para proteger el tejido sano.

¿Qué ocurre durante la radioterapia externa?

Los adolescentes que reciben radioterapia externa suelen ir al hospital o al centro donde reciban el tratamiento 4 o 5 días a la semana durante varias semanas seguidas. Recibirán dosis diarias reducidas de radiación, lo que ayudará a proteger a las células normales de posibles daños. Los descansos de los fines de semana ayudan a que estas células se recuperen de la radiación recibida.

Si vas a recibir radioterapia externa, antes del tratamiento, el radio-terapeuta te marcará con tinta un área de la piel. Ese "tatuaje" ayudará a identificar el área a radiar.

La mayor parte del tiempo que pases sobre la mesa de radioterapia servirá para colocarte en la postura correcta. El tratamiento en sí mimo solo dura unos minutos. Cuando estés bien colocado:

  • El radio-terapeuta saldrá de la habitación
  • La máquina emitirá la cantidad de radiación que sea necesaria para matar las células cancerosas.

No permitirán a tus padres estar contigo en la sala de radioterapia, pero te podrán esperar en una sala cercana durante el tratamiento.

¿Qué ocurre durante la radioterapia interna?

La mayoría de las personas que reciben radioterapia interna permanecen ingresadas en el hospital durante varios días. El material radioactivo se puede:

  • colocar dentro del tumor
  • tragar
    o bien
  • inyectar en el torrente sanguíneo.

Los médicos pueden tener que hacer una operación menor usando anestesia para colocar el material radiactivo (por ejemplo, cuando se debe tratar el útero, el esófago o las vías respiratorias).

La radioterapia interna también se conoce como "braquiterapia", "terapia intersticial" o "terapia de implante".

¿Puedo estar con otras personas después de recibir radioterapia?

Es posible que te preguntes si puedes tocar, abrazar o estar con otras personas después del tratamiento.

  • Los adolescentes que reciben radioterapia externa no tienen ningún tipo de restricción sobre el contacto con sus familiares u otras personas.
  • Los adolescentes que reciben radioterapia interna tienen algunas restricciones. Los implantes de radioterapia pueden emitir rayos de alta intensidad hacia el exterior del cuerpo del paciente. Para proteger a los demás de exponerse a esas radiaciones, el paciente deberá estar en una habitación individual. Los miembros del equipo médico podrán entrar en tu habitación solo durante breves períodos de tiempo y trabajarán deprisa para reducir el tiempo de exposición a dichas radiaciones. Las visitas serán breves, y lo más probable es que no puedan entrar en tu habitación los niños pequeños, las mujeres embarazadas y otras personas.

¿La radioterapia tiene efectos secundarios?

La radioterapia puede dañar algunas células sanas. Estas lesiones en células normales o sanas son las que desencadenan los llamados efectos secundarios, como los problemas en la piel, el cansancio y la anemia. El tipo de efectos secundarios de la radioterapia depende de la dosis de radiación utilizada, el área tratada y si la radioterapia es interna o externa.

Muchos pacientes no presentan ningún efecto secundario. Cuando se presentan este tipo de efectos:

  • La mayoría de ellos desaparecerán cuando concluyan la radioterapia.
  • No suelen ser graves
  • El tratamiento puede ayudar a controlarlos.

¿Qué más debería saber?

Antes de iniciar el tratamiento, te puede ayudar dar una vuelta por el área de radiología del hospital o clínica donde te vayan a tratar para que te puedas familiarizar con los técnicos de radioterapia y el equipo de radiación.

Pero no tienes por qué afrontarlo tú solo. Los médicos, enfermeros, trabajadores sociales y otros miembros del equipo que trata tu cáncer están ahí para ayudarte, tanto antes, como durante y después del tratamiento.

También puedes encontrar información y apoyo por internet en:

  • El National Cancer Institute (Instituto Nacional del Cáncer)
  • CureSearch
  • La American Society for Radiation Oncology (Sociedad Americana de Oncología de Radiación).
Revisado por: Eric S. Sandler, MD
Fecha de revisión: enero de 2019