[Ir al contenido]

Seguridad en la bicicleta


Montar en bicicleta es una forma genial de hacer ejercicio y de divertirse al aire libre. Pero antes de empezar a pedalear, asegúrate de que estás al día sobre cómo mantenerte seguro en la bicicleta.

Escoge la bici adecuada

Una de las cosas más importantes a la hora de escoger una bicicleta es asegurarte de que sea de tu talla. Aquí tienes algunos aspectos en los que te debes fijar para saberlo:

  • Cuando estés sentado en la bicicleta, deberías poder estirar por completo las piernas, de tal modo que lleguen a los pedales cuando estos se encuentren en la posición más baja posible.
  • Cuando te pongas de pie con una pierna a cada lado de la barra superior de la bicicleta, de modo que ambos pies se apoyen planos en el suelo, debería haber un espacio de 1 a 2 pulgadas (de 2,5 a 5 cm.) entre tu entrepierna y la barra superior de la bicicleta, y de 3 a 4 pulgadas (de 7,5 a 10 cm.) si se tratara de una bicicleta de montaña. Los chicos, sobre todo, agradecerán mucho ese espacio si en algún momento necesitan saltar de forma inesperada el asiento de la bicicleta.
  • Si todavía estás creciendo, asegúrate de que el sillín de la bici y el manillar se pueden ir subiendo para que se vayan adaptando a tu nueva estatura.

Usa la cabeza: lleva casco

Llevar casco de ciclista cuando se monta en bici no solo es de personas inteligentes. En muchos estados es una obligación dictada por la ley.

Muchos accidentes de bicicleta traen consigo lesiones en la cabeza; por lo tanto, una caída o un choque puede implicar una lesión cerebral o hasta la muerte en aquellas personas que no lleven puesto un casco de ciclista mientras montan en bici. En EE.UU., mucha gente sufre lesiones graves en accidentes relacionados con la bicicleta cada año, y la mayoría de estas lesiones se podrían haber evitado si los afectados hubieran llevado puesto un casco de ciclista. Para protegerte de posibles lesiones cerebrales, asegúrate de que llevas puesto el casco correctamente cada vez de que montes en bicicleta.

He aquí algunas cosas a tener en cuenta cuando te compres un casco de ciclista:

  • Elije colores llamativos o fluorescentes que sean claramente visibles para los conductores y para otros ciclistas.
  • Busca un casco bien ventilado.
  • Asegúrate de que el casco cumple los criterios de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU. (CPSC, por sus siglas en inglés) o que lleva un adhesivo de la fundación Snell en su interior. Ambos indican que el casco cumple los requisitos de seguridad establecidos por grupos de confianza especializados en seguridad.
  • Asegúrate de que el casco es de tu talla y de que te queda suficientemente ajustado. En los establecimientos comerciales de bicicletas te pueden ayudar a elegir un casco adecuado para ti.
  • Cuando te pongas el casco, asegúrate de abrocharte la correa de sujeción. Asegúrate también de que no llevas puesta una gorra debajo del casco.
  • Asegúrate de sustituir cualquier casco fabricado antes del año 1999.
  • Si tienes una caída fuerte y tu casco golpea una superficie dura, cómprate un casco nuevo. Después de un golpe fuerte, los cascos pierden su capacidad amortiguadora.

¿Qué ropa es seguro llevar mientras monto en bicicleta?

La ropa que lleves cuando montes en bicicleta también es muy importante para la seguridad:

  • La ropa fluorescente o de colores llamativos ayuda a que seas claramente visible cuando circules por la carretera, la ropa de estos colorees es incluso más visible que la ropa blanca. (Evita la ropa oscura, sobre todo cuando esté oscureciendo y durante el crepúsculo.)
  • Lleva puesto algo que ayude a reflejar la luz, como cinta adhesiva reflectante.
  • La ropa ligera, sobre todo en los meses de verano, ayudará a evitar que te acalores demasiado.
  • Los pantalones no deben ser de perneras anchas o acampanadas. Este tipo de perneras se te podrían enganchar en la cadena de la bicicleta mientras circules.
  • Si llevas mochila mientras montas en bicicleta, asegúrate de que llevas las correas de la mochila bien atadas, para que no se te puedan enganchar en los radios de las ruedas. Lleva una mochila lo más ligera posible.
  • Escoge un calzado que se adhiera bien a los pedales de la bicicleta. Las zapatillas deportivas con clavos, los tacones y las chanclas pueden crear problemas cuando se monta en bicicleta. ¡Y nunca montes en bicicleta descalzo!

Normas de circulación para montar en bicicleta

He aquí algunos consejos de seguridad de conocimiento obligado para circular en bicicleta:

  • Detente en todas las señales de “STOP” y obedece las indicaciones de los semáforos (parar ante la luz roja), como hacen los coches. Cede el paso a los peatones, detente ante las luces rojas, y ten una precaución especial en los cruces.
  • Circula siempre por el lado derecho de la calzada, en la misma dirección que los coches. No circules nunca en dirección contraria.
  • Usa el carril bici o sigue rutas pensadas específicamente para bicicletas siempre que puedas, ¡pero no circules por la acera!
  • Evita circular en bicicleta al anochecer o cuando sea oscuro.
  • Al salir de un garaje, entrada para automóviles o callejón, o al bajar de un bordillo o acera, detente siempre y presta atención al tráfico en ambas direcciones.
  • Está muy atento al tráfico, por si algún vehículo girara o se incorporara al tráfico desde un garaje u otra vía.
  • No circules demasiado cerca de los coches aparcados, sus puertas se podrían abrir repentinamente.
  • En los cruces con mucho tráfico, cruza siempre a pie arrastrando la bicicleta por el cruce de peatones y respetando los semáforos.
  • Cuando salgas en bicicleta en grupo, circula por la carretera siempre en fila india.
  • Cuando vayas a adelantar a otro ciclista o a un peatón, hazlo siempre por la izquierda y avisa diciendo: "¡Por la izquierda!" para que sepa que lo vas a adelantar.
  • No compartas nunca el sillín con un amigo ni permitas que se siente en el manillar; solo se puede montar en bicicleta de uno en uno. Cuando se conduce una bicicleta con un pasajero es fácil perder el equilibrio, hacer giros bruscos y dar tumbos repentinamente en medio del tráfico.
  • No lleves nunca auriculares mientras montes en bicicleta; es muy importante poder oír constantemente los ruidos de alrededor mientras circules.
  • No te pongas nunca de pie mientras se conduces una bici.
  • No te agarres nunca a un vehículo en marcha.

¡Marca tus giros!

Es importante saber hacer señales con las manos para girar o para cambiar de dirección. No cambies nunca de dirección sin antes mirara hacia atrás por el retrovisor, y usa siempre las señales correctas.

Usa la mano izquierda en todas las señales que hagas:

  • Girar a la izquierda: después de mirar hacia atrás, extiende el brazo izquierdo hacia fuera y avanza lentamente.
  • Parar: después de mirar hacia atrás, dobla brazo izquierdo por el codo apuntando con la mano hacia el suelo, reduce la marcha y detente.
  • Girar a la derecha: después de mirar hacia atrás, dobla brazo izquierdo por el codo apuntando con la mano hacia el cielo y avanza lentamente. (O bien, usa el brazo derecho y extiéndelo hacia fuera.)

Si es posible, guarda la bicicleta en un interior, sobre todo, cuando llueva. Así ayudarás a que no se le oxide la cadena. También deberás revisar a menudo la presión del aire de las ruedas (la presión correcta está escrita en el lateral del neumático), los frenos y la cadena (tensarla y/o ponerle aceite).

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: febrero de 2019