[Ir al contenido]

Pectus excavatum: campana de vacío


¿Qué es el pectus excavatum?

El pectus excavatum es una afección donde el esternón (el hueso de donde salen las costillas) se hunde hacia dentro. Esto ocurre porque las costillas y el esternón crecen anormalmente hacia el interior del cuerpo del paciente.

Los profesionales de la salud sugieren a veces que los niños usen una campana de vacío para ayudar a corregir el pectus excavatum sin tener de acudir a la cirugía (operar al niño).

¿Qué es una campana de vacío?

Una campana de vacío es un dipositivo de goma en forma de campana o de copa que está conectado a una bomba. Usted coloca el dispositivo en forma de campana sobre la parte delantera del pecho de su hijo y usa la bomba para succionar aire hacia el exterior del dispositivo. Esto crea una succión, o vacío, que tira o arrastra el pecho hacia delante. Con el paso del tiempo, la pared torácica y el esternón permanecen orientados hacia delante por sí solos y mantienen la nueva forma que han adquirido.

Illustration: Vacuum Bell Device

El profesional de la salud que lleva a su hijo revisará con usted las instrucciones sobre cómo usar la campana de vacío en casa.

¿Cómo usar la campana de vacío en casa?

Para usar la campana de vacío:

  • Coloque la campana sobre el pecho de su hijo. El centro de la campana debería estar justo encima de la parte más honda del pectus excavatum del niño.
  • Presione la campana sobre el pecho de su hijo para que quede bien sellada.
  • Utilice la bomba portátil para extraer el aire de la campana. Si el profesional de la salud que lleva a su hijo le indica que debe bombear hasta que haya una presión determinada, siga sus instrucciones. En caso contrario, bombee hasta que usted vea que se adelanta la pared torácica de su hijo.
  • Retire la bomba portátil y cierre bien el extremo del tubo, para que su hijo se pueda mover sin que se le escape de la campana.
  • Deje la campana colocada en el pecho de su hijo durante la cantidad de tiempo recomendada por el profesional de la salud que lo lleva.
  • Extraiga la campana del pecho de su hijo cuando haya transcurrido ese tiempo.

Si su hijo no ha cumplido los 10 años, debería ayudarle a usar la campana de vacío o bien colocársela usted. La mayoría de los niños mayores pueden utilizar la campana de vacío por sí solos.

¿Durante cuánto tiempo tienen que llevar puesta la campana de vacío los niños?

Al principio, la campana de vacío se debe llevar puesta unos 30 minutos seguidos, dos veces al día. Durante las siguientes 4 a 6 semanas, se podrá ir aumentando lentamente esa cantidad de tiempo, hasta un máximo de unas 2 horas dos veces al día (o como se lo indique el médico de su hijo).

La mayoría de los niños necesitan usar una campana de vacío durante un año o más.

Siga las recomendaciones del médico sobre con qué frecuencia y durante cuánto tiempo seguido debe llevar su hijo puesta la campana de vacío. Así, su hijo podrá obtener los mejores resultados.

¿El uso de la campana de vacío se asocia a algún problema?

Generalmente, la campana de vacío no causa problemas, salvo un ligero enrojecimiento o formación de moretones donde se fija en el pecho del niño. Estos suelen desaparecer por sí solos al cabo de pocas horas. Si se lo recomienda el profesional de la salud que lleva a su hijo, reduzca la intensidad de la succión para reducir las probabilidades de que se le enrojezca el pecho o le salgan moretones.

Con menor frecuencia, algunas personas tienen dolor en la espalda o una sensación de quemazón o de hormigueo en los brazos mientras llevan puesta la campana. De ocurrir esto, extraiga la campana y pruébela de nuevo utilizando una presión más baja al cabo de pocas horas. Llame al médico de su hijo si prosiguen los síntomas después de haber reducido la presión.

¿La campana de vacío es dolorosa?

Puede costar un tiempo acostumbrarse a usar una campana de vacío. Algunos niños pueden notar un poco de incomodidad al empezar a usar este dispositivo, pero la mayoría de ellos se acostumbra bastante deprisa.

¿Y si mi hijo no se la quiere poner?

La mayoría de los niños no tienen problemas paras usar una campana de vacío. Pero, si su hijo se rebela, trate de ser comprensivo con él. Colabore con su hijo para hallar soluciones y propóngale incentivos que favorezcan el uso de la campana. Se puede usar la campana de vacío debajo de una camiseta o mientras se está durmiendo.

El equipo médico que atiende a su hijo es un buen recurso, tanto para usted como para su hijo. Está ahí para responder a cualquier duda o pregunta que puedan tener y para ayudarles, a usted y a su hijo, a obtener los mejores resultados de la campana de vacío.

Revisado por: Andre Hebra, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2018