[Ir al contenido]

Cortarle las uñas a su bebé


Cortarle las uñas a su bebé puede ser atemorizante, especialmente al principio. Pero mantener las uñas de su bebé cortas es importante para su seguridad. Como no tienen control muscular, los bebés pueden rasguñarse fácilmente y cortarse la delicada piel mientras mueven las manos y los pies.

También es importante que los bebés tengan las uñas cortas cuando comienzan a interactuar y jugar con otros bebés que podrían resultar rasguñados, en especial en una guardería.

A algunos padres les resulta más sencillo cortarle las uñas a su bebé con otra persona: una persona sujeta al bebé para evitar que se mueva y la otra le corta las uñas.

Primero, busque una buena posición que le permita acceder fácilmente a las manos de su bebé. Esto implica colocar al bebé en sus faldas, sentarse con él en una mecedora o incluso esperar a que esté dormido. Asegúrese de estar en un lugar con buena iluminación para ver bien lo que está haciendo.

Después:

  • Sujete firmemente la palma y el dedo del bebé con una mano y corte la uña con la otra.
  • Debe cortarle las uñas con una tijera para uñas de bebés, que tienen puntas redondeadas para mayor seguridad, o con un alicate para bebés. Muchos kits para el cuidado de las uñas de los bebés vienen con limas, pero si le corta las uñas lo suficientemente cortas y se asegura de mantener los bordes redondeados en lugar de dentados, tal vez no las necesite.

    Sin embargo, si no se anima a usar una tijera o un alicate y su bebé se quedará quieto durante el tiempo suficiente, puede usar la lima para acortar las uñas del bebé sin el riesgo de ningún corte.
  • Si accidentalmente le provoca un corte que sangra (algo común con los bebés inquietos y movedizos), no se preocupe. Use una gasa estéril para aplicar presión suavemente y detener el sangrado. Pero no coloque un apósito sobre un pequeño corte; a los bebés les encanta llevarse los dedos a la boca y pueden quitarse el apósito y atragantarse.

Como las uñas de los bebés suelen crecer rápidamente, tal vez sea necesario cortarlas una o dos veces por semana. Algunos recién nacidos necesitan que les corten las uñas incluso con más frecuencia durante las primeras semanas de vida.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: mayo de 2017