[Ir al contenido]

Toxoplasmosis


¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una infección provocada por un parásito diminuto (Toxoplasma gondii). Este parásito de una sola célula abunda en los gatos, pero los seres humanos y otros animales también se pueden infectar con él.

¿Quién puede contraer una toxoplasmosis?

Cualquier persona puede contraer una toxoplasmosis. Los expertos creen que millones de estadounidenses están infectados por T. gondii. Pero la mayoría de ellos no presentan síntomas porque sus sistemas inmunitarios están sanos e impiden que los parásitos dañen sus órganos.

La toxoplasmosis es más grave en:

  • Las mujeres embarazadas, que pueden trasmitir la infección a sus bebés. Los bebés que se infectan antes de nacer, nacen con una afección llamada "toxoplasmosis congénita"
  • Las personas con el sistema inmunitario debilitado. Esto incluye a gente con el VIH/SIDA o con cáncer. También incluye a personas que toman medicamentos que debilitan el sistema inmunitario, como los esteroides o los medicamentos que se toman después de someterse a un trasplante de órganos.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la toxoplasmosis?

Cuando una persona tiene una toxoplasmosis, el parásito permanece en su cuerpo durante toda la vida. Pero su presencia en el cuerpo de una persona no suele provocar ningún problema. En la mayoría de los casos, la gente ni siquiera sabe que está infectada porque no presenta ningún síntoma.

Cuando los niños presentan síntomas, estos varían en función de la edad del niño y de la respuesta de su sistema inmunitario a la infección.

En los niños que, de no ser por la toxoplasmosis, estarían sanos, la toxoplasmosis puede parecer una gripe o una mononucleosis. Los síntomas pueden incluir:

Los bebés con toxoplasmosis congénita no suelen presentar síntomas en el momento del nacimiento. Pero los problemas pueden aparecer varios meses después. Y pueden ir de leves a graves:

  • problemas en la visión e incluso una ceguera debida a lesiones en la retina (la capa sensible a la luz que está en el o fondo del ojo)
  • daño cerebral que conduce a retrasos del desarrollo, convulsiones, pérdidas auditivas, flacidez muscular, o a tener una cabeza demasiado grande o demasiado pequeña
  • fiebre
  • ganglios linfáticos inflamados
  • ictericia (tonalidad amarillenta en la piel y el blanco de los ojos)
  • erupción en la piel
  • problemas en las células sanguíneas, como anemia o trombocitopenia
  • hígado o bazo grandes

Los casos más graves de toxoplasmosis congénita ocurren cuando la madre se infecta de esta enfermedad a principios del embarazo. Esto puede conducir a abortos espontáneos o a que el bebé nazca pronto (sea prematuro) o sea muy pequeño.

Los niños con el sistema inmunitario debilitado pueden presentar todos los síntomas antes mencionados, así como problemas en los pulmones y el corazón. Muchos de estos niños también nacen con una inflamación cerebral (encefalitis).

¿Cómo se propaga la toxoplasmosis?La gente puede contraer la toxoplasmosis:

  • al ingerir carne cruda o poco cocinada de animales infectados (sobre todo de cordero, cerdo o venado)
  • al tocar o entrar en contacto con heces (o cacas) o tierra que contengan huevos de T. gondii.
  • al nacer con la enfermedad (una mujer que contraiga una infección por toxoplasmosis cuando esté embarazada puede trasmitir el parásito al feto a través del torrente sanguíneo)
  • muy raramente, al recibir una transfusión de sangre o un órgano trasplantado que están contaminados por ese parásito

¿Cómo se diagnostica la toxoplasmosis?

Para saber si una persona tiene toxoplasmosis, los médicos le preguntarán sobre si se ha expuesto a gatos en su casa o a agua o alimentos contaminados. También le pueden hacer pruebas para saber si tiene:

  • el parásito T. Gondii (o su ADN) en la sangre o los tejidos corporales.
  • anticuerpos contra T. Gondii en la sangre
  • cambios en el cerebro, los ojos y otros órganos. También pueden ayudar las pruebas de diagnóstico por la imagen, como ecografías, tomografías computadas (TC) o resonancias magnéticas (RM).

¿Cómo se trata la toxoplasmosis?

El tratamiento de la toxoplasmosis varía en función de la edad del niño y de su salud general. Los niños que están sanos pero contraen una toxoplasmosis no suelen necesitar medicarse, porque la toxoplasmosis remite por sí misma al cabo de pocas semanas o meses. Los bebés que nazcan con una toxoplasmosis congénita o que tengan el sistema inmunitario debilitado tendrán que tomar medicamentos antiparasitarios.

¿Se puede prevenir la toxoplasmosis?

Para ayudar a prevenir la toxoplasmosis en su familia, siga los siguientes consejos.

  • Cocine la carne a fondo para matar los gérmenes que pueda contener. Cocine la carne a una temperatura mínima de 145 ºF (63 ºC). No debería contener partes rosadas, y los jugos que desprende no deberían ser sanguinolentos. Cocine la carne picada a un mínimo de 160 ºF (72 ºC), y la carne de aves de corral a por lo menos 165 ºF (74 ºC).
  • Lávense las manos con agua y jabón después de manipular carne cruda, verduras u hortalizas no lavadas o de hacer jardinería en el exterior.
  • Lave todas las frutas, verduras y hortalizas antes de servirlas. Es posible que también le convenga pelarlas.
  • Lave bien todos los utensilios y todas las superficies de la cocina utilizando agua caliente y jabón después de cada uso.
  • No beban agua no tratada ni leche no pasterizada.
  • Enseñe a su hijo la importancia de lavarse bien las manos y con frecuencia para prevenir las infecciones.
  • Cierre los areneros que tenga en el exterior, sobre todo por las noches, para impedir que los usen los gatos que merodeen por fuera de su casa.

Si tiene un gato:

  • Retire sus heces del cajón de los excrementos cada día. Los huevos de T Gondii no son infecciosos hasta que haya pasado por lo menos un día después de que el gato defeque. Si usted está embarazada, haga que otra persona cambie el cajón de los excrementos del gato cada día.
  • Intenten que el gato esté siempre dentro de casa para que no pueda contraer la toxoplasmosis al entrar en contacto con la tierra o con pequeños animales infectados que cace e ingiera.
  • No alimente al gato de la familia con carne cruda.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico si su hijo tiene síntomas de toxoplasmosis, sobre todo si su hijo:

  • está recibiendo tratamiento contra el SIDA o contra el cáncer
  • tiene una afección o toma un medicamento que debilita su sistema inmunitario

Si usted está embarazada o está intentando quedarse embarazada, llame al médico de inmediato incluso si solo tiene un ganglio linfático inflamado, sobre todo si se ha relacionado con gatos o ha comido carne cruda o poco hecha.

Fecha de revisión: noviembre de 2019