[Ir al contenido]

Gripe porcina: lo que necesita saber


La Organizacion Mundial de la Salud ha declarado que nos encontarmos en una pandemia global de influenza porcina, lo que significa que la enfermedad se ha diseminado por lo menos a dos regiones del mundo. La influenza porcina aparecio primero en Mexico y luego se reportaron casos en los Estados Unidos, Canada, Australia, Japon y Chile.

A pesar de que la influenza porcina alcanzo proporciones pandemicas no hay evidencia en paises como los Estados Unidos u otros fuera de Mexico de que la enfermedad sea peor-o mas peligrosa que la influenza comun estacional.

A pesar de que en EE.UU. se ha declarado el "estado de emergencia por la gripe", esto no refleja la verdadera situación actual. Las autoridades sanitarias han dado este paso para que los equipos médicos puedan prepararse para lo que podría ocurrir. Planificando las cosas con antelación, esperan limitar la propagación y el impacto de la enfermedad.

Aunque es sensato adoptar precauciones, como lavarse las manos frecuentemente, no es necesario preocuparse por ahora. Para ver las cosas en su justa dimensión, aquí tiene algunos datos importantes sobre la gripe porcina.

Sobre la gripe porcina

La gripe porcina es una enfermedad respiratoria contagiosa de origen vírico que afecta a los cerdos durante todo el año. El virus que ahora está acaparando los titulares de los periódicos es una nueva cepa del virus de la gripe porcina conocida como virus de la influenza tipo A H1N1. Aunque los científicos todavía la están analizando, saben que esta cepa contiene una combinación de varios virus de la gripe que afectan a los cerdos, las aves y los humanos. Debido al componente humano del virus, la enfermedad se contagia más fácilmente entre seres humanos.

Puesto que se trata de una cepa nueva del virus de la gripe, las personas que se vacunaron contra la gripe el pasado invierno probablemente no estarán protegidas contra la gripe porcina. De todos modos, este virus parece responder bien al tratamiento con algunos de los medicamentos que se utilizan para tratar la gripe estacional común.

Cómo se contagia

La gripe porcina se contagia del mismo modo que cualquier otra gripe: a través del aire cuando una persona que tiene el virus estornuda, tose o habla. También se puede contraer después de tocar un objeto sobre el que ha estornudado o tosido una persona infectada. Como ocurre con otros virus de la gripe, las personas que contraen la enfermedad pueden ser contagiosas aproximadamente un día antes de presentar síntomas, de modo que la pueden contagiar incluso antes de saber que están enfermas.

No se puede contraer la gripe porcina por comer carne de cerdo o productos derivados del cerdo. Comer cerdo adecuadamente cocinado es seguro.

¿Quién corre mayor riesgo?

Como ocurre con otros tipos de gripe, los niños con afecciones médicas crónicas (como la diabetes, las cardiopatías, el asma u otros problemas pulmonares) pueden tener más problemas para afrontar la enfermedad. Pueden ponerse más enfermos y necesitar más atención médicas; en algunos casos, puede ser necesario hospitalizarlos.

Las mujeres embarazadas que contraigan la gripe también tendrán más probabilidades de ponerse más enfermas. El hecho de tener la gripe puede aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo y el parto.

La gripe puede poner en peligro la vida de un lactante, por lo que los bebés afectados por esta enfermedad deben recibir atención médica inmediata.

Signos y síntomas

Los síntomas de la gripe porcina son similares a los de la gripe común: fiebre, tos, dolor de garganta, dolores musculares y articulares, escalofríos, fatiga y a veces diarrea y/o vómitos. La gripe porcina también puede provocar neumonía, que puede cursar con dificultades para respirar.

Los niños que presenten cualquiera de los siguientes síntomas requerirán atención médica inmediata:

  • respiración acelerada o dificultades para respirar
  • coloración azulada en la piel
  • no beber suficiente líquido / [síntomas de deshidratación, como orinar muy poco o muy oscuro y/o tener la boca seca o pegajosa]
  • estar muy somnoliento o letárgico
  • en un lactante, estar tan irritable que no quiere que lo cojan en brazos
  • fiebre acompañada de una erupción
  • los síntomas gripales mejoran y luego reaparecen con fiebre y empeoramiento de la tos

Si cree que su hijo puede haber contraído la gripe, llame al pediatra, sobre todo si vive en cualquiera de los estados en que se han detectado casos de gripe porcina. Para ayudar a hacer un seguimiento de la propagación de una posible epidemia, los médicos y científicos pueden averiguar si una persona tiene la gripe porcina extrayéndole una muestra de de secreciones nasales o faríngeas con un bastoncito de algodón y enviándola a analizar a un laboratorio. Los resultados tardan unos pocos días.

Tratamiento

Por el momento, no se ha desarrollado ningún medicamento específicamente para prevenir ni para tratar esta nueva cepa de virus de la gripe porcina, pero parece que algunos de los medicamentos antivirales utilizados para tratar la gripe estacional común pueden aliviar los síntomas y acortar la duración de la enfermedad.

Los niños que no tienen problemas de salud crónicos suelen tolerar la gripe bastante bien. Pero, si su hijo padece algún problema de salud crónico, como el asma, asegúrese de comentárselo al pediatra para tener la seguridad de que su afección está bajo control.

Asimismo, si está embarazada y tiene síntomas gripales o se ha expuesto a alguien que tenía la gripe, vaya al médico inmediatamente. Tal vez necesite tomar antivirales a modo de precaución, tanto para usted como para el bebé.

Los siguientes consejos domésticos pueden ayudar a la mayoría de niños que no padezcan otros problemas de salud a afrontar la gripe:

  • beber abundante líquido para evitar la deshidratación
  • dormir mucho y tomarse las cosas con calma
  • tomar paracetamol o ibuprofeno para aliviar la fiebre y el dolor (pero no le dé a un niño aspirina a menos que se lo indique el pediatra)
  • ponerse múltiples capas de ropa, ya que la gripe a menudo provoca mucho frío en un momento y mucho calor al momento siguiente (el hecho de llevar varias capas de ropa —como una camiseta, una sudadera y un albornoz— facilita la adición o sustracción de capas cuando sea necesario)

Recuerde llamar al pediatra si su hijo parece estar mejorando pero luego vuelve a encontrase peor, desarrolla fiebre alta, tiene algún problema para respirar o parece confuso.

Cómo proteger a su familia

No existe ninguna vacuna contra esta nueva cepa de virus de la gripe, aunque los científicos deberían poder desarrollar una cuando hayan analizado completamente el virus.

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan a las familias adoptar las siguientes precauciones contra la gripe porcina:

  • Si hace poco que ha viajado a Méjico y presenta síntomas de gripe, dígaselo a su médico.
  • Cúbrase la nariz y la boca con un pañuelo de papel cuando estornude o tosa y tire los pañuelos usados a la basura.
  • Si no tiene a mano un pañuelo de papel, tosa o estornude sobre la parte alta de su manga, no en sus manos.
  • Lávese las manos después de toser o estornudar —con agua y jabón o con algún antiséptico para manos que contenga alcohol.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • No lleve al colegio o al centro de preescolar a ningún niño que esté enfermo y limite su contacto con otros niños; los niños enfermos deberían permanecer en casa durante 10 días tras el inicio de la enfermedad.

Las madres que están amamantando a sus hijos y contraigan la gripe podrán seguir amamantándolos, incluso aunque tengan que tomar medicamentos antivirales. Pero es posible que deban adoptar precauciones adicionales (como llevar mascarilla) para reducir las probabilidades de contagiar al bebé. Si tiene un hijo lactante, hable con su médico sobre cómo puede proteger la salud del pequeño.

Comer cerdo

Puesto que el virus de la gripe porcina no se transmite a través de la comida, los CDC y el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés) consideran seguro comer cerdo. Por descontado, el cerdo se debe cocinar adecuadamente para evitar cualquier enfermedad. Cocinar el cerdo a 160° F (70º C) o más mata todos los virus (utilice un termómetro para carne a fin de controlar la temperatura interna cuando cocine la carne). No coma carne de cerdo que esté rosada o sanguinolenta por dentro.

No hay pruebas de que tocar carne de cerdo cruda transmita el virus, aunque siempre es una buena idea lavarse las manos después de tocar cualquier tipo de carne cruda, así como todas las superficies que hayan estado en contacto con ella.

¿Están afectados los cerdos norteamericanos?

Aunque los cerdos pueden contagiar el virus de la gripe porcina a las personas, no hay ninguna prueba de que en EE.UU. haya algún cerdo infectado por esta nueva cepa de virus de la de gripe porcina. Los signos de la gripe en los cerdos son similares a los de los humanos.

Si usted cría cerdos o tiene un cerdo como mascota, llame al veterinario si el animal parece tener menos energía que de costumbre o tiene fiebre, tose, estornuda, tiene problemas para respirar o tiene secreciones nasales y/u oculares.

Qué decirles a los niños

Escuchar las noticias que se difunden sobre la gripe porcina puede preocupar a los niños porque se pueden centrar en la peor situación posible. Usted puede ayudar a mitigar los miedos de sus hijos mostrándose dispuesto a responder a todas sus preguntas.

Dígales a sus hijos que no tienen por qué estar asustados por la gripe porcina. Los medios de comunicación y los gobiernos están en estado de alerta para ayudar a limitar la propagación de la enfermedad y ayudar a las personas que enfermen. La última pandemia de gripe que fue lo bastante grave como para afectar a millones de personas ocurrió hace un siglo, antes de que la gente pudiera acceder a los conocimientos médicos, las atenciones sanitarias y los medicamentos de que disponemos en la actualidad.

Revisado por: Steven Dowshen, MD
Fecha de revisión: junio de 2009