[Ir al contenido]

Paladar hendido submucoso


¿Qué es el paladar hendido submucoso?

Un paladar hendido submucoso ocurre cuando el paladar no se forma correctamente cuando el bebé se está desarrollando dentro del vientre materno. El paladar presenta una abertura debajo de la membrana mucosa que lo cubre.

Un paladar hendido típico se detecta en cuanto nace el bebé. Pero, puesto que la abertura en el paladar hendido submucoso está debajo del tejido mucoso, es más difícil de detectar. A veces, no se detecta y no causa ningún problema. En otros casos, se detecta más adelante y se trata.

Causas del paladar hendido submucoso

Los médicos no siempre saben por qué los músculos no se forman como se deberían formar en el paladar de un bebé.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de un paladar hendido submucoso?

Por lo general, a los recién nacidos se les hace una evaluación de la boca (oral) poco después de nacer. Pero es posible que un paladar hendido submucoso no se detecte en esta evaluación. Algunos casos no se diagnostican hasta que el niño tiene problemas para alimentarse o cuando es lo bastante mayor para hablar.

Los médicos y los padres pueden notar los siguientes síntomas en un niño con paladar hendido submucoso:

  • problemas para alimentarse siendo un bebé (tardar mucho tiempo en mamar o en tomar el biberón, salirle leche por la nariz, etc.)
  • infecciones de oído crónicas y acumulaciones de líquido detrás del tímpano (efusiones)
  • errores en los sonidos del habla
  • problemas en el habla que hacen que sea difícil entender al niño
  • hipernasalidad (habla de "sonido nasal")
  • emisiones de aire por la nariz (se oyen salidas de aire por la nariz mientras el niño habla)

La hipernasalidad y la salida de aire por la nariz mientras se habla son signos de una disfunción velofaríngea. Esto ocurre porque el paladar blando, la parte flexible del paladar ubicada en la parte posterior de la garganta, no se cierra bien mientras el niño habla, lo que permite que el aire se escape por la nariz.

Una exploración oral de un niño con paladar hendido submucoso puede mostrar:

  • una fisura en la úvula (llamada "úvula bífida"). La úvula, coloquialmente conocida como "campanilla", es una pequeña cantidad de carne en forma de campana que cuelga en la parte posterior de la garganta, en el centro del paladar blando.
  • un tono azulado en el tejido que hay a lo largo del paladar blando (llamado "zona pelúcida")
  • una muesca en la parte posterior del paladar duro

¿Cómo se diagnostica un paladar hendido submucoso?

Cuando se detecta un paladar hendido submucoso, el médico remitirá al niño a un equipo craneofacial y de paladar hendido para que le haga una evaluación completa. Este equipo incluye a los siguientes profesionales:

  • un terapeuta del habla, también conocido en EE.UU. como "patólogo del habla y del lenguaje", se fijará en la hipernasalidad y otros signos del paladar hendido submucoso
  • un cirujano, que llevará a cabo un examen oral completo
  • otros profesionales de la salud que tengan una formación especializada en paladar hendido

Por lo tanto, para que el equipo tenga una visión más completa de la boca y del paladar, es posible que al niño le manden las siguientes pruebas:

  • una nasofaringoscopia El médico introduce un tubo flexible dentro de la nariz del niño para verle la parte posterior de la garganta y cómo se le mueve el paladar mientras habla.
  • una vídeofluoroscopia El médico logra una vista lateral (usando rayos X) del movimiento del paladar mientras el niño habla.

Los resultados de estas pruebas ayudarán al equipo a elaborar un plan de tratamiento.

¿Cómo se trata el paladar hendido submucoso?

Los problemas causados por un paladar hendido submucoso varían de un niño a otro. Algunos de ellos tienen problemas al hablar y muchas infecciones de oído, mientras que hay otros que no presentan ningún síntoma.

Los niños con paladar hendido submucoso pueden caer en una de estas cuatro categorías:

  1. Sin necesidad de cirugía y sin necesidad de terapia del habla
  2. Con necesidad de cirugía y sin necesidad de terapia del habla.
  3. Sin necesidad de cirugía, pero con necesidad de terapia del habla.
  4. Con necesidad de cirugía y con necesidad de terapia del habla.

Un paladar hendido submucoso que no afecta al habla del niño se suele observar atentamente para asegurarse de que no causa problemas al niño a medida que va creciendo.

A los niños que tienen síntomas más graves (como hipernasalidad o emisiones de aire por la nariz mientras hablan), les suelen operar el paladar.

Los niños con el habla propia del paladar hendido se suelen beneficiar de la terapia del habla para corregir sus errores en los sonidos del habla. Así mismo, un médico especializado en el oído, la nariz y la garganta (otorrinolaringólogo) puede tratar los problemas de oído relacionados con el paladar hendido submucoso, por ejemplo, implantado unos tubos de drenaje en el oído para que salga el líquido que se acumula en el oído medio, prevenir futuras infecciones de oído y ayudar al niño a oír mejor.

¿Qué más debería saber?

Los médicos son muy cautos a la hora de hacer adenoidectomías (extraer las vegetaciones) a niños con un paladar hendido submucoso. Esto se debe a que el procedimiento que se sigue para extraer las vegetaciones aumenta el espacio existente entre el paladar blando y la parte posterior de la garganta. Y esto puede hacer más proclives a los niños con paladar hendido submucoso a desarrollar una disfunción velofaríngea.

Revisado por: Ani Danelz, CCC-SLP
Fecha de revisión: marzo de 2019