[Ir al contenido]

Estrabismo


¿Qué es el estrabismo?

El estrabismo ocurre cuando los ojos no están alineados o cuando uno o ambos ojos se desvían. Los ojos pueden desviarse en las siguientes direcciones:

  • hacia adentro (recibe el nombre de "esotropía" u "ojos cruzados")
  • hacia afuera (recibe el nombre de "exotropía")
  • hacia arriba (hipertropía)
  • hacia abajo (hipotropía)

Cuando los ojos no están alineados, el ojo alineado o el más alineado de ambos se convierte en el ojo dominante. La agudeza visual de ese ojo se conserva porque el ojo y su conexión con el cerebro funcionan como corresponde. Por el contrario, el ojo desalineado o más débil no se enfoca como debiera y su conexión con el cerebro no se forma correctamente.

A veces, el estrabismo es muy notorio. En otros casos, tal vez solo se pueda notar cuando un niño está cansado o mirando algo muy de cerca.

En general, el estrabismo se puede corregir si se lo detecta y trata sin demora. Sin tratamiento, el cerebro comenzará a ignorar las imágenes visuales que recibe el ojo más débil. Este cambio, denominado ambliopía u "ojo vago", puede causar visión borrosa y afectar la percepción de profundidad (visión en tres dimensiones) de un niño. Estos problemas pueden volverse permanentes si no reciben tratamiento.

¿Cómo lo contraen los niños?

Los niños pueden nacer con estrabismo o desarrollarlo durante la infancia. Con frecuencia, se debe a un problema con los músculos que mueven los ojos y puede ser hereditario.

La mayoría de los niños con estrabismo reciben el diagnóstico cuando tienen entre 1 y 4 años. En raras excepciones, un niño puede desarrollar estrabismo después de los 6 años. Si esto ocurre, es importante que el niño consulte a un médico inmediatamente para descartar otras enfermedades.

¿Cuáles son los signos del estrabismo?

La mayoría de los niños con estrabismo no se quejan de problemas en los ojos ni notan cambios en su vista. En general, es un familiar, un maestro o un profesional del cuidado de la salud quien nota que los ojos no están alineados.

Algunos niños tal vez se quejen de que ven doble (ven dos objetos cuando en realidad solo hay uno) o tengan dificultad para ver las cosas en general. Estos problemas también pueden afectar las habilidades de lectura y el aprendizaje en el salón de clase. Los niños más pequeños que aún no hablan tal vez entrecierren los ojos o inclinen la cabeza en un intento por ver más claramente.

Si su hijo presenta alguno de estos signos o síntomas, infórmeselo al profesional del cuidado de la salud. El profesional podrá enviarlo a un oftalmólogo pediátrico para que lo atienda, si es necesario.

¿Cómo se diagnostica el estrabismo?

Es normal que los ojos de un recién nacido se desvíen o se crucen ocasionalmente durante los primeros meses de vida. Pero para el momento en que el bebé tiene entre 4 y 6 meses de vida, los ojos suelen alinearse. Si uno o ambos ojos continúan desviándose hacia adentro, afuera, arriba o abajo (aunque solo sea cada tanto), probablemente se deba al estrabismo.

¿Cómo se trata el estrabismo?

Cuanto antes se trate el estrabismo, mejor. Esto se debe a que las conexiones clave entre los ojos y el cerebro de un niño se forman aproximadamente a los 8 años.

El tratamiento para el estrabismo puede incluir lo siguiente:

  • anteojos
  • un parche en los ojos
  • gotas para los ojos
  • cirugía de los músculos de los ojos

A veces, es suficiente con usar anteojos para enderezar los ojos. Si esto no resulta, es posible que su hijo tenga que usar un parche en el ojo durante unas pocas horas al día. Este parche hace que el ojo más débil haga el trabajo de "ver". Con el tiempo, el músculo y la vista del ojo más débil se fortalecen.

Lograr que un bebé o un niño pequeño acepte usar un parche en un ojo puede ser todo un desafío. Pero la mayoría de los niños se acostumbran. Usar el parche se transforma en parte de su rutina diaria, como vestirse por la mañana.

No obstante, los niños a veces se rehúsan a usar un parche ocular. En este caso, se pueden usar gotas para los ojos (llamadas gotas de atropina). Al igual que el parche bloquea la vista del ojo sano, las gotas de atropina hacen que la vista en ese ojo sea temporalmente borrosa. Esto obliga al ojo más débil a trabajar más arduamente para fortalecer los músculos y la vista.

Si los anteojos, el parche en los ojos o las gotas de atropina no resuelven el problema, es probable que se necesite una cirugía de los músculos de los ojos. La cirugía consiste en aflojar o tensar los músculos que están provocando la desviación del ojo. La mayoría de los niños pueden regresar a su casa el mismo día de la cirugía.

De cara al futuro

Los exámenes regulares de la vista son la mejor manera de detectar el estrabismo. El diagnóstico y tratamiento tempranos mejoran las probabilidades de un niño de alinear los ojos y desarrollar una buena vista y percepción de profundidad. Pero los niños mayores y los adolescentes (e incluso los adultos con estrabismo) pueden beneficiarse con un tratamiento.

También es importante tener en cuenta el aspecto social del estrabismo. Los ojos alineados son importantes para que tanto los adultos como los niños tengan una imagen saludable de sí mismos.

Fecha de revisión: enero de 2017