[Ir al contenido]

Seguridad en casa: cómo prevenir los cortes


He aquí algunas pautas importantes a seguir para proteger a sus hijos de las heridas provocadas por objetos afilados que se pueden encontrar el entorno doméstico:

En la cocina:

  • Guarde los cuchillos, tenedores, tijeras y otros utensilios afilados en un cajón cerrado con cierre de seguridad.
  • Guarde los objetos de cristal, como los vasos y los cuencos, en un armario alto, fuera del alcance de los niños.
  • Guarde los electrodomésticos provistos de cuchillas afiladas (como las licuadoras, las batidoras y los procesadores) fuera del alcance de los niños o en un armario cerrado con cierre de seguridad.
  • Si su hijo todavía es un bebé o tiene menos de 3 años, asegúrese de que se encuentra a una distancia prudencial cada vez que usted llene o vacíe el lavavajillas, para que no pueda agarrar utensilios afilados u objetos de cristal que se podrían romper. Use un cierre de seguridad para el lavavajillas cuando quiera mantenerlo cerrado.
  • Si es posible, guarde el cubo de la basura dentro de un armario de la cocina provisto de cierre de seguridad.
  • Si recicla el vidrio y el metal en su casa, guarde los contenedores de reciclaje fuera del alcance de los niños, para impedir que se corten y que se intoxiquen con los restos de sustancias que podrían haberse quedado adheridos a los recipientes.

En la sala de estar:

  • Asegúrese de que los espejos están bien sujetos a la pared.
  • Guarde las trituradoras de papel fuera del alcance de los niños pequeños.

En el baño:

  • Si usted u otra persona de la casa utiliza una maquinilla de afeitar, guárdela en un armario cerrado en el cuarto de baño. Guarde las hojas de afeitar de recambio en un lugar seguro.
  • Guarde las tijeras para las uñas y otros utensilios de aseo personal afilados en un lugar que esté fuera del alcance de los niños.

En el garaje y el exterior:

  • Guarde todas las herramientas (para la jardinería, el automóvil, el patio y similares) fuera del alcance de los niños y en lugares cerrados con cierres de seguridad.
  • Asegúrese de que los columpios y todo el equipo de juegos del exterior no están oxidados, astillados ni tienen bordes afilados.

Esté bien preparado

Si usted está esperando un bebé o si ya tiene un hijo, es una buena idea que:

  • Aprenda las técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y la maniobra de Heimlich.
  • Anote números de teléfono importantes y de emergencia en un lugar donde los puedan ver los cuidadores de su hijo y añádalos al listado de contactos de su teléfono móvil. Entre ellos, se incluyen el teléfono gratuito del centro de toxicología (1-800-222-1222), el teléfono del médico de su hijo, los números de los móviles de sus padres y de los lugares donde trabaja cada uno de ellos, el teléfono de los vecinos o de parientes que viven cerca de su domicilio (por si necesitara que otra persona vigilara a sus otros hijos en caso de emergencia).
  • Tenga un botiquín o kit de primeros auxilios, provisto de las instrucciones a seguir en caso de emergencia. Vaya reponiendo su contenido conforme se vaya gastando. Revíselo con regularidad para sustituir los productos que estén a punto de caducar.
  • Instale detectores de humo y de monóxido de carbono en su casa.
Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: febrero de 2019