[Ir al contenido]

Lesiones por esfuerzo repetitivo en los deportes


¿Qué son las lesiones por esfuerzo repetitivo?

Las lesiones por esfuerzo repetitivo ocurren cuando los movimientos se repiten una y otra vez, y provocan un daño en un hueso, un tendón o una articulación.

¿Cuáles son las causas de las lesiones por esfuerzo repetitivo en los deportes?

Los movimientos repetitivos en los deportes provocan muchas lesiones por esfuerzo repetitivo (o lesiones por sobrecarga). Estas lesiones son más probables en los niños y adolescentes en la zona de los cartílagos de crecimiento. El cartílago de crecimiento es una capa de cartílago ubicada cerca del extremo de los huesos, que es donde ocurre la mayor parte del crecimiento del hueso. Esta parte es más débil y tiene más riesgo de sufrir una lesión que el resto del hueso.

¿Quiénes sufren lesiones por esfuerzo repetitivo?

Cualquier persona puede sufrir una lesión por esfuerzo repetitivo debido a los deportes. Pero estas lesiones son más probables si una persona:

  • entrena demasiado o no entrena de manera adecuada
  • tiene debilidad debido a una lesión previa

Las lesiones por esfuerzo repetitivo comunes en deportistas jóvenes incluyen las siguientes:

¿Cuáles son los signos y los síntomas de las lesiones por esfuerzo repetitivo?

Los signos y síntomas de las lesiones por esfuerzo repetitivo incluyen los siguientes:

  • dolor
  • inflamación
  • enrojecimiento
  • rigidez
  • debilidad

¿Cómo se diagnostican las lesiones por esfuerzo repetitivo?

Para diagnosticar lesiones por esfuerzo repetitivo, los profesionales del cuidado de la salud hacen preguntas sobre los síntomas y las actividades físicas, y examinan al paciente. Si es necesario, se puede hacer un estudio por imágenes, como una radiografía, una resonancia magnética o un centellograma.

¿Cómo se tratan las lesiones por esfuerzo repetitivo?

Reducir la actividad ahora puede ayudar a su hijo a retomar los deportes lo antes posible. Para las lesiones por esfuerzo repetitivo, los profesionales del cuidado de la salud suelen recomendar algunas o todas las medidas que se incluyen a continuación:

  • Descansar: Tal vez su hijo deba reducir o abandonar por completo las actividades hasta que se cure de la lesión por esfuerzo repetitivo.
  • Cambio en el entrenamiento: Si le permiten entrenar, su hijo tal vez deba hacer un entrenamiento menos intenso, entrenar durante menos tiempo o con menos frecuencia.
  • Frío: Para ayudar a reducir la inflamación y la irritación, coloque hielo o una compresa fría en la zona adolorida cada 1 o 2 horas, durante 15 minutos. (Coloque una toalla delgada sobre la piel para protegerla del frío).
  • Medicamentos: El ibuprofeno (Advil, Motrin o la marca de una tienda) puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. Siga las indicaciones que vienen junto con el medicamento para saber cuánto darle y con qué frecuencia.
  • Terapia física: la terapia física ayuda a mantener los músculos y las articulaciones fuertes y flexibles.
  • Venda elástica o férula: El uso de estos puede brindar sostén a la zona adolorida y ayudar a reducir la inflamación.

De cara al futuro

Los deportes son una excelente manera para que los niños aprendan nuevas habilidades, trabajen con personas de su edad y con los entrenadores, se desafíen a sí mismos y se mantengan en forma. Los padres desempeñan un papel importante para ayudar a los niños a evitar lesiones. Para ayudar a su hijo a prevenir las lesiones por esfuerzo repetitivo, haga lo siguiente:

  • Reduzca la cantidad de equipos en los que juega su hijo por temporada.
  • Anime a su hijo a practicar distintos deportes a lo largo del año.
  • Asegúrese de que los entrenadores de su hijo lo animen a entrenar de forma segura.
Revisado por: Alvin Su, MD
Fecha de revisión: enero de 2019