[Ir al contenido]

Enseñar a su hijo a ser tolerante


¿Qué es la tolerancia?

La tolerancia significa ser abierto y respetuoso con las diferencias que hay entre las personas. Esto abarca a las personas de otras razas y géneros, la personas con necesidades especiales y las personas con otro tipo de diferencias.

Cuando somos tolerantes, valoramos esas diferencias y somos capaces de aprender a partir de ellas. Somos más capaces de encontrar puntos en común, trazar puentes en nuestras formas de entender las cosas y llegar conjuntamente a acuerdos reales y positivos.

Ser tolerante no significa aceptar comportamientos que no respetan o que hieren a otras personas, como mentir, robar o el acoso escolar o bullying. Pero sí significa rechazar los estereotipos injustos (etiquetas) sobre los demás y tratar a otras personas como te gustaría que nos trataran a nosotros.

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Los padres y los cuidadores son los principales profesores de sus hijos. Incluso antes de que aprendan a hablar, los niños observan atentamente y copian a sus padres. Por lo tanto, la mejor forma de instaurar en su hijo sentimientos de amor y respeto hacia los demás consiste en que usted los tenga y los manifieste.

En casa, en el trabajo y en cualquier otro lugar:

  • Sea responsable. Fíjese en la forma en que habla con y sobre personas que sean diferentes a usted. ¿Les muestra respeto? ¿Escucha o toma en consideración puntos de vista opuestos al suyo? Tener la mente abierta es el primer paso hacia la comprensión.
  • No refuerce los estereotipos. Piense sobre los estereotipos con los que ha crecido y haga un esfuerzo por corregirlos. Recuerde que su hijo siempre lo está escuchando, de modo que sea respetuoso.
  • Responda a las preguntas de su hijo sobre las diferencias con sinceridad. Hablen juntos sobre la tolerancia y sobre respetar a los demás. Esto enseña a los niños que está bien percibir las diferencias y hablar sobre ellas con respeto.
  • Señale y acepte las diferencias en el seno de su familia. Acepte y hasta celebre las aptitudes, intereses y estilos propios de cada uno de los miembros de su familia.
  • Esté pendiente de los medios que consulta su familia. Los medios de comunicación y la cultura popular tienen una gran influencia sobre los niños. Señale y hable con su hijo sobre los estereotipos injustos y sobre las actitudes intolerantes que detecte en otras personas. Escoja los libros, la música, las obras de arte y los vídeos atentamente.

¿Cómo pueden ayudar los padres a aceptar a otras personas?

Aparte de dar ejemplo, modelando el comportamiento que quiere ver en sus hijos, trabaje en ellos las habilidades que necesitan para crecer, madurar y convertirse en unos adultos seguros y respetuosos. Asegúrese de:

  • Ayudar a su hijo a sentirse bien consigo mismo. Los niños con una fuerte autoestima, que se valoran y se respetan a sí mismos, tienen más probabilidades de tratar a los demás con respeto. Ayude a su hijo a sentirse aceptado, respetado y valorado.
  • Felicitarlo cuando se porte bien. Esté pendiente de cuando su hijo se porta bien y recompénselo con atención positiva. Céntrese en las interacciones positivas, como "Me encanta ver que compartes tus cosas" y "Qué bien que hayas incluido a tu hermano en el grupo. Hace que me enorgullezca de ti".
  • Desalentar el mal comportamiento. Diga qué piensa cuando vea u oiga conductas de intolerancia. Ayude a su hijo a encontrar maneras más sanas de abordar y de aceptar las diferencias.
  • Exponer a su hijo a personas que sean diferentes. Escoja una escuela o centro de preescolar, un campamento de verano o un club adonde asistan niños de otras áreas y de ambientes diferentes. Esto ayuda a que los niños aprendan que pueden hacer amistades en cualquier sitio.
  • Aprender sobre otras culturas. Aprendan sobre personas de otros lugares y culturas. Lean libros, escuchen música, vean películas y aprendan sobre celebraciones que no forman parte de sus propias tradiciones.

Construyendo la autoestima de su hijo y encontrando maneras de que aprenda a crecer, lo ayudará a aceptar a otras personas que sean diferentes.

¿Qué más debería saber?

Los padres que dan ejemplo de tolerancia en la vida cotidiana trasmiten un importante mensaje a sus hijos. Y sus hijos aprenden a apreciar y a valorar positivamente las diferencias.

Por descontado, el hecho de celebrar las diferencias y de aceptar a las personas con esas diferencias no significa tener que renegar de lo que sentimos como propio. Es posible que su familia tenga sus propias tradiciones culturales y religiosas, de las que usted se siente orgulloso. Las familias pueden encontrar maneras de abrazar las diferencias, al tiempo que honran y trasmiten su propia herencia cultural.

Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: junio de 2020