[Ir al contenido]

La cifosis postural


¿Qué es la cifosis postural?

La cifosis postural es un encorvamiento, redondeo o joroba en la espalda que se suele dar en los adolescentes.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la cifosis postural?

Los adolescentes con cifosis postural tienen la espalda superior encorvada o redondeada. Se puede parecer a una espalda con joroba. No suele ser dolorosa.

A diferencia de otros tipos de cifosis, una persona con cifosis postural puede enderezar la espalda cuando se le pide que se ponga derecho.

¿Cuáles son las causas de la cifosis postural?

La cifosis postural ocurre cuando una persona se encorva o va con los hombros caídos. Estas "malas posturas" hacen que los músculos y los huesos de la columna vertebral se habitúen a estar en esa posición. Al cabo de un tiempo de adoptar esa posición, la espalda se mantiene encorvada o jorobada.

¿Quién puede desarrollar una cifosis postural?

La cifosis postural es más frecuente en las chicas, aunque los chicos también la pueden desarrollar.

¿Cómo se diagnostica una cifosis postural?

Un médico explorará la columna vertebral del paciente mientras él o ella:

  • se dobla hacia delante por la cintura
  • se acuesta plano

Las radiografías de la columna pueden ayudar a confirmar el diagnóstico.

Las pruebas de la función pulmonar pueden ayudar si al médico le preocupa que la cifosis esté afectando a la respiración. El médico puede solicitar una resonancia magnética (RM) de la espada si cree que algo más podría estar causando el problema, como una infección o un tumor. Pero es muy raro que este tipo de pruebas sean necesarias en las cifosis posturales.

¿Cómo se trata la cifosis postural?

La fisioterapia puede ayudar a mejorar la postura. Los ejercicios pueden ayudar a reforzar los músculos de la espalda para que puedan sostener mejor la columna vertebral. Dormir en una cama firme y estable puede ayudar a algunas personas.

A veces, el médico puede derivar al niño a un traumatólogo (un médico que trata afecciones relacionadas con los huesos). El traumatólogo explorará la columna vertebral del niño para detectar la causa y el alcance de la cifosis a fin de recomendar un tratamiento.

De cara al futuro

La cifosis postural no empeora con el tiempo, sobre todo después de que el adolescente deje de crecer. Aprender a adoptar posturas mejores y reforzar los músculos de la espalda servirán para prevenir problemas posturales de cara al futuro. Si percibe que su hijo tiene la espalda encorvada o adopta posturas que le hacen encorvarse, hable con su médico.

Fecha de revisión: enero de 2019