[Ir al contenido]

Las vacunas de su hijo: vacunas contra el sarampión, las paperas y la rubéola (triple vírica)


La vacuna triple vírica protege contra el sarampión, las paperas y la rubéola.

Calendario vacunal

La vacuna triple vírica se administra en dos dosis:

  1. entre los 12 y los 15 meses
  2. entre los 4 y los 6 años

Los niños que viajan fuera de EE.UU pueden recibir la vacuna tan pronto como a los 6 meses de edad. Estos niños deben recibir las dosis ordinarias recomendadas entre los 12 y los 15 meses, y entre los 4 y los 6 años de edad (si permanecen en una zona en donde el riesgo de la enfermedad es elevado, deben recibir la primera dosis a los 12 meses y la segunda, por lo menos, 4 semanas más tarde).

Ha habido brotes recientes de paperas en EE.UU. Un brote es cuando una enfermedad se da en una mayor medida de lo esperable es un área determinada. Si tiene dudas sobre vacunar a su familia durante un brote, pregunte al profesional de la salud o póngase en contacto con el departamento de salud de su estado o de su localidad.

Por qué es recomendable vacunarse

El sarampión, las paperas y la rubéola son infecciones que pueden provocar enfermedades graves. Más del 95 % de los niños que reciben la triple vírica estarán protegidos de las tres enfermedades para toda la vida.

Posibles riesgos asociados

Los problemas graves, como las reacciones alérgicas, son sumamente infrecuentes. Las posibles reacciones leves a moderadas incluyen sarpullido, fiebre, inflamación de las mejillas, convulsiones febriles y dolor articular leve.

Cuándo posponer o evitar la vacunación

La triple vírica no es recomendable si su hijo:

  • ha tenido una reacción alérgica grave a una dosis previa de la misma vacuna o a componentes de la vacuna, que incluyen la gelatina y el antibiótico neomicina.
  • tiene un trastorno que afecta al sistema inmunitario (como el cáncer)
  • se está medicando con esteroides u otros fármacos que debilitan el sistema inmunitario
  • está recibiendo quimioterapia o radioterapia

Hable con el médico de su hijo sobre si es o no conveniente administrarle la triple vírica en el caso de que:

  • esté enfermo cuando lo vayan a vacunar. Por lo general, un simple resfriado u otras enfermedades de poca importancia no deberían impedir que un niño se vacune.
  • haya recibido cualquier otra vacuna durante el mes anterior porque hay algunas vacunas que pueden interferir en la eficacia de la triple vírica
  • haya tenido alguna vez un recuento de plaquetas bajo

Es posible que el médico de su hijo considere que las ventajas de vacunarlo superan sus riesgos potenciales.

Las mujeres embarazadas no deben recibir la triple vírica hasta que hayan dado a luz.

Cuidar de su hijo después de vacunarlo

Si su hijo desarrolla una erupción en la piel sin ningún otro síntoma, no necesita tratamiento alguno. La erupción desaparecerá en varios días. Consulte al médico de su hijo para saber si le puede administrar paracetamol o ibuprofeno para el dolor o la fiebre y para que le indique cuál es la dosis apropiada.

Cuándo llamar al médico

  • Llame al médico de su hijo si duda sobre si debería o no posponer o evitar la vacuna.
  • Llámelo también si surgen problemas tras la vacunación.
Fecha de revisión: marzo de 2019