[Ir al contenido]

Meduloblastoma


¿Qué es un meduloblastoma?

Un meduloblastoma es un tumor cerebral de tipo canceroso. Se desarrolla en el cerebelo, una parte del cerebro que se encuentra cerca de la base del cráneo. Un meduloblastoma se puede extender al sistema nervioso central (el resto del cerebro y la médula espinal).

La mayoría de los tumores cerebrales en los niños son meduloblastomas.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de un meduloblastoma?

A veces, las células cerebrales crecen de una forma en que no deberían crecer y forman un tumor. Un tumor en el cerebelo puede aumentar la presión dentro del cerebral, al presionar distintas partes del cerebro entre sí.

cerebellum

Cuando aumenta la presión, empieza a causar síntomas. Y los síntomas empeoran a lo largo de pocas semanas o de pocos meses.

Entre los síntomas que pueden percibir los padres, se incluyen los siguientes:

  • dolores de cabeza nocturnos o a primera hora de la mañana
  • náuseas
  • vómitos
  • problemas o dificultades para caminar
  • mareo
  • visión doble
  • torpeza

¿Cuál es la causa de los meduloblastomas?

Los médicos desconocen la causa de los meduloblastomas. Se cree que unos pocos niños que los padecen tienen un problema de origen genético que los expone a desarrollar este tipo de tumor cerebral.

¿Quién puede desarrollar un meduloblastoma?

Los meduloblastomas suelen afectar a niños de entre 5 y 9 años de edad. La mayoría de los casos se diagnostican antes de que el paciente cumpla 20 años. Son muy poco frecuentes en los adultos.

¿Cómo se diagnostica un meduloblastoma?

Los médicos suelen hacer una resonancia magnética (RM) cerebral para detectar el tumor. Se trata de una forma segura de obtener imágenes detalladas del cerebro sin necesidad de usar la radiación.

Si se detecta un tumor cerebral, el cirujano hará una operación para obtener una muestra del tumor (biopsia) y para extraer parte del tumor o el tumor entero cuando sea posible. Se examinan las células del tumor y, en el caso de que se identifique el tipo de células propio de un meduloblastoma, se confirma el diagnóstico.

Algunas de las células del tumor se someten a pruebas genéticas a fin de detectar cambios en el ADN conocidos como marcadores moleculares. Estos marcadores son partes específicas del ADN que permiten identificar distintos tipos de meduloblastomas, llamados subtipos. Los médicos harán un plan de tratamiento después de saber de qué subtipo de meduloblastoma se trata.

¿Cómo se extienden los meduloblastomas?

Las células cancerosas del tumor se pueden propagar a través del sistema nervioso central. Para saber si lo han hecho, los médicos pueden solicitar las siguientes pruebas:

  • una resonancia magnética (RM) de la médula espinal para saber si las células se han extendido a la médula espinal
  • una punción lumbar para obtener una pequeña muestra de líquido cefalorraquídeo (LCR) donde detectar posibles células cancerosas.

¿Cómo se trata un meduloblastoma?

Los médicos suelen tratar los meduloblastomas con una combinación de cirugía, quimioterapia y radioterapia. Al elaborar un plan de tratamiento, tendrán en cuenta:

  • la edad del niño
  • el tamaño del tumor
  • el tipo de células del tumor
  • sus marcadores moleculares

La cirugía se usa para extraer la mayor parte posible del tumor. A continuación, se usa la quimioterapia para matar las células cancerosas.

La radioterapia usa rayos X (tratamiento con fotones) o terapia de protones para matar las células cancerosas y reducir los tumores. Estos tratamientos se suelen usar para destruir las células cancerosas que queden en el cerebro después de la operación y las células cancerosas de la médula espinal. Los médicos prefieren no usar la radioterapia en niños de 3 años de edad o menos para dar al cerebro y a la médula espinal tiempo para crecer.

De cara al futuro

Que un hijo deba atravesar el tratamiento de un cáncer es estresante para cualquier familia. Pero usted no está solo. El equipo médico que vela por la salud de su hijo está ahí para dar apoyo a toda la familia. Entre los recursos en línea que pueden ayudarlo a lo largo de todo el proceso, se incluyen los siguientes:

Revisado por: Andrew W. Walter, MD
Fecha de revisión: agosto de 2018