[Ir al contenido]

Cirugía para el alargamiento de las extremidades: Dispositivo de alargamiento interno


Escuchar al médico de su hijo decir que es necesaria una cirugía puede resultar aterrador. Las cirugías de alargamiento de las extremidades con un dispositivo de alargamiento interno tienen más éxito cuando usted sabe qué esperar. La cirugía es un gran compromiso y la mayoría de los niños tardan unos pocos meses en retomar todas sus actividades normales. Con su ayuda, su hijo puede obtener los mejores resultados de la cirugía.

¿Por qué se realiza la cirugía para el alargamiento de las extremidades con un dispositivo de alargamiento interno?

La cirugía se realiza en pacientes con una dismetría de las extremidades. Esto significa que una de las piernas es más corta que la otra.

¿Qué es un dispositivo de alargamiento interno?

Los dispositivos de alargamiento internos son una varilla expansible que se coloca dentro de un hueso. Dentro de la varilla, hay un sistema de engranajes magnético. Sobre la piel, se coloca un control remoto portátil y se utiliza otro imán para alargar lentamente el dispositivo interno. Muchos cirujanos utilizan un dispositivo de alargamiento interno que recibe el nombre de PRECICE®.

¿Qué ocurre durante la cirugía de alargamiento de las extremidades?

La cirugía para colocar el dispositivo está a cargo de un cirujano y consta de varios pasos:

  1. Su hijo recibirá anestesia general para que se duerma durante la cirugía y no sienta nada de dolor.
  2. Se hace una incisión (corte) sobre la piel y se coloca el dispositivo de alargamiento en el hueso.
  3. Se hace otra incisión para poder cortar el hueso. Allí es donde crecerá nuevo hueso.
  4. El dispositivo de alargamiento se coloca a través del corte del hueso.
  5. Para sujetar el dispositivo en el lugar, se utilizan tornillos.
  6. Por medio de un control remoto, el cirujano se asegura de que el motor del imán esté funcionando correctamente.
  7. Las heridas se cierran con puntos de sutura.

¿Cómo deberíamos prepararnos para la cirugía de alargamiento de las extremidades?

Hacer planes antes de la cirugía lo ayudará a estar preparado para el regreso del niño a su casa. Algunas de las cosas que debe tener en cuenta:

  • Planifique una estadía de uno o dos días en el hospital después de la cirugía. Mientras el niño esté en el hospital, aprenderá los cuidados que tendrá que tener en el hogar. También aprenderá a usar el control remoto del dispositivo de alargamiento de las extremidades.
  • Durante las primeras semanas, su hijo necesitará ayuda para vestirse, ir al baño y bañarse.
  • Su hijo necesitará ayuda para hacer ejercicios de estiramiento y fortalecimiento. Estos ejercicios son una parte muy importante de la curación. Usted u otro adulto responsable deberá estar presente para ayudar a su hijo.
  • Haga los arreglos necesarios para que su hijo no asista a la escuela durante aproximadamente seis semanas. Hable con la escuela de su hijo para que pueda continuar trabajando mientras esté en su hogar. Es posible que la escuela le ofrezca un tutor en su hogar.
  • Planifique quién llevará a su hijo a las citas de seguimiento con el equipo de cirugía y la terapia física.
  • La imposibilidad de apoyar el peso sobre la pierna durante meses puede resultar estresante, tanto para el niño como para usted. Es cansador usar muletas o un andador. Si es posible, pídale a otro adulto de confianza que se quede con su hijo para que usted pueda tener un poco de tiempo para usted. Y haga los arreglos para que su hijo visite a amigos o salga con un adulto de confianza, tal vez con una silla de ruedas.

¿Qué ocurre después de la cirugía de alargamiento de las extremidades?

Después de la cirugía, su hijo necesita su ayuda. Durante varios meses, no debe apoyar peso en la extremidad recién alargada. Si sigue las instrucciones del equipo de atención ortopédica, ayudará a su hijo a obtener los mejores resultados.

Durante aproximadamente 6 a 8 semanas después de la cirugía, usted tendrá que hacer lo siguiente:

  • Ayudar a su hijo a usar muletas, un andador o una silla de ruedas para movilizarse, tal como el equipo de tratamiento se lo haya indicado. Durante este tiempo, su hijo no debe apoyar peso sobre la pierna que tiene el dispositivo de alargamiento interno.
  • Usar el control remoto tal como el cirujano se lo haya indicado; en general, tres veces al día. Está específicamente programado para su hijo.
  • Llevar a su hijo a terapia física y, de ser posible, a terapia acuática (terapia física en una piscina).
  • Ayudar a su hijo a hacer los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.
  • Darle a su hijo medicamentos para el dolor y los espasmos musculares. Su hijo tendrá dolor por la cirugía y es posible que tenga dolor durante los ejercicios y los estiramientos. El analgésico incluirá opioides. Los opioides son muy buenos para tratar el dolor, pero si no se respetan las instrucciones de uso, pueden ser peligrosos. También pueden provocar adicción. Es importante que administre los medicamentos opioides para el dolor de manera segura.
  • Ayudar a su hijo a obtener la nutrición necesaria para el crecimiento del nuevo hueso y la recuperación de la cirugía. Debe comer una dieta equilibrada que incluya entre 3 y 4 porciones de productos lácteos y muchas frutas y hortalizas todos los días. El equipo de atención también puede recomendar suplementos vitamínicos.
  • Ir a las citas de seguimiento con el equipo de cirugía aproximadamente todas las semanas. Se harán radiografías en cada visita para comprobar los avances de su hijo.

El tiempo que se necesita para alcanzar la longitud deseada en la extremidad varía, pero suele ser de unos pocos meses después de la cirugía. Una vez que se complete el alargamiento, usted dejará de usar el control remoto. El dispositivo de estiramiento permanece en el lugar para sujetar el hueso en crecimiento.

Por lo tanto, asegúrese de:

  • Seguir las instrucciones del equipo de atención ortopédica sobre si su hijo puede apoyar su peso en la extremidad recién alargada.
  • Continuar llevando al niño a terapia física y hacer los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento en el hogar.
  • Continuar llevando a su hijo a las visitas de seguimiento con el equipo de cirugía aproximadamente cada 4 semanas. En cada visita, se tomarán radiografías para ver cómo se está curando el hueso.

Gradualmente, a medida que el nuevo hueso se fortalezca, su hijo podrá hacer más y más cosas. La mayoría de los niños regresan a sus actividades habituales aproximadamente entre 6 y 9 meses después de la colocación de la varilla.

El implante se quita entre 1 y 2 años después de la cirugía. Su hijo puede regresar a su hogar el mismo día que se lo quiten.

De cara al futuro

Para obtener los mejores resultados, su hijo necesitará su ayuda en los meses posteriores a la cirugía. Mantenga una actitud positiva que le permita a su hijo saber que podrán enfrentar esta situación juntos. Una vez que el proceso esté completo, la mayoría de las familias dicen que el esfuerzo de la cirugía valió la pena.

Si usted o su hijo se sienten muy estresados o abrumados, asegúrese de hablar con un psicólogo o con un trabajador social de su equipo de atención.

Fecha de revisión: febrero de 2018