[Ir al contenido]

Mordeduras y picaduras de insectos


En general, las mordeduras y picaduras de insectos son una simple molestia y causan dolor durante un tiempo, pero no suelen provocar problemas de salud graves o a largo plazo. Pero en algunos casos, pueden causar infecciones que requieren tratamiento y reacciones alérgicas que pueden ser graves e incluso mortales.

Los padres deben conocer los signos de una infección o una reacción alérgica, y deben saber cuándo deben buscar atención médica. Si su hijo ya ha tenido problemas, informe a todas las personas a cargo de su cuidado para que sepan qué hacer en caso de una picadura o mordedura.

Manejo de las picaduras de avispas y abejas

  • Las abejas suelen dejar un aguijón conectado a un saco con veneno. Intente quitarlo lo más rápido posible sin raspar la zona y sin apretar el saco que contiene el veneno. (Las avispas no dejan un aguijón en la piel después de la picadura y por eso pueden picar más de una vez).
  • Lave la zona cuidadosamente con agua y jabón. Hágalo dos o tres veces al día hasta que se cure la piel.
  • Aplique hielo envuelto en un paño o un paño húmedo y frío durante unos pocos minutos.
  • Dele paracetamol o ibuprofeno para aliviar el dolor.
  • Si hay dolor y picazón, y el profesional del cuidado de la salud de su hijo se lo permite, dele un antihistamínico de venta sin receta. Siga las instrucciones de dosificación para la edad y el peso de su hijo. También puede colocar una crema con corticosteroides o una loción de calamina en la zona de la picadura.
  • Si la picadura es en la boca, es necesario buscar atención médica inmediata porque esto puede provocar rápidamente una inflamación grave que podría bloquear las vías aéreas.
  • Busque atención médica si nota una extensa erupción cutánea o inflamación alrededor de la picadura, o si a inflamación o el dolor duran más de 3 días; estos podrían ser signos de una infección.
  • Los siguientes signos pueden indicar que existe una reacción alérgica grave o con riesgo de muerte. Si tiene un autoinyector de epinefrina, úselo y llame inmediatamente al 911 si nota lo siguiente:
    • resuello o dificultades para respirar
    • opresión en la garganta o el pecho
    • inflamación en los labios, la lengua o el rostro
    • mareos o desmayos
    • náuseas o vómitos

Si su hijo ya tuvo una reacción alérgica a la picadura de una avispa o una abeja, visite al profesional del cuidado de la salud para que le haga una receta para un autoinyector de epinefrina.

Manejo de las picaduras de arañas

  • Lave la zona cuidadosamente con agua y jabón. Hágalo dos o tres veces al día hasta que se cure la piel.
  • Aplique compresas frías.
  • Dele paracetamol o ibuprofeno para aliviar el dolor.
  • Para protegerlo contra las infecciones, aplique un ungüento antibiótico y mantenga limpias las manos de su hijo.
  • Si tiene algún motivo para creer que la picadura es de una viuda negra o una reclusa parda (violinista), use agua y jabón para lavar la zona de la picadura, aplique una compresa fría o hielo envuelto en una toalla y lleve a su hijo a la sala de emergencias. Aunque no tenga ningún síntoma, busque atención médica inmediatamente.

    La mayoría de las arañas que hay en los Estados Unidos son inofensivas, excepto por la viuda negra y la reclusa parda. La araña reclusa parda o violinista, que es una pequeña araña de forma ovalada, con una mancha en forma de violín en el cuerpo, se encuentra principalmente en las zonas sur y centro oeste de Estados Unidos. A esta araña le agrada ocultarse en los lugares oscuros y silenciosos, como los áticos o los garajes, debajo de los porches y en las pilas de leña. Al principio, la picadura no causa dolor (es posible que un niño ni siquiera note que ha sido picado), pero en algunos casos provoca inflamación, cambios en el color de la piel y una ampolla, que más tarde puede formar una cicatriz. Después de una picadura, puede haber escalofríos, fiebre, erupción en la piel, dolor, náuseas y, en casos excepcionales, síntomas más graves, como convulsiones o un coma.

    La araña viuda negra, que se encuentra a lo largo de toda América del Norte, tiene un cuerpo negro brillante y una mancha con forma de reloj de arena en la parte inferior del cuerpo. El veneno (una sustancia tóxica) de la picadura de la viuda negra puede provocar calambres dolorosos que aparecen unas pocas horas después de la picadura. Los calambres pueden comenzar en los músculos que rodean la picadura y después extenderse. La picadura también puede provocar náuseas, vómitos, escalofríos, fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares. Si su hijo tiene alguno de estos síntomas, o cree que ha sido picado, vaya inmediatamente a la sala de emergencias.

Manejo de las picaduras de escorpiones

Otra picadura a la que debe estar atento es la causada por un escorpión.

  • Lave la zona con agua y jabón, aplique una compresa fría o hielo envuelto en un paño sobre la picadura, y lleve a su hijo inmediatamente a la sala de emergencias.

Si una persona sufre la picadura de un escorpión, puede haber dolor, inflamación y enrojecimiento en la zona de la picadura, según el tipo de escorpión del que se trate. También puede haber reacciones más graves al veneno en otras partes del cuerpo.

Como es difícil diferenciar a un escorpión peligroso de uno inofensivo, todas las picaduras de escorpión deben ser tratadas por un profesional del cuidado de la salud. Si es posible capturar al escorpión de manera segura, captúrelo y llévelo con usted para identificarlo. Si se sabe qué tipo de escorpión provocó la picadura, el tratamiento puede resultar más fácil.

Manejo de las picaduras de garrapatas

Si va a una zona boscosa, revise cuidadosamente a los niños y las mascotas para asegurarse de que no tengan garrapatas. Si se quita una garrapata en 24 a 48 horas, es menos probable que transmitan enfermedades como la enfermedad de Lyme. Los tipos comunes de garrapatas incluyen las garrapatas de perros y las garrapatas de ciervos (las garrapatas de ciervos pueden transmitir la enfermedad de Lyme).

Si encuentra una garrapata en el cuerpo de su hijo:

  • Llame al profesional del cuidado de la salud. Es posible que le pida que conserve la garrapata en un recipiente cerrado o en una bolsa hermética para poder identificarla.
  • Utilice unas pinzas para sujetar la garrapata firmemente por la cabeza o la boca, cerca de la piel.
  • Tire de la garrapata firmemente hacia arriba hasta que se suelte (no la retuerza ni la mueva). Después limpie la zona de la picadura con alcohol.
  • No use vaselina ni una cerilla encendida para matar y quitar una garrapata. Estos métodos no sirven para quitar la garrapata y pueden hacer que la garrapata se hunda todavía más en la piel y libere más saliva (lo que aumenta las probabilidades de transmisión de la enfermedad).

Prevención de las mordeduras y picaduras de insectos

A continuación, encontrará algunas maneras de proteger a su familia de las picaduras:

  • Prevenga la infestación con pulgas tratando la casa (incluso las alfombras, los muebles y las mascotas) regularmente durante los meses de calor. También puede ser útil pasar frecuentemente la aspiradora.
  • Evite los mosquitos manteniéndose lejos de las zonas en las que se reproducen los mosquitos, como los estanques o los tanques de agua estancada, durante el clima cálido. Remueva el agua de los estanques para pájaros, los cubos de agua, etc. Intente quedarse en el interior cuando los mosquitos están más activos (amanecer y atardecer) y colóqueles a los niños repelente de insectos cuando estén al aire libre.
  • Cuando esté en zonas en las que hay garrapatas, manténgase en el centro de los senderos y evite las zonas boscosas con hierbas crecidas. Revise a los niños para comprobar que no tengan garrapatas cada unas pocas horas o en cuanto vuelva a estar en el interior. Si encuentra alguna, quítela inmediatamente. Los lugares más importantes para revisar son detrás de las orejas, en el cuero cabelludo, detrás del cuello, en las axilas, en la ingle y detrás de las rodillas. Procure que los niños se duchen en cuanto vuelvan de estar al aire libre. Revise también a las mascotas que entren en su casa. Use productos contra garrapatas en las mascotas para evitar que sufran picaduras.
  • Use repelente para insectos cuando pase un tiempo al aire libre de camping, caminata, etc. Los repelentes que contienen entre 10 % y 30 % de DEET están aprobados para mosquitos, garrapatas y algunos otros insectos. Los repelentes que contienen picaridina (KBR 3023) o aceite de eucalipto limón (p-metano 3,8-diol o PMD) son eficaces contra los mosquitos. Siga cuidadosamente las instrucciones. Compruebe para qué edad es adecuado un producto y no abuse de su uso (usar más de lo necesario no ofrece más protección). Después de nadar, vuelva a aplicar el repelente de insectos de acuerdo con las instrucciones.
  • Cuando usted o sus hijos estén en una zona boscosa, coloque las prendas de vestir unas dentro de otras y manténgase lo más cubierto posible. Coloque los pantalones dentro de las medias y las camisas dentro de los pantalones. Lleve calzado y medias cuando camine sobre el pasto, aunque solo sea un minuto. Las avispas y las abejas pueden picar los pies si no están protegidos.
  • Lleve guantes cuando haga jardinería.
  • No moleste los nidos de las avispas o las abejas.
  • No aplaste a los insectos; si se sienten amenazados, lo picarán.
  • Tenga en cuenta que en las pilas de leña, en las cajas que no se abren casi nunca o en los rincones detrás de los muebles podría haber arañas ocultas. Proceda con cuidado.
Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2016