[Ir al contenido]

El crecimiento de su bebé: 1 mes


Los bebés siguen creciendo deprisa tanto en peso como en longitud.

¿Cuánto crecerá mi bebé?

El primer mes de la vida de su bebé ha sido un período de crecimiento rápido. Su bebé ganará aproximadamente de una pulgada a una pulgada y media (de 2,5 a 3,8 cm) en longitud durante este mes y unas dos libras (o 907 gramos) en peso. Estamos hablando de promedios; su bebé puede crecer un poco más deprisa o un poco más despacio.

Su bebé puede atravesar períodos en que tenga más hambre y esté más inquieto de lo normal. Este incremento del hambre indica que su bebé está haciendo un estirón (o período de crecimiento acelerado). Si amamanta a su bebé, tal vez compruebe que su bebé quiere mamar más a menudo (a veces, ¡cada hora!) en ciertos momentos del día. En inglés, esto recibe el nombre de "cluster feeding" y significa comer mucho en varias tomas seguidas. Los bebés alimentados con leche de fórmula pueden querer comer más a menudo o alimentarse durante más tiempo seguido tiempo en las tomas.

Usted aprenderá a identificar los signos de que su bebé tiene hambre o está lleno. Sabrá que su bebé tiene hambre cuando parezca inquieto, llore mucho, saque la lengua o se succione las manos o los labios. Sabrá que está lleno cuando deje de mostrar interés por alimentarse o se limite a quedarse dormido al final de la toma. Recuerde que los estómagos de los bebés son muy pequeños y que necesitan eructar después de cada toma para expulsar los gases que les provocan malestar.

El médico pesará al bebé, medirá su longitud y su perímetro craneal y representará su crecimiento en una gráfica de crecimiento estandarizada (hay gráficas diferentes para los niños y para las niñas). Su bebé puede ser grande, pequeño o de tamaño medio. Pero, siempre que su patrón de crecimiento sea constante a lo largo del tiempo, lo más probable es que su evolución sea la adecuada.

Si su bebé ha sido prematuro, tenga en cuenta que su crecimiento y su desarrollo no se deben comparar con los de los bebés que nacieron a término. Los bebés prematuros necesitan que se le haga un atento seguimiento, y se deben pesar más a menudo durante los primeros meses de vida para asegurarse de que están creciendo adecuadamente. ¡Necesitan recuperar el tiempo perdido!

¿Me debería preocupar?

Si su bebé no está creciendo al ritmo esperable, o si su ritmo de crecimiento se enlentece, su médico querrá estar seguro de que está comiendo lo suficiente.

Es posible que el médico le pregunte sobre:

  • Cuántas tomas hace el bebé al día. Con un mes de edad, un bebé amamantado se puede alimentar unas 8 veces en cada período de 24 horas (aproximadamente cada 2 o 3 horas); los bebés alimentados con leche de fórmula suelen comer menos a menudo, tal vez cada 3 a 4 horas.
  • Cuánto come su bebé en cada toma. Los bebés suelen mamar durante un mínimo de 10 minutos, se les debe oír tragar y deben parecer satisfechos al concluir la toma. Con esta edad, los bebés alimentados con leche de fórmula pueden beber de 4 a 5 onzas (de 118-148 mililitros) en cada toma.
  • Con qué frecuencia orina su bebé. Los bebés deben mojar por lo menos de 4 a 6 pañales al día.
  • Cuántas veces va de vientre su bebé al día, y cuál es el volumen y la consistencia de sus heces. La mayoría de los bebés van de vientre una o más veces al día, pero puede ser normal estar uno o dos días sin ir de vientre si la consistencia de las heces es normal. Las heces de los bebés amamantados tienden a ser blandas y algo más aguadas o sueltas. Las deposiciones de los bebés alimentados con leche de fórmula tienden a ser un poco más densas, pero no deben ser duras ni muy consistentes.

La mayoría de las veces, el crecimiento de los bebés se registrará a lo largo de los próximos meses en las visitas de revisión ordinarias. Pero si al médico le preocupa el peso de su bebé, querrá verlo más a menudo.

¿Qué ocurrirá a continuación?

El próximo mes, puede esperar que su bebé crezca de una pulgada a una pulgada y media (de 2,5 a 3,8 centímetros) en longitud y que gane unas 2 libras (907 gramos).

En esta etapa, le parecerá que a su hijo se le queda pequeña enseguida toda la ropa. Pero no se preocupe. Este crecimiento rápido se enlentecerá en la segunda mitad de su primer año de vida.

Revisado por: Cristy A. Wong, MD
Fecha de revisión: enero de 2019