[Ir al contenido]

Deficiencia de la hormona del crecimiento


¿Qué es la hormona del crecimiento?

La hormona del crecimiento (HC) es una sustancia corporal que ayuda a los niños a crecer y a desarrollarse como deben. La fabrica la hipófisis, ubicada en la basa del cerebro.

¿Qué es una deficiencia de la hormona del crecimiento?

Una deficiencia de la hormona del crecimiento es cuando el cuerpo no fabrica una cantidad suficiente de esta hormona como para que un niño pueda crecer a un ritmo normal.

Hay dos tipos de deficiencia de la hormona del crecimiento:

  • Deficiencia de la hormona del crecimiento congénita: es el tipo de deficiencia con la que nacen algunos bebés. También pueden tener problemas con otras hormonas. Aunque nazcan con esta afección, algunos bebés parecen estar creciendo con normalidad hasta que tienen entre 6 y 12 meses de edad.
  • Deficiencia de la hormona del crecimiento adquirida: ocurre cuando el cuerpo deja de fabricar una cantidad suficiente de hormona del crecimiento como para crecer con normalidad. Puede empezar en cualquier momento de la infancia.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de una deficiencia de la hormona del crecimiento?

Los médicos miden la estatura de los niños en las revisiones regulares. Con el paso del tiempo, los médicos pueden ver la velocidad a la que está creciendo un niño. Si un niño está creciendo mucho más despacio que la mayoría de los niños de su edad, esto se llama retraso del crecimiento.

Uno de los signos más visibles de un retraso del crecimiento es que el niño tenga una estatura mucho menor que la mayoría de los demás niños de su edad. Esto conoce como baja estatura. Pero algunos niños pueden tener un retraso del crecimiento incluso sin tener baja estatura.

Otros signos y síntomas de una deficiencia de la hormona del crecimiento son los siguientes:

  • parecer mucho más joven que otros niños de la misma edad
  • tener una voz muy aguda
  • tener el cabello muy fino
  • que los dientes salgan más tarde de lo normal
  • pubertad lenta o tardía
  • en los niños, pene de tamaño reducido

Causas de la deficiencia de la hormona del crecimiento

A menudo, los médicos no saben por qué un niño tiene una deficiencia de la hormona del crecimiento. Cuando se encuentra la causa, esta suele estar relacionada con problemas en la hipófisis o en otras partes del cerebro que hay a su alrededor. Los tumores cerebrales, las lesiones en la cabeza y la radioterapia dirigida al cerebro también pueden causar una deficiencia de la hormona del crecimiento.

¿Cómo se diagnostican las deficiencias de la hormona del crecimiento?

Si su hijo tiene retraso del crecimiento o baja estatura, incluso en ausencia de cualquier otro signo o síntoma, es posible que el médico los remita a un endocrinólogo pediátrico. Se trata de un médico especializado en las hormonas y en el crecimiento de los niños.

El endocrinólogo estudiará el crecimiento de su hijo y lo explorará atentamente. El médico mandará a su hijo algunas pruebas para detectar una posible deficiencia de la hormona del crecimiento, como las siguientes:

  • Análisis de sangre. No hay pruebas sencillas que sirvan para medir la concentración de la hormona del crecimiento. Esto se debe a que esta hormona va cambiando de concentración a lo largo del tiempo. Se fabrica en breves descargas. Esto hace que medirla sea muy complicado, porque no hay forma de saber cuándo va ocurrir la descarga. Puesto que no hay una forma sencilla de medir directamente la concentración de la hormona del crecimiento, los médicos miden las concentraciones de dos proteínas que trabajan junto con la hormona del crecimiento:
      1. el factor de crecimiento I similar a la insulina (IGF-I, por sus siglas en inglés)
      2. la proteína 3 de unión al factor de crecimiento similar a la insulina (IGFPB-3, por sus siglas en inglés)
  • Radiografías de edad ósea. Se trata de radiografías de una de las manos y muñecas de su hijo. Un experto compara las radiografías de su hijo con las de otros niños de su edad, y da a sus huesos una edad en años. Si la edad de los huesos de su hijo es mucho menor que su edad real, puede ser un signo de deficiencia de la hormona del crecimiento.
  • Prueba de estimulación de la hormona del crecimiento. Esta prueba se lleva a cabo cuando otras pruebas sugieren que un niño podría tener una deficiencia de la hormona del crecimiento. Primero, los médicos pedirán al niño que no beba ni coma durante cierta cantidad de horas, generalmente por la noche. Esto recibe el nombre de ayuno. El médico le dará al niño un medicamento que debería hacerle emitir una descarga de hormona del crecimiento. Seguidamente, un enfermero le sacará sangre en varios momentos diferentes para medir las concentraciones de la hormona del crecimiento. La obtención de concentraciones bajas de esta hormona sirve para confirmar el diagnóstico de deficiencia de la hormona del crecimiento.
  • Resonancia magnética cerebral (RM).Esta detallada imagen cerebral ayuda a los médicos a ver si hay un problema en la hipófisis o en las partes circundantes del cerebro que podría ser la causa de la deficiencia de la hormona del crecimiento.

¿Cómo se tratan las deficiencias de la hormona del crecimiento?

El tratamiento de las deficiencias de la hormona del crecimiento consiste en recibir una inyección diaria de esta hormona. Los padres aprenden a poner estas inyecciones en casa para no tener que ir cada día a la consulta del médico a fin de que se las pongan a sus hijos.

El endocrinólogo les indicará con qué frecuencia se le deben hacer revisiones a su hijo cuando empiece el tratamiento. En cada visita, el médico:

  • controlará el crecimiento de su hijo
  • mandará a hacer pruebas para saber cómo está respondiendo el cuerpo del niño al medicamento
  • adaptará la dosis, de ser necesario

No es frecuente que haya efectos secundarios al usar dosis típicas para tratar la deficiencia de la hormona del crecimiento. Informe al médico si su hijo presenta dolor de cabeza, cambios en la vista o renguera.

El tratamiento suele hacerse hasta que el crecimiento se completa, usualmente al terminar la adolescencia.

¿Qué más debería saber?

La hormona del crecimiento puede acelerar el crecimiento en un niño con deficiencia de eta hormona. Los niños que se empiezan a tratar pronto con esta hormona suelen ser más capaces de ponerse al nivel de los niños de su edad que aquellos que empiezan más tarde.

Muchos niños con deficiencia de la hormona del crecimiento que no tengan otros problemas médicos y que se traten con inyecciones diarias de esta hormona dejan de necesitar ponérselas cuando se hacen adultos. La mayoría de ellos empiezan a fabricar esta hormona con normalidad. Aquellos que no la empiecen a fabricar por sí mismos es posible que sigan necesitando esas inyecciones durante la etapa adulta.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: enero de 2019