[Ir al contenido]

Las vacunas de su hijo: Vacuna antigripal


¿Qué es la gripe?

La gripe, también llamada "influenza" es una infección viral contagiosa de la nariz, garganta y pulmones. Puede hacer que una persona se enferme mucho.

¿Cuándo se debe recibir la vacuna antigripal?

La temporada de la gripe dura desde octubre hasta mayo. Lo ideal es vacunarse contra la gripe lo más temprano posible en la temporada, idealmente a fines de octubre. Esto le da al cuerpo la oportunidad de producir anticuerpos que lo protegen contra la gripe. Pero vacunarse más tarde sigue siendo mejor que no vacunarse.

¿Quién debe recibir la vacuna antigripal?

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan la vacuna antigripal para todo el mundo de 6 meses de edad en adelante.

Pero es especialmente importante vacunar a las personas que pertenecen a grupos de alto riesgo, para evitar problemas de salud a causa de la gripe. Incluyen:

  • todos los niños, desde los 6 meses hasta los 4 años
  • cualquier persona a partir de los 65 años
  • todas las mujeres que estén embarazadas, que estén intentando quedar embarazadas, que hayan dado a luz hace poco o que vayan a estar amamantando a sus hijos durante la temporada de la gripe
  • cualquier persona que tenga el sistema inmunitario debilitado por los medicamentos o una enfermedad (como una infección por el VIH)
  • gente hospitalizada o que reside en instalaciones sanitarias o residenciales durante largos períodos de tiempo, como una residencia de ancianos
  • cualquier niño o adulto que padezca una afección médica crónica, como el asma o la diabetes.
  • niños o adolescentes que toman aspirina regularmente y corren el riesgo de desarrollar el síndrome de Reye si contrajeran la gripe
  • todos los cuidadores y personas que trabajen o convivan con cualquier persona que pertenezca a un grupo de alto riesgo (como los niños menores de 5 años, sobre todo los menores de 6 meses y quienes padezcan afecciones de alto riesgo)
  • indios americanos e indígenas de Alaska

Los bebés menores de 6 meses no pueden recibir la vacuna. Es importante que los padres y otras personas que cuidan de ellos se den la vacuna para protegerlos de la gripe. Esto es importante porque los lactantes se exponen mucho más a sufrir problemas graves como consecuencia de la gripe.

¿Cómo se administra la vacuna antigripal?

  • Los niños menores de 9 años recibirán dos dosis de la vacuna contra la gripe (con un mes de intervalo entre cada una) si han recibido menos de dos dosis antes de julio de 2019. Esto incluye a los niños que se vacunen contra la gripe por primera vez.
  • Los niños menores de nueve años que recibieron por lo menos dos dosis de la vacuna antigripal (sea en la misma temporada o en temporadas diferentes) solo necesitarán una dosis.
  • Los niños mayores de 9 años solo necesitan una dosis de la vacuna.

Hable con su médico sobre cuántas dosis necesita su hijo.

¿Cuáles son los diferentes tipos de vacunas antigripales?

Hay dos tipos de vacunas antigripales disponibles para la temporada de gripe 2019–2020. Ambos proveen protección contra cuatro tipos de virus de la gripe:

  • la vacuna antigripal, que se administra mediante una aguja
  • el espray nasal, donde el líquido se rocía en las fosas nasales

En el pasado, la vacuna en espray nasal no se recomendaba para los niños porque no parecía ser muy efectiva. La versión más nueva es tan efectiva como la inyección. Por lo tanto, este año, se puede administrar cualquiera de las vacunas, dependiendo de la edad del niño y el estado general de salud.

El espray nasal solo es para personas sanas de entre 2 a 49 años de edad. Las personas con sistemas inmunitarios débiles o con ciertas afecciones de salud (como el asma) y las mujeres embarazadas no deben recibir la vacuna en forma de espray nasal.

¿Por qué es recomendable la vacuna antigripal?

Aunque la vacuna antigripal no es eficaz al 100%, reduce de forma considerable las probabilidades de que una persona contraiga la gripe, que puede ser muy grave. También atenúa la gravedad de los síntomas en el caso de que una persona vacunada contraiga esta enfermedad.

Aunque su hijo se pusiera la vacuna antigripal el año pasado, esa vacuna no lo protegerá este año, ya que los virus de la gripe cambian. Por eso, la vacuna se actualiza cada año para incluir los tipos de virus que más abundan en cada temporada.

A veces, se incluyen los mismos tipos de virus un año tras otro. Aun así, sigue siendo importante ponerse la vacuna antigripal todos los años porque la inmunidad del cuerpo contra el virus de la gripe disminuye con el paso del tiempo.

¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de la vacuna contra la gripe?

La vacuna contra la gripe generalmente se administra mediante una inyección en el brazo y contiene virus muertos de la gripe que no harán que la persona que la recibe contraiga la gripe. Pero puede causar efectos secundarios leves como los siguientes:

  • dolor, enrojecimiento e inflamación en el lugar del pinchazo
  • fiebre leve
  • dolores musculares

La vacuna contra la gripe en forma de espray nasal contiene virus vivos debilitados de la gripe. Por lo tanto, es posible que cause síntomas leves similares a los de la gripe, como secreción nasal, dolor de cabeza, vómitos, dolores musculares y fiebre.

Las reacciones alérgicas graves a esta vacuna son sumamente infrecuentes.

¿Qué ocurrirá después de darle a su hijo la vacuna contra la gripe?

Si su hijo tiene algún efecto secundario, hable con su médico acerca de darle paracetamol o ibuprofeno y para averiguar la dosis correcta.

Un paño húmedo y caliente o una esterilla eléctrica también pueden ayudar a reducir las molestias musculares, así como mover o usar el brazo que haya recibido el pinchazo.

¿Qué más debería saber?

Hay ciertas circunstancias en que no es recomendable que una persona reciba la vacuna antigripal. Hable con el médico para saber si la vacuna es o no recomendable para su hijo si:

  • ha tenido alguna vez una fuerte reacción a la vacuna antigripal
  • ha tenido el síndrome de Guillain-Barré

Alergia al huevo y la vacuna antigripal

En el pasado, las personas con una alergia al huevo tenían que consultar con su médico para saber si la vacuna contra la gripe era algo seguro para ellas ya que se desarrollaba en el interior de huevos. Pero ahora los expertos en salud afirman que la cantidad de proteína de huevo que contiene la vacuna es tan reducida que es segura incluso para los niños con una alergia grave al huevo. Esto es importante durante una temporada de la gripe especialmente dura.

Aún y todo, un niño con alergia al huevo debe ponerse la vacuna antigripal en la consulta de un médico, no en un supermercado, una farmacia u otro lugar.

Si su hijo está enfermo y tiene fiebre o sibilancias, hable con su médico sobre si debería darle la vacuna contra la gripe en otro momento.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llámelo si:

  • duda sobre si debería o no posponer o evitar la vacuna
  • aparecen problemas después de vacunar a su hijo, como una reacción alérgica o fiebre alta, o si hay algo que le preocupa.
Fecha de revisión: septiembre de 2019