[Ir al contenido]

Seguridad contra incendios


Aquí encontrará como prevenir los incendios, y cómo estar preparado por si se declarara un incendio en su casa.

Extintores

Esté preparado para apagar fuegos de tamaño reducido distribuyendo bien los extintores por su casa:

  • por lo menos uno en cada piso
  • uno en la cocina (este último debería ser un extintor que se pueda utilizar tanto en fuegos provocados por derrames de grasa como en los de origen eléctrico)
  • uno en el sótano, otro en el garaje y otro en cualquier taller o área de trabajo

Manténgalos siempre fuera del alcance de los niños.

¿Cuándo debo usar un extintor de incendios?

El mejor uso que se puede dar a un extintor es cuando el fuego afecta a un área reducida, como una papelera, y ya se ha llamado a los bomberos.

¿Cómo se usan los extintores?

Siga las siguientes instrucciones:

  • Tire con fuerza de la anilla de seguridad. Hágalo con la boquilla del extintor apuntando lejos de usted.
  • Apunte con el extintor hacia abajo. Es decir, diríjalo hacia la base del fuego.
  • Apriete la palanca lentamente y aplicando una presión uniforme.
  • Rocíe el área a apagar apuntado con la boquilla de un lado a otro.

El mejor momento para aprender a usar un extintor es ahora mismo, antes de que lo necesite. Los extintores tienen indicadores que informan sobre cuándo se deben sustituir por otros nuevos. Se deben revisar con regularidad para asegurarse de que funcionan correctamente. Si tiene alguna duda o pregunta sobre cómo usarlos, el cuerpo de bomberos de su localidad lo puede ayudar.

Si alguna vez se declara un incendio y usted no está seguro de si debería o no usar un extintor, no lo intente. En lugar de ello, salga inmediatamente del edificio y llame al cuerpo de bomberos.

Enseñe a sus hijos cómo deben actuar en caso de incendio

Lamentablemente, muchos niños intentan esconderse cuando se declara un incendio, generalmente dentro de un armario, debajo de la cama o en un rincón. Pero, si les enseñan cómo deben actuar en caso de incendio, estarán mejor preparados para protegerse.

Enseñe a su hijo que:

  • El fuego se propaga muy deprisa.
  • La mayoría de las muertes relacionadas con los incendios no se producen por quemaduras sino por inhalación de humo.
  • Los gases nocivos pueden dejar inconsciente a una persona en cuestión de pocos minutos.

Los niños deben aprender a:

  • Cubrirse la boca y la nariz con una toalla húmeda o una prenda de vestir para no inhalar gases nocivos durante la evacuación.
  • Gatear por debajo del nivel del humo hacia un lugar seguro, manteniéndose lo más cerca posible del suelo (el humo siempre asciende).
  • Tocar cualquier puerta (no por el pomo) para ver si está caliente y, en caso afirmativo, no abrirla sino buscar otra salida.
  • Localizar la escalera más cercana marcada como "Salida de incendios" o "Salida de emergencias" si viven en un edificio de varios pisos o un bloque de apartamentos, o bien otra vía de escape en el caso de que no puedan acceder a la escalera.
  • No utilizar nunca un ascensor en caso de incendio.
  • No detenerse nunca a buscar objetos personales o mascotas o a llamar por teléfono (ni siquiera al 911) durante la evacuación.
  • No volver nunca a entrar en un edificio en llamas una vez se encuentren en el exterior y estén fuera de peligro.
  • Detenerse, tirarse al suelo y rodar sobre uno mismo para apagar las llamas si les incendiara alguna prenda de vestir.

Haga simulacros de incendio en su casa

Los niños hacen simulacros de incendio en el colegio y los adultos lo hacen en su lugar de trabajo. Los incendios asustan y pueden desencadenar momentos de pánico. Simulando formas adecuadas de proceder en diferentes situaciones, su familia estará mejor preparada en el caso de que se declare un incendio en casa.

Planifique vías de evacuación

Asegúrese de planificar vías de evacuación, sobre todo, por si se declarara un incendio durante la noche.

  • Planifique posibles salidas desde cada una de las habitaciones de su casa.
  • Piense en dos vías de evacuación alternativas desde cada habitación, por si el fuego obstruyera una de ellas.
  • Revise cada habitación para cerciorarse de que no haya muebles u otros objetos que bloquean puertas o ventanas.
  • Asegúrese de conocer la ubicación exacta de las escaleras o salidas de incendios más cercanas y de saber adónde llevan.
  • Practiquen las vías de evacuación desde cada una de las habitaciones.
  • Decidan un lugar de encuentro seguro fuera de la casa o del edificio de apartamentos.
  • Asegúrese de que cualquier persona que cuide de sus hijos y/o que trabaje en su domicilio conozca todas las vías y planes de evacuación en caso de incendio.
  • Pongan a prueba el plan de evacuación para ver si todos los miembros de la familia son capaces de evacuar la casa y reunirse en el lugar de encuentro en menos de 3 minutos.

Revise las ventanas:

Asegúrese de que las ventanas de todas las habitaciones se pueden abrir fácilmente desde dentro y de que no están trabadas por sucesivas capas de pintura o por clavos. Podrían ser su única vía de escape en caso de incendio. Si vive en un bloque de apartamentos, compruebe que las rejas o barras de seguridad de las ventanas se puedan abrir o retirar fácilmente en caso de emergencia.

Revise la escalera de incendios:

Si su casa tiene más de una planta o si vive en un piso más alto de la planta baja en un edificio o bloque de apartamentos, es importante disponer de una escalera de incendios.

La escalera de incendios:

  • debe haber una en cada uno de los dormitorios de todos los pisos a partir del primero que estén ocupados por personas que las puedan usar
  • deber estar fabricada con un material resistente al fuego, como de aluminio, nunca la cuerda
  • solo debe ser utilizada por personas adultas
  • debe estar aprobada por un laboratorio de pruebas independiente
  • su longitud debe ser la apropiada para su vivienda
  • debe soportar el peso de la persona más pesada de la casa
Revisado por: Kate M. Cronan, MD
Fecha de revisión: febrero de 2019