[Ir al contenido]

Mojar la cama


¿Qué es mojar la cama?

Mojar la cama es cuando los niños que ya son lo bastante mayores como para controlar bien la vejiga se hacen pis por la noche mientras duermen. Es un problema frecuente en los niños, sobre todo en los niños menores de 6 años de edad.

¿Por qué ocurre esta conducta?

Los médicos no están seguros de cuál es la causa de mojar la cama por la noche ni de por qué desaparece. Pero suele ser una parte natural del proceso de desarrollo, y los niños lo suelen acabar superando con la edad. Es más frecuente en los niños pequeños, pero se puede alargar hasta los años de la adolescencia. La mayoría de las veces, mojar la cama no es un indicador de un problema médico o emocional más profundo.

La tendencia a mojar la cama se suele dar por familias: muchos niños que mojan la cama tienen parientes que también la mojaban cuando eran niños. Si tanto el padre como la madre de un niño mojaban la cama cuando eran pequeños, es muy probable que el hijo también la moje.

¿Cómo podemos afrontar la tendencia de mi hijo a mojar la cama?

Mojar la cama es algo que tienen que afrontar millones de familias todas las noches, y puede ser muy estresante. Los niños se pueden sentir culpables y avergonzarse por mojar la cama y ponerse muy nerviosos si tienen que pasar una noche en la casa de un amigo o en un campamento. Los padres se suelen sentir impotentes para resolver este problema.

Los niños se suelen dejar de orinar en la cama por sí solos, aunque se trata de un problema que se puede alargar. Su hijo se puede sentir avergonzado e incómodo; por eso, es importante que le brinde apoyo emocional hasta que deje de mojar la cama.

Tranquilice a su hijo explicándole que mojar la cama es una parte normal del proceso de crecimiento y que no va a durar para siempre. Tal vez lo tranquilice el hecho de saber que otros miembros de la familia tuvieron el mismo problema cuando eran niños.

Trate de que su hijo beba más líquidos durante el día y menos por la noche (y evite las bebidas que contengan cafeína). Recuérdele también que vaya al baño otra vez más justo antes de acostarse. Muchos padres descubren que funcionan bien los sistemas motivacionales, como pegar un adhesivo por cada noche seca, asociados a una pequeña recompensa (como un libro) cuando se acumule cierta cantidad de adhesivos. Las alarmas también pueden ser útiles.

Cuando su hijo se despierte con las sábanas mojadas, no le grite ni lo castigue. Pídale que le ayude a cambiar las sábanas. Explíquele que eso no es un castigo, sino una parte del proceso. El hecho de saber que lo puede ayudar hasta puede ayudar a su hijo a sentirse mejor. Y felicite a su hijo cuando no se orine en la cama por la noche.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Si el problema de mojar la cama empieza de repente o va acompañado de otros síntomas, se podría tratar de un indicador de otra afección médica, y usted debería hablar con el médico de su hijo.

El médico es posible examine a su hijo para detectar posibles signos de una infección de orina, estreñimiento, problemas en la vejiga, diabetes, o estrés.

Llame al médico si su hijo:

  • empieza a mojar la cama súbitamente después de llevar por lo menos 6 meses sin orinarse en la cama por la noche
  • empieza a mojar la ropa interior durante el día
  • ronca por la noche
  • se queja de dolor o de una sensación de ardor al orinar
  • bebe o come mucho más de lo habitual
  • tiene los pies o los tobillos hinchados
  • tiene 7 años o más y sigue mojado la cama por la noche

Informe también al médico si su hijo está bajo mucho estrés, si usted se siente frustrado por la situación o si necesita recibir más ayuda. Mientras tanto, su apoyo y su paciencia pueden hacer grandes cosas para ayudar a su hijo a sentirse mejor y acabar superando el problema.

Recuerde que el pronóstico a largo plazo es excelente y que, en casi todos los casos, las noches secas están a la vuelta de la esquina.

Fecha de revisión: diciembre de 2018