[Ir al contenido]

Cirugía mínimamente invasiva


¿Qué es una cirugía mínimamente invasiva?

En una cirugía mínimamente invasiva, se realizan pequeños cortes en la piel (o ningún corte) en lugar de los grandes cortes que se suelen utilizar en la cirugía tradicional.

Existen muchos tipos de cirugía mínimamente invasiva. En todos ellos, el cirujano utiliza un endoscopio. Este instrumento es un tubo delgado con una luz y una pequeña videocámara en un extremo. El endoscopio permite que el cirujano vea la parte interna del cuerpo y use muy pocas herramientas quirúrgicas en la zona.

¿Cuáles son las ventajas de una cirugía mínimamente invasiva?

Las cirugías mínimamente invasivas pueden ofrecer las siguientes ventajas a los pacientes:

  • estadías más cortas en el hospital
  • tiempo de recuperación más breve
  • menos dolor y molestias
  • menos probabilidades de infección y sangrado
  • muchas menos cicatrices

¿Qué ocurre durante una cirugía mínimamente invasiva?

En una cirugía mínimamente invasiva, la persona recibe anestesia para "dormir" a lo largo del procedimiento. Después, el cirujano inserta el endoscopio. Los cirujanos pueden insertar el endoscopio en el cuerpo a través de:

  • las aberturas naturales del cuerpo (como las fosas nasales o la boca)
    o
  • pequeños cortes en el cuerpo

Las imágenes del endoscopio aparecen en monitores dentro de la sala de operaciones para que los cirujanos puedan tener una vista clara (y ampliada) de la zona de la cirugía.

En algunos procedimientos mínimamente invasivos, se insertan instrumentos y herramientas quirúrgicas a través de otras pequeñas incisiones. El cirujano las usa para explorar, quitar o reparar un problema dentro del cuerpo.

Existen muchos tipos diferentes de endoscopios. Algunos tienen pequeñas herramientas de cirugía en el extremo. Algunos son flexibles y otros son rígidos.

El tipo de endoscopio que se utilice depende de la cirugía y puede tener un nombre diferente. Por ejemplo:

  • colonoscopio: para procedimientos que se realizan dentro del colon (como una colonoscopía)
  • laparoscopio: para cirugías dentro del abdomen (cirugía laparoscópica)
  • toracoscopio: para procedimientos en el pecho (cirugía toracoscópica)

A veces, durante una cirugía mínimamente invasiva, el cirujano tal vez deba comenzar una cirugía tradicional después de ver el interior del cuerpo. Esto puede ocurrir si el problema es distinto del que el cirujano esperaba.

¿Cuáles son los tipos de cirugía mínimamente invasiva?

Las cirugías mínimamente invasivas suelen dividirse en las siguientes categorías:

  • Endoscopía: El cirujano usa un endoscopio para hacer el procedimiento. El endoscopio se introduce a través de las aberturas naturales del organismo, sin que el cirujano realice ningún corte.
  • Laparoscopía: Con pequeños cortes (o incisiones), el cirujano guía el endoscopio y herramientas especiales de cirugía dentro del cuerpo.
  • Cirugía asistida por robots (cirugía robótica): El cirujano realiza varios cortes pequeños para guiar el endoscopio y las herramientas robóticas dentro del cuerpo. Desde allí, el cirujano controla la cirugía mientras se sienta en una consola de computadora cercana.

La cirugía mínimamente invasiva, ¿tiene algún efecto secundario?

En una laparoscopía, los médicos introducen aire en el abdomen. Esto significa que agregan dióxido de carbono para hacer espacio en el abdomen y poder ver mejor la zona de la cirugía. Al terminar el procedimiento, se libera el gas. A veces, quedan pequeños sacos con gas que pueden irritar el diafragma y provocar dolor en los hombros. Este dolor no suele durar más de un día.

¿Qué más debería saber?

No todos los procedimientos se pueden (o se deben) hacer con métodos mínimamente invasivos. El médico le dirá qué tipo de cirugía es más conveniente para su hijo. Asegúrese de averiguar acerca de todos los posibles riesgos de cualquier procedimiento, así como de los beneficios.

Revisado por: Loren Berman, MD
Fecha de revisión: julio de 2018