[Ir al contenido]

Vapear: lo que necesita saber


¿Qué es vapear?

Vapear es inhalar el vapor creado por un cigarrillo electrónico u otro dispositivo para vapear. 

Los cigarrillos electrónicos son dispositivos para fumar que funcionan con pilas. Contienen unos cartuchos llenos de un líquido que suelen contener nicotina, saborizantes y sustancias químicas. El líquido se calienta y se convierte en un vapor, que la persona inhala. Por eso, consumir cigarrillos electrónicos recibe el nombre de "vapear" (de vapor). 

¿Cuáles son los efectos de vapear sobre la salud?

Puesto que el vapeo no hace mucho tiempo que existe, todavía no sabemos cómo afecta al cuerpo a lo largo del tiempo. Pero las autoridades sanitarias están informando sobre graves daños pulmonares en las personas que vapean, e incluso algunas muertes. 

La conducta de vapear introduce nicotina en el cuerpo. Y la nicotina es muy adictiva y puede: 

  • hacer más lento el desarrollo cerebral en niños y adolescentes, y afectar a la memoria, la concentración, el aprendizaje, el auto-control, la atención y el estado de ánimo 
  • aumentar el riesgo de sufrir otros tipos de adicciones en la vida adulta  

Así mismo, los cigarrillos electrónicos:

  • irritan y dañan los pulmones
  • pueden causar graves daños pulmonares e incluso la muerte 
  • pueden llevar a fumar cigarrillos y a consumir otros tipos de tabaco 

Algunas personas usan los cigarrillos electrónicos para vapear mariguana, aceite de THC y otras sustancias químicas peligrosas. Aparte de irritar los pulmones, estas drogas también pueden afectar el modo de pensar, actuar y sentir de una persona. 

¿Cómo actúan los cigarrillos electrónicos?

Existen diferentes tipos de cigarrillos electrónicos. Pero hay muchas personas que usan la marca Juul. Este cigarrillo electrónico se parece a una memoria USB y se puede cargar en el puerto USB de las computadoras. Puesto que genera menos humo que otros cigarrillos electrónicos, algunos adolescentes lo usan para vapear en casa y en la escuela. La concentración de nicotina de la marca Juul es similar a la de los cigarrillos ordinarios. 

¿Tienes que vapear todos los días para volverte adicto?

Aunque una persona no vapee todos los días, se puede volver adicta. La rapidez con que alguien se vuelve adicto varía. Algunas personas se vuelven adictas incluso si no vapean todos los días. 

¿Y qué pasa con los cigarrillos electrónicos que no tienen nicotina?

La mayoría de los cigarrillos electrónicos contienen nicotina. Incluso aquellos que no contienen otras sustancias químicas. Y estas sustancias químicas pueden irritar y dañar los pulmones. Aún no se sabe cuáles son los efectos a largo plazo de los cigarrillos electrónicos que no contienen nicotina. 

¿Por qué deben dejar este hábito las personas que vapean? 

Las personas que vapean necesitan estar motivadas para dejar este hábito. Un motivo importante para dejar de vapear es el de querer ser la mejor versión y la más saludable de uno mismo. He aquí algunos motivos más: 

Efectos desconocidos sobre la salud: aún no se conocen muchas de las consecuencias a largo plazo de vapear. Estudios recientes informan sobre graves daños pulmonares, e incluso la muerte, en las personas que vapean. 

Adicción: la adicción en un cerebro en proceso de crecimiento puede establecer vías neuronales para adicciones ulteriores a otras sustancias de cara al futuro. 

Riesgos cerebrales: la nicotina afecta al desarrollo cerebral de niños y adolescentes. Esto puede hacer que les resulte más difícil aprender y concentrarse. Algunos de estos cambios cerebrales son permanentes y pueden afectar al estado de ánimo y al control de los impulsos de cara al futuro. 

Uso de otros productos relacionados con el tabaco: los estudios demuestran que vapear hace que sea más probable que una persona pruebe otros productos relacionados con el tabaco, como los cigarrillos ordinarios, los cigarros, las pipas, y el tabaco sin humo. 

Toxinas (venenos): el vapor de los cigarrillos electrónicos no está hecho de agua. El vapor contiene sustancias químicas nocivas y partículas muy finas que se inhalan hacia el interior de los pulmones y luego se exhalan al medio ambiente. 

Deporte: para dar lo mejor de uno mismo en el deporte. El vapeo puede conducir a la inflamación (irritación) pulmonar. 

Dinero: vapear es caro. El precio de los cartuchos se acumula a lo largo del tiempo. En lugar de gastárselo vapeando, una persona se podría gastar todo ese dinero en otras cosas que necesita o con las que disfruta. 

Ir en contra de la publicidad de las compañías tabacaleras: muchos cigarrillos electrónicos están fabricados por las mismas compañías que venden cigarrillos ordinarios. Su publicidad está pensada para la gente joven, que aprecia los sabores nuevos, mostrando a personas jóvenes y de aspecto saludable. Están tratando de convertir a los niños y adolescentes de hoy en nuevos clientes de por vida. 

¿Cómo se puede dejar el hábito de vapear?

A aquellos niños y adolescentes que quieran abandonar este hábito, les puede ayudar: 

  • Decidir por qué quieren abandonar este hábito y escribirlo o ponerlo en su teléfono. Cuando tengan muchas ganas de vapear, pueden leer esos motivos.  
  • Escoger un día para dejar de vapear. Lo pueden marcar en el calendario y decirle a un familiar o un amigo que los apoye que ese día dejarán de vapear.  
  • Deshacerse de todos los productos para vapear. 
  • Descargarse herramientas (como aplicaciones y programas de mensajes de texto) en sus teléfonos que les puedan ayudar cuando sientan el impulso de vapear y animarlos mientras intentan dejar de vapear.
  • Entender qué implica la abstinencia. La adicción a la nicotina provoca unas intensas ganas de consumir nicotina. También puede conducir a lo siguiente:
    • dolores de cabeza
    • cansancio, mal humor, enfado o depresión
    • problemas de concentración
    • dificultades para dormir
    • hambre
    • inquietud

Los signos de la abstinencia son más fuertes durante los primeros días después de dejar el hábito. Y mejoran durante los días y las semanas posteriores.  

¿Cómo pueden ayudar los padres?

Para ayudar a su hijo a comprender los riesgos del vapeo y asumir el control de su salud, puede hacer lo siguiente: 

  • Comparta con su hijo la versión para adolescentes de este artículo. 
  • Sugiera a su hijo que busque sitios de internet y programas locales que ayuden a las personas que quieren dejar de vapear. El profesional de la salud que lleva a su hijo los puede ayudar a encontrar el apoyo adecuado. 
  • Apoye a su hijo cuando intente dejar de vapear. 
  • Sea un buen ejemplo cuidando de su propia salud. Si usted fuma o vapea, comprométase a dejar de hacerlo. 

Hable con su hijo sobre los informes de graves daños pulmonares, e incluso de muertes, en las personas que vapean. Llame al médico de su hijo de inmediato si su hijo vapea y:

  • tose, le falta el aliento o tiene dolor de pecho 
  • tiene náuseas, vómitos o diarrea 
  • está cansado, tiene fiebre o pierde peso
Revisado por: Lonna P. Gordon, MD
Fecha de revisión: septiembre de 2019