[Ir al contenido]

Síndrome de Cushing


¿Qué es el síndrome de Cushing?

El síndrome de Cushing es una afección poco frecuente que aparece cuando hay un exceso de la hormona cortisol en el organismo. También recibe el nombre de hipercortisolismo.

La mayoría de los casos de síndrome de Cushing aparecen en adultos de entre 25 y 40 años, y es más común en las mujeres que en los hombres.

¿Qué es el cortisol?

El cortisol es un tipo de hormona glucocorticoide producida por las dos glándulas suprarrenales. Las glándulas suprarrenales son pequeños órganos que se ubican sobre los riñones.

El cortisol producido por el cuerpo hace lo siguiente:

  • convierte el azúcar, la grasa y las proteínas en energía
  • estimula la producción de glucosa
  • regula la tensión arterial
  • ayuda a prevenir la hinchazón e inflamación
  • suprime las respuestas del sistema inmunitario

Con frecuencia, el cortisol recibe el nombre de "hormona del estrés" porque le da a nuestro organismo la energía para combatir el estrés, como la fiebre, una enfermedad, una lesión o una situación peligrosa (respuesta de "lucha o huida"). Le indica al organismo que acelere el metabolismo del azúcar, la grasa y las proteínas acumulados para convertirlos en energía.

Los médicos utilizan cortisol artificial, o hidrocortisona, para tratar el asma, las alergias y la inflamación.

La ilustración muestra la posición de los riñones en el
            torso y una vista ampliada del riñón con la glándula suprarrenal
            ubicada encima de este.

¿Cuáles son los signos y los síntomas del síndrome de Cushing?

Los síntomas del síndrome de Cushing pueden tardar meses en aparecer. Estos síntomas pueden incluir:

  • rostro redondeado
  • joroba de grasa entre los hombros y el cuello
  • aumento de peso
  • problemas de crecimiento
  • estrías rojas o moradas
  • piel delgada y que fácilmente forma hematomas
  • cansancio
  • acné
  • tensión arterial alta
  • diabetes tipo 2
  • vello facial más grueso y notorio en las mujeres (hirsutismo)
  • problemas en los huesos
  • debilidad muscular
  • cambios de conducta

¿Cuáles son las causas del síndrome de Cushing?

El síndrome de Cushing puede aparecer si una persona toma grandes cantidades de drogas corticosteroides, como prednisona. Este tipo de manifestación recibe el nombre de síndrome de Cushing exógeno.

Las personas pueden tomar corticosteroides por boca (en forma de píldoras) para lo siguiente:

  • tratar una enfermedad inflamatoria, como la artritis reumatoide, el lupus o el asma
  • evitar que el cuerpo rechace un órgano trasplantado

Con menos frecuencia, un corticosteroide que se aplica sobre la piel (por ejemplo, para tratar el eczema) o por inhalación (para tratar el asma) puede causar síndrome de Cushing si se usan dosis muy elevadas.

El síndrome de Cushing también puede aparecer si el organismo produce demasiado cortisol. En este caso recibe el nombre de síndrome de Cushing endógeno.

En los niños, el síndrome de Cushing suele aparecer por los siguientes motivos:

  • un problema en la glándula suprarrenal que produce demasiado cortisol
  • un problema en la glándula pituitaria
  • un tumor suprarrenal (la mayoría de ellos no son cancerígenos)

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Cushing?

Un médico sospechará la presencia del síndrome de Cushing si una persona tiene los signos clásicos, como rostro redondeado, una acumulación de tejido graso entre los hombros, la piel con hematomas y estrías, además de escaso crecimiento.

En los niños, los médicos pueden sospechar que están frente al síndrome de Cushing cuando el niño aumenta de peso pero no crece de acuerdo a lo esperado.

El médico hará un examen físico y preguntará si el niño ha estado tomando un medicamento corticosteroide durante mucho tiempo. En los niños que no toman corticosteroides, los médicos tal vez ordenen análisis. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • análisis de cortisol en orina de 24 horas: un análisis de orina en el que se recolecta orina durante 24 horas para medir los niveles de la hormona
  • un análisis de cortisol diurno: que mide el cortisol en una muestra de sangre o de saliva
  • un análisis de supresión de dexametasona de dosis baja: un análisis de sangre para medir el cortisol después de que el niño toma un glucocorticoide
  • un análisis de estimulación con corticotropina: se realizan extracciones de sangre a lo largo de varias horas para medir los niveles de cortisol después de aplicarle a un niño una inyección de hormona liberadora de corticotropina

¿Cómo se trata el síndrome de Cushing?

Un endocrinólogo pediátrico supervisará la atención de un niño con síndrome de Cushing. Según la causa del síndrome de Cushing, el tratamiento podría incluir lo siguiente:

  • cirugía para extirpar tumores o crecimientos en las glándulas suprarrenales o pituitaria
  • radioterapia para tratar tumores o crecimientos en las glándulas suprarrenales
  • un cambio en la frecuencia o la cantidad de corticosteroides que recibe un niño
  • tomar drogas que bloqueen la producción de hormonas

¿Qué más debería saber?

Los niños con síndrome de Cushing tendrán que hacer visitas de seguimiento al endocrinólogo pediátrico cada 3 a 6 meses. El médico comprobará los niveles hormonales, ajustará los medicamentos según sea necesario y verá si los síntomas mejoraron. Para hacerlo, es posible que el médico haga lo siguiente:

  • pedir análisis de sangre y de orina
  • ver si el niño está alcanzando las metas de estatura y peso
Revisado por: Evan G. Graber, DO
Fecha de revisión: junio de 2019