[Ir al contenido]

Costra láctea (dermatitis seborreica) en los bebés


¿Qué es la costra láctea?

La costra láctea es la forma coloquial de llamar a la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo en los bebés.

La dermatitis seborreica, también conocida como seborrea, puede aparecer:

  • en la frente y la cara
  • detrás de las orejas
  • en la zona del pañal, las axilas y en otros pliegues y hendiduras de la piel

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la costra láctea (dermatitis seborreica)?

Los bebés pueden desarrollar dermatitis seborreica cuando tienen entre 2 semanas y 12 meses de edad. La dermatitis seborreica suele empezar con la costra láctea, es decir, suele afectar al cuero cabelludo en primer lugar. Un bebé con costra láctea tendrá manchas escamosas ligeramente rojas o manchas amarillas de aspecto similar al de las costras en el cuero cabelludo. La dermatitis seborreica también puede empezar en la cara o en la zona del pañal y extenderse a otras partes del cuerpo.

La seborrea puede tener el aspecto de:

  • pliegues y hendiduras de la piel rojos y húmedos (como en el cuello y detrás de las orejas)
  • manchas o costras amarillentas y grasientas
  • áreas escamosas o peladas

La dermatitis seborreica puede parecer molesta o irritante para la piel. Pero no suele provocar picazón ni molestar a los bebés.

Lugares donde el bebé puede tener dermatitis

Causas de la costra láctea (dermatitis seborreica)

Se desconoce cuál es la causa exacta de la costra láctea. Lo más probable es que se deba a una combinación de factores. Una producción excesiva de la grasa propia de la piel (o sebo) por parte de las glándulas sebáceas y de los folículos pilosos y un tipo de levadura (u hongo), llamado "Malassezia", que se encuentra en la piel, pueden desempeñar un papel en el desarrollo de la dermatitis seborreica.

¿Cómo se diagnostica la costra láctea (dermatitis seborreica)?

Los profesionales de la salud pueden diagnosticar la costra láctea y la dermatitis seborreica observando el aspecto de la piel del bebé y el lugar donde aparece la erupción. Los bebés con dermatitis seborreica suelen encontrarse bien, y esta afección suele mejorar por sí sola o con tratamiento.

¿Cómo se trata la costra láctea (dermatitis seborreica)?

La costra láctea y la dermatitis seborreica en los bebés suele remitir por si sola en cuestión se semanas o meses. Mientras tanto, tal vez usted prefiera aflojar y quitarle las escamas a su bebé del cuero cabelludo:

  • Lave el pelo de su hijo una vez al día con un champú para bebés que sea suave y que no irrite los ojos.
  • Extraiga con delicadeza las escamas con un cepillo de cabello o de dientes que sea suave.
  • Si las escamas no se desprenden con facilidad, aplique una cantidad reducida de aceite mineral o de vaselina en cuello cabelludo del bebé. Deje que el aceite mineral empape las escamas de unos pocos minutos a varias horas, según sea necesario. Luego use un cepillo suave de cabello o de dientes para extraer las escamas. Lave con champú el cabello del bebé como de costumbre.

Si la costra láctea de su hijo no responde bien al uso de un champú ordinario para bebés, es posible que el médico de su hijo le recomiende una crema suave que contenga esteroides o un champú antifúngico (que mata hongos).

Para la seborrea en otras partes del cuerpo, es posible que el médico recomiende también una crema suave que contenga esteroides o antifúngicos.

No use cremas de esteroides o antifúngicos de venta sin receta médica ni champú anti-seborrea sin contar con el visto bueno del médico de su hijo.

¿Qué más debería saber?

A veces, la dermatitis seborreica que afecta a la zona del pañal o a otros pliegues de la piel se puede infectar. Hable con el médico de su hijo si empeorara la erupción o si hubiera algún signo de infección (piel roja, que supura o que está caliente al tacto).

La costra láctea y la dermatitis seborreica en los bebés suelen mejorar en torno a los 12 meses de edad. La seborrea puede volver a aparecer en la pubertad en forma de caspa.

Revisado por: Mary L. Gavin, MD
Fecha de revisión: febrero de 2019