[Ir al contenido]

Infecciones por el virus de coxsackie


¿Qué son las infecciones por el virus de coxsackie?

Los virus de coxsackie forman parte de la familia de enterovirus (que también incluye a los virus de la poliomielitis y de la hepatitis A) que viven en el aparato digestivo de los seres humanos.

Los virus se pueden transmitir de persona a persona, generalmente por no lavarse las manos y por las superficies contaminadas con excremento (caca), donde pueden vivir durante varios días.

En la mayoría de los casos, las infecciones por el virus de coxsackie provocan síntomas gripales y desaparecen sin tratamiento. Pero en algunos casos, pueden provocar infecciones más graves.

¿Cuáles son los signos y síntomas de las infecciones por el virus de coxsackie?

Los síntomas del virus de coxsackie pueden ser variados. Aproximadamente la mitad de los niños con una infección no tienen síntomas. Otros tienen repentinamente fiebre alta, dolor de cabeza y dolores musculares, y algunos también presentan dolor de garganta, molestias estomacales o náuseas. Un niño con una infección por el virus de coxsackie tal vez solo tenga temperatura y no presente ningún otro síntoma. En la mayoría de los niños, la fiebre dura aproximadamente tres días y después desaparece.

¿Qué problemas pueden surgir?

El virus de coxsackie puede causar síntomas que afectan a diferentes partes del cuerpo, como las siguientes:

  • La enfermedad de mano, pie y boca, un tipo de síndrome por virus de coxsackie, causa ampollas rojas y dolorosas en la lengua, las encías, el paladar, el interior de las mejillas, las palmas de las manos y las plantas de los pies.

illustration

  • La herpangina, una infección de la garganta, causa ampollas y úlceras con un anillo rojo en las amígdalas y el paladar blando (la parte carnosa ubicada en la parte posterior del paladar).
  • La conjuntivitis hemorrágica, una infección que afecta a la parte blanca de los ojos y suele comenzar con dolor en los ojos, seguido de enrojecimiento y lágrimas en los ojos, junto con inflamación, sensibilidad a la luz y visión borrosa.

En contadas ocasiones, el virus de coxsackie puede provocar infecciones más graves que tal vez requieran tratamiento en el hospital, como las siguientes:

  • meningitis viral, una infección de las meninges (membranas que rodean al cerebro y la médula espinal)
  • encefalitis, una infección cerebral
  • miocarditis, una infección del músculo del corazón

Las madres pueden contagiar la infección a los recién nacidos durante el parto o inmediatamente después de este. Los bebés tienen más riesgos de sufrir una infección grave, incluidas la miocarditis, la hepatitis y la meningoencefalitis (una inflamación del cerebro y las meninges). En los recién nacidos, los síntomas pueden aparecer dentro de las dos semanas posteriores al parto.

¿Son contagiosas las infecciones por el virus de coxsackie?

El virus de coxsackie es muy contagioso. Se puede contagiar de persona a persona por las manos sucias y las superficies contaminadas con excremento. También se puede contagiar por medio de las gotas de líquido que se esparcen en el aire cuando una persona tose o estornuda.

Cuando una comunidad se ve afectada por un brote, la infección con el virus de coxsackie es más elevada entre los bebés y los niños menores de 5 años. El virus se extiende fácilmente en ambientes con varias personas, como escuelas, guarderías y campamentos de verano. El mayor nivel de contagio se da en la primera semana que una persona está enferma.

En los climas más fríos, los brotes suelen ocurrir en el verano y el otoño, pero en las zonas tropicales, los brotes ocurren durante todo el año.

¿Cómo se tratan las infecciones por el virus de coxsackie?

Según el tipo de infección y los síntomas que provoque, el médico tal vez recete medicamentos que alivien al niño. Como los antibióticos solo sirven para tratar las bacterias, no es posible usarlos para combatir una infección por el virus de coxsackie.

Puede darle paracetamol o ibuprofeno para aliviar los dolores leves. Si la fiebre dura más de 24 horas o si su hijo tiene síntomas de una infección más grave por el virus de coxsackie, llame al médico.

La mayoría de los niños con una infección simple por el virus de coxsackie se recuperan por completo en unos pocos días sin necesidad de recibir tratamiento médico. Si un niño tiene fiebre y no presenta ningún otro síntoma, debe quedarse en cama y jugar tranquilamente en el interior. Ofrézcale muchos líquidos para prevenir la deshidratación.

¿Cuánto duran las infecciones por el virus de coxsackie?

La duración de la infección puede variar. Los niños que solo tienen fiebre tal vez vuelvan a tener una temperatura normal en 24 horas, aunque la fiebre suele durar 3 días en promedio. La enfermedad de mano, pies y boca suele durar entre 2 y 3 días; mientras que la meningitis viral puede tardar de 3 a 7 días en desaparecer.

¿Cuándo debería llamar al médico?

Llame al médico inmediatamente si su hijo presenta alguno de estos síntomas:

  • fiebre superior a 100,4 °F (38 °C) en el caso de bebés menores de 6 meses y superior a 102 °F (38,8 °C) en niños mayores
  • falta de apetito
  • problemas para alimentarse
  • vómitos
  • diarrea
  • dificultad para respirar
  • convulsiones
  • somnolencia inusual
  • dolor en el pecho o el abdomen
  • llagas en la piel o dentro de la boca
  • dolor de garganta muy intenso
  • fuerte dolor de cabeza, en especial con vómitos, confusión o somnolencia inusual
  • rigidez de cuello
  • ojos enrojecidos, inflamados y con lágrimas
  • dolor en uno o ambos testículos

¿Se pueden prevenir las infecciones por el virus de coxsackie?

No existe una vacuna para prevenir las infecciones por el virus de coxsackie. Lavarse las manos es la mejor protección. Recuérdeles a todos los miembros de su familia que se laven bien las manos y que lo hagan frecuentemente, sobre todo después de ir al baño o de cambiarle los pañales a un bebé, antes de comer y antes de preparar la comida. Los juguetes que se comparten en guarderías y centros de preescolar se deberían limpiar a menudo con desinfectante porque el virus puede vivir en esos objetos durante días.

Los niños enfermos con una infección por el virus de coxsackie no deben ir a la escuela o la guardería por unos pocos días para evitar el contagio de la infección.

Fecha de revisión: septiembre de 2017