[Ir al contenido]

Cifosis cervical


¿Qué es la cifosis cervical?

La columna cervical está en la parte superior de la columna vertebral. Suele tener una ligera curvatura.

La cifosis cervical ocurre cuando la parte superior de la columna vertebral se curva en la dirección contraria a la normal. Esto puede dar lugar a problemas.

¿Qué ocurre en la cifosis cervical?

La mayoría de las cifosis cervicales no son graves. Pero, si la curvatura es grave, los huesos de la columna vertebral, llamados vértebras, pueden pellizcar la médula espinal. Y esto la puede lesionar.

Illustration: Normal Cervical Spine

La médula espinal es el sistema de comunicación central del cuerpo. Es un tubo de nervios contenido dentro de la columna vertebral. Los nervios se ramifican hacia distintas partes del cuerpo. Y envían mensajes entre el cerebro y el resto del cuerpo.

Si las lesiones son graves, los nervios no pueden enviar señales importantes, como indicar a los pulmones que respiren o a la sangre que se desplace alrededor del cuerpo.

Illustration: Cervical Kyphosis

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la cifosis cervical?

He aquí algunos signos que pueden percibir los padres si su hijo tiene cifosis cervical:

  • una curvatura inusual en el cuello del niño
  • el niño tiene problemas para mirar hacia arriba o para girar la cabeza.
  • el niño tiene dolor de cuello

Si la curvatura es lo bastante pronunciada como para pellizcar la médula espinal, los niños pueden tener estos problemas:

  • dolor, entumecimiento, pérdida de sensibilidad o debilidad
  • ser incapaces de mover los brazos o las piernas
  • problemas al orinar o defecar
  • "accidentes" porque no logran controlar cuándo orinan o defecan (llamado incontinencia)

¿Cómo se diagnostica una cifosis cervical?

Si cree que su hijo tiene un problema en el cuello, pida hora para que lo vea el pediatra. Él, el enfermero o un médico que colabore con él le preguntará qué le pasa. Le mandarán pruebas, como radiografías.

Si el pediatra cree que su hijo necesita ayuda especializada, los remitirán a un especialista. Entre los especialistas médicos que tratan a niños con cifosis, se encuentran los siguientes:

  • neurólogos (expertos en el sistema nervioso)
  • neurocirujanos (médicos que pueden operar el cerebro y la médula espinal)
  • traumatólogos (expertos en los huesos, los músculos y las articulaciones)

¿Cómo se trata la cifosis cervical?

El tratamiento dependerá de la edad del niño y de la intensidad de la curvatura del cuello. He aquí algunas de las cosas que pueden hacer los profesionales de la salud para tratar las cifosis:

Corsés ortopédicos. Los niños pueden llevar un corsé cervical para tratar la cifosis cervical.

Fisioterapia. Los fisioterapeutas trabajan con los niños para ayudarlos a mejorar la flexibilidad y la postura con el fin de reducir el dolor.

Control del dolor. Si los niños tienen dolor, los médicos y los enfermeros les pueden recetar medicamentos y otras técnicas de control del dolor.

Cirugía. Los niños necesitan que los operen cuando la curvatura de las cervicales ejerce tanta presión sobre la médula espinal que podría causar lesiones en los nervios. Los niños que también padezcan enfermedades que hacen que sus huesos sean débiles o se curen con más lentitud de lo normal pueden necesitar más de una operación.

¿Cuáles son las causas de la cifosis cervical?

Los niños pueden desarrollar una cifosis cervical porque:

1. Nacen con ella.

En estos casos, recibe el nombre de cifosis cervical congénita. Nadie sabe cuál es su causa. Los médicos saben que no tiene nada que ver con algo que la madre hizo o dejó de hacer cuando estaba embarazada.

2. Hay algo que no funciona bien en su cuerpo.

En estos casos, se llama cifosis cervical adquirida. Hay muchas cosas diferentes que la pueden causar, como:

  • lesiones en los huesos de la columna vertebral o en los ligamentos que hay a su alrededor.
  • infecciones
  • tumores
  • una operación
  • radioterapia para tratar el cáncer

3. Tienen otra afección que hace que desarrollen una cifosis cervical.

Por ejemplo:

¿Quién puede desarrollar una cifosis cervical?

La cifosis cervical no es una afección frecuente. Puede afectar a cualquier niño, pero los niños que la padecen también suelen tener otro problema de salud.

Los padres no pueden impedir que esta afección se desarrolle. Pero pueden ayudar a que sus hijos reciban los mejores cuidados.

¿Qué pueden hacer los padres?

Es importante diagnosticar los problemas medulares pronto. Si los niños no reciben tratamiento, algunos pueden acabar con lesiones medulares que no se pueden corregir.

He aquí algunos consejos para evitar problemas:

  • Si su hijo tiene problemas en los movimientos de la cabeza o del cuello, llévelo al médico. Los problemas en el cuello se deben evaluar para asegurarse de que no se trata de nada grave.
  • Si su hijo tiene cifosis cervical, acuda a todas sus visitas médicas programadas. Hasta las curvaturas reducidas aumentan conforme el niño va creciendo. El equipo médico que lleva a su hijo lo querrá ir observando para detectar posibles problemas.
  • Si su hijo se debe someter a una operación, pregunte a su equipo médico cuándo debería llevar a su hijo a las visitas de seguimiento. Le irán haciendo revisiones para asegurarse de que la cifosis no se vuelve a desarrollar.

El equipo médico que lleva a su hijo es un buen recurso, tanto para usted como para su hijo. Sus profesionales pueden contestar a todas sus preguntas y ayudar a que su hijo reciba el mejor tratamiento. Por lo tanto, pida ayuda y pregunte cuándo lo necesite.

Fecha de revisión: mayo de 2018