[Ir al contenido]

Miocardiopatía


¿Qué es una miocardiopatía?

Una miocardiopatía ocurre cuando el músculo del corazón se debilita y se agranda, lo que dificulta el bombeo de la sangre a través del cuerpo.

La miocardiopatía es una enfermedad grave. Por lo general, esta afección no tiene cura en los niños, pero se puede tratar. Mediante cambios en el estilo de vida, medicamentos y dispositivos implantados quirúrgicamente, es posible controlar los síntomas y, a veces, evitar que la enfermedad empeore.

En los casos graves, puede ser necesario hacer un trasplante de corazón. La miocardiopatía es la causa más frecuente de trasplante de corazón en niños y adolescentes. Si la afección no se trata, puede provocar una arritmia (latido cardíaco irregular) de riesgo vital, problemas en las válvulas cardíacas, coágulos sanguíneos e insuficiencia cardíaca.

¿Qué ocurre en una miocardiopatía?

En una miocardiopatía, el músculo cardíaco (llamado miocardio) es anormal. Existen varios tipos de miocardiopatía: en algunas, el músculo cardíaco está engrosado (es más grueso) y, en otras, es más delgado o fino de lo normal. En consecuencia, el corazón no puede bombear sangre al cuerpo con normalidad.

Los distintos tipos de miocardiopatía incluyen:

  • miocardiopatía dilatada (el tipo más frecuente en los niños): el músculo cardíaco se vuelve más delgado
  • miocardiopatía hipertrófica: el músculo cardíaco se engrosa
  • miocardiopatía restrictiva (poco frecuente en los niños): el músculo cardíaco se vuelve rígido
  • otros tipos, mucho menos frecuentes

Todos los tipos de miocardiopatía son debidos a cambios en el músculo cardíaco. Pero los síntomas, el tratamiento y el pronóstico en cada uno de ellos son diferentes.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la miocardiopatía?

Los signos y los síntomas asociados a la miocardiopatía pueden incluir:

  • estar muy cansado después de hacer una actividad normal
  • falta de aliento
  • dolor o molestias en el pecho
  • mareo, aturdimiento o desmayo
  • pulso irregular
  • hinchazón de piernas, tobillos y pies por la acumulación de líquido
  • hinchazón abdominal

Es posible que una persona con miocardiopatía no note los signos al comienzo de la enfermedad. Pero, conforme que vaya empeorando, también lo harán los síntomas.

¿Quién puede desarrollar una miocardiopatía?

Las miocardiopatías pueden afectar a personas de cualquier edad.

¿Cuáles son sus causas?

En la mayoría de los casos, no se sabe qué es lo que provoca la miocardiopatía. Esto se conoce como miocardiopatía idiopática. Se puede dar por familias. Cuando a alguien le diagnostican una miocardiopatía, puede ser necesario evaluar a sus parientes cercanos para saber si también la presentan.

Las posibles causas de la miocardiopatía incluyen las siguientes:

  • infecciones
  • trastornos metabólicos
  • enfermedades de las arterias coronarias
  • deficiencias nutricionales
  • abuso de drogas y alcohol
  • exposición a toxinas

¿Cómo se diagnostica una miocardiopatía?

El diagnóstico de una miocardiopatía dependerá del tipo de miocardiopatía de que se trate. Algunos niños desarrollan un soplo cardíaco. Pero la mayoría recibe atención médica solo después de haber presentado síntomas de insuficiencia cardíaca, como:

  • frecuencia cardíaca rápida
  • respiración acelerada o dificultades respiratorias
  • hinchazón por retención de líquidos
  • en bebés, dificultades para alimentarse y escaso aumento de peso (también conocido como retraso del crecimiento)

¿Cómo se trata la miocardiopatía?

El tratamiento depende del tipo de miocardiopatía y de lo enfermo que esté un niño cuando se la diagnostiquen. Un niño críticamente enfermo podría necesitar temporalmente un respirador que lo ayude a respirar. También le administrarán medicamentos para ayudar a que el corazón bombee con más facilidad. Algunos de estos medicamentos reducen la tensión arterial y otros actúan relajando las arterias del cuerpo. Los medicamentos también pueden ayudar a eliminar el exceso de líquido acumulado en los pulmones o el cuerpo.

Si los medicamentos no ayudan a aliviar los síntomas, la miocardiopatía puede conducir a una insuficiencia cardíaca. En tal caso, el equipo de cirugía cardíaca puede implantar un dispositivo para ayudar a funcionar al corazón hasta que se recupere o mientras el niño espera un trasplante de corazón. El equipo de cardiología decidirá qué tipo de dispositivo es el mejor.

Si los medicamentos no funcionan después de administrarlos durante un período largo de tiempo, la mejor opción para tratar la insuficiencia cardíaca causada por una miocardiopatía suele ser un trasplante de corazón.

¿Qué puedo esperar?

Algunos tipos de cardiomiopatía infantil pueden mejorar con tratamiento médico. Otros se pueden controlar con medicamentos, sin llegarse a curar; estos niños necesitarán ser atendidos de por vida por un cardiólogo.

Los niños que reciban un trasplante de corazón necesitarán la atención médica continuada de un equipo de cardiología especializado. También se deberán medicar para evitar rechazar el corazón del donante.

Fecha de revisión: marzo de 2018