[Ir al contenido]

Enfermedad de Blount


La Enfermedad de Blount es un trastorno del crecimiento que afecta a los huesos de la parte inferior de la pierna y los hace curvarse hacia afuera. En los niños más pequeños, solo se ve afectada la tibia. En los adolescentes, se suele ver afectada tanto la tibia como el fémur.

Muchos bebés nacen con las piernas arqueadas levemente por haber estado en el pequeño espacio del vientre materno. Las piernas suelen enderezare a medida que el niño crece y comienza a caminar.

La enfermedad de Blount es diferente. La curva empeora si no recibe tratamiento; por lo tanto, es muy importante un diagnóstico precoz.

Factores de riesgo

La mayoría de los niños con enfermedad de Blount tienen sobrepeso o aumentaron de peso muy rápidamente. También es más común en personas con ascendencia africana, en niños que comenzaron a caminar de muy pequeños y en niños que tienen un familiar que tuvo la enfermedad.

En la Enfermedad de Blount, el cartílago de crecimiento (una zona de tejido óseo en crecimiento) de la parte superior de la tibia recibe mucha presión. Como resultado de esto, el hueso no puede crecer normalmente. La parte lateral (externa) de la tibia continúa creciendo, pero la parte interna del hueso no lo hace.

Este crecimiento irregular del hueso hace que la tibia se incline hacia afuera en lugar de crecer derecha. Además, una de las piernas puede volverse levemente más corta que la otra.

Signos y síntomas

El síntoma más obvio de la enfermedad de Blount es la curvatura de la pierna debajo de la rodilla. En los niños pequeños, no suele causar dolor, pero afecta su manera de caminar. En el caso de los adolescentes y preadolescentes, la enfermedad de Blount provoca dolor en las piernas a medida que empeora con la actividad.

Además de curvarse, la tibia puede girar y hacer que los dedos de los pies se tuerzan hacia adentro en lugar de estar derechos.

Con el tiempo, la enfermedad de Blount puede provocar artritis en la articulación de la rodilla y, en casos graves, problemas para caminar.

Diagnóstico

Cuando los médicos sospechan que están ante un caso de enfermedad de Blount, es posible que recomienden llevar al niño a un ortopedista (especialista en huesos) para que solicite radiografías y examine al niño.

Los cambios leves en los huesos son difíciles de detectar en niños de menos de 2 años porque las piernas arqueadas podrían ser normales y enderezarse por sí solas. Para los médicos es más fácil diagnosticar la enfermedad de Blount cuando los niños tienen más de 2 años.

Tratamiento

El tratamiento de la enfermedad de Blount depende de la edad del niño y del nivel de curvatura del hueso.

En general, los médicos simplemente observan cuidadosamente la afección en los niños de menos de 2 años. Los niños de entre 2 y 4 años y los que tienen una curvatura grave tal vez necesiten aparatos ortopédicos para las piernas que sujetan la rodilla, el tobillo y el pie. Estos aparatos ortopédicos se extienden desde el muslo del niño hasta los dedos de los pies, y se fabrican usando un molde de la pierna del niño. La intención es que los aparatos gradualmente desplacen los huesos de las piernas hasta una posición más recta con el tiempo. Sin embargo, no existe una opinión unánime entre los médicos respecto de estos aparatos de ortopedia. Si tiene alguna duda sobre el tema, hable con su médico.

Los niños mayores y los adolescentes, o aquellos que no mejoran con el uso de ortopedia, tal vez necesiten una cirugía:

  • El cirujano puede cortar el hueso, enderezarlo y sujetarlo con placas y tornillos. Esto recibe el nombre de osteotomía.
  • Otro procedimiento puede hacer más lento o detener el crecimiento de la mitad del cartílago de crecimiento para permitir que el otro crezca y enderece la pierna.
  • También es posible colocar un fijador externo en la parte externa de la pierna y fijarlo a los huesos después de cortarlos. De esta manera, se sujeta a los huesos en su lugar mientras la pierna se estira gradualmente.

Si es necesaria una cirugía, se realizará con anestesia general. Esto significa que a su hijo lo sedarán, estará dormido y no sentirá nada. Después, su hijo tal vez use una escayola o muletas y una silla de ruedas por un tiempo. También es posible que sea necesario hacer terapia física.

Pronóstico

La mayoría de los niños que reciben tratamiento para la enfermedad de Blount mejoran y llevan vidas activas.

Si la causa de la enfermedad de Blount es el sobrepeso, es importante que los padres ayuden al niño a alcanzar y mantener un peso saludable. Esto puede reducir el esfuerzo de los huesos y las articulaciones y prevenir otros problemas de largo plazo debido al aumento de peso, como la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardíaca).

Si necesita ayuda para que su hijo adopte un estilo de vida más saludable que incluya una dieta equilibrada y ejercicio físico, hable con su médico.

Revisado por: Kevin M. Neal, MD
Fecha de revisión: enero de 2017