[Ir al contenido]

Aneurismas aórticos


¿Qué es un aneurisma aórtico?

Un aneurisma es una protuberancia en un vaso sanguíneo. Ocurre debido a la existencia de una debilidad en la pared del vaso sanguíneo. Los aneurismas aórticos ocurren en la arteria grande que transporta sangre del corazón al resto del cuerpo. Esta arteria se llama aorta.

¿Qué ocurre en un aneurisma aórtico?

Cuando un niño tiene un aneurisma aórtico, la sangre que circula por la aorta presiona el punto débil de la pared arterial. Y esto hace que la aorta presente una protuberancia. A veces el punto débil de la pared arterial da tanto de sí que se vuelve muy frágil. Como si se tratara de un globo que se hincha demasiado, la aorta puede llegar a explotar.

""

¿Qué problemas pueden ocurrir?

Cuando los médicos saben que un niño tiene un aneurisma aórtico, le programan revisiones y pruebas con regularidad. Si existe la posibilidad de que el aneurisma reviente, los cirujanos actuarán para reparar ese vaso sanguíneo. Las revisiones periódicas y la cirugía pueden ayudar a impedir los siguientes problemas antes de que se inicien:

  • Hemorragia interna. La aorta es el vaso sanguíneo de mayor tamaño de todo el cuerpo. Transporta mucha sangre. Si reventara, la sangre iría a parar al interior del pecho o de la barriga o el vientre. La rotura o explosión de un aneurisma es una urgencia médica. Los pacientes que la sufran necesitarán operarse lo antes posible.
  • Coágulos de sangre. A veces, se forman coágulos de sangre dentro de un aneurisma. Estos coágulos pueden llegar a obstruir ramificaciones de la arteria aorta hacia partes inferiores del cuerpo. Esto se conoce como embolia. Puede impedir que circule la sangre hacia los riñones, las piernas y otras partes del cuerpo.

¿Cuáles con los signos y los síntomas de un aneurisma aórtico?

Los aneurismas aórticos se pueden asociar a una ausencia total de síntomas. Por eso, los médicos observan detenidamente a aquellos niños que podrían tener uno.

Los aneurismas aórticos pueden ocurrir en el pecho o en bien en la barriga o el vientre (el abdomen del niño). Se pueden asociar a síntomas diferentes.

Los aneurismas en la barriga o en el vientre reciben el nombre de aneurismas aórticos abdominales. Un niño con un aneurisma aórtico abdominal puede tener:

  • dolor en cualquier lugar comprendido entre la parte alta del abdomen y las caderas
  • un bultito palpitante en el abdomen que se puede notar a través de la piel
  • hipertensión arterial (tensión arterial alta)
  • náuseas (sensación de mareo)
  • vómitos
  • diarrea
  • sensibilidad y molestias en la barriga o el vientre (dolor al tocarlos o al presionarlos)

Los aneurismas en el pecho se llaman aneurismas aórticos torácicos. No se pueden notar desde el exterior. La mayoría se detectan cuando los médicos hacen pruebas para estudiar problemas en el corazón.

¿Quién puede desarrollar un aneurisma aórtico?

Hay algunos niños que tienen más probabilidades de desarrollar un aneurisma aórtico porque:

  • ya tienen o (han tenido) un aneurisma
  • uno de sus padres o un hermano tiene o (ha tenido) un aneurisma
  • han tenido afecciones médicas que debilitan la arteria aorta, como un estrechamiento aórtico, una enfermedad de Kawasaki, un síndrome de Marfan o una esclerosis tuberosa
  • les lesionaron la aorta cuando les introdujeron un catéter en el ombligo al poco tiempo de nacer
  • tuvieron una infección, como una endocarditis (una infección del recubrimiento interno del corazón)
  • se sometieron a una operación de pecho o de abdomen
  • han tenido lesiones que afectan a todo el cuerpo, como un accidente de tráfico o una caída desde un árbol o un tejado
  • se han lesionado el pecho o el abdomen

¿Cómo se diagnostican los aneurismas aórticos?

Hay muchas formas en que los médicos pueden detectar un aneurisma:

  • Se puede ver en una ecografía prenatal antes de que nazca el bebé.
  • Si el niño presenta signos o síntomas de problemas cardíacos o arteriales, los médicos le harán pruebas para saber cuál es su causa. Un aneurisma aórtico torácico se puede detectar cuando los médicos hacen una ecografía del corazón, conocida como ecocardiograma.
  • Si un niño tiene un aneurisma abdominal, los médicos o los enfermeros se lo pueden detectar al hacerle una exploración física. Luego lo confirmarán a través de una ecografía.
  • Los aneurismas se pueden dar por familias. Si su familia tiene una afección de origen genético que causa aneurismas, los médicos podrían evaluar a su hijo para saber si tiene alguno.

¿Cómo se tratan los aneurismas aórticos?

Después de diagnosticar un aneurisma, los médicos suelen pedir pruebas para obtener imágenes más detalladas. Estas pruebas los ayudan a saber qué tratamiento aplicar.

Los médicos tratan los aneurismas aórticos teniendo en cuenta:

  • la edad del niño
  • el tamaño y la ubicación del aneurisma
  • otros problemas de salud que pueda tener el niño
  • la causa del aneurisma, como una afección de origen genético

Medicamentos y supervisión

Cuando los aneurismas son de tamaño reducido, los niños no suelen requerir un tratamiento inmediato. Los médicos los irán observando para saber si el aneurisma aumenta de tamaño. Si el aneurisma causa hipertensión arterial (tensión arterial alta), los médicos recetarán medicamentos para controlar la tensión.

Cirugía

Cuando sea el momento adecuado, los cirujanos podrán reparar la aorta. Para ello, podrán:

  • abrir la aorta, cortar la parte dilatada y volver a cerrar la aorta
  • extraer la parte de la aorta que contenga el aneurisma y colocar en su lugar un tubo médico especial o un vaso sanguíneo
  • corregir el aneurisma desde el interior de la aorta usando un tubito fino y largo como los que se utilizan en los procedimientos de cateterismo cardíaco. Esto se conoce como reparación endovascular. Los médicos solo suelen optar por este tipo de reparación en los adultos, pero este procedimiento también puede funcionar en algunos adolescentes.

¿Cuál es la causa de los aneurismas aórticos?

Los aneurismas aórticos se forman porque algo debilita o lesiona una parte de la pared de la arteria aorta. Una cantidad reducida de bebés nacen con aneurisma aórticos. En estos casos, reciben el nombre de aneurismas aórticos congénitos.

¿Qué pueden hacer los padres?

Los niños no suelen presentar signos ni síntomas por tener un aneurisma aórtico. Hay varias cosas que usted puede hacer para proteger a su hijo de tener una urgencia médica:

  • Llévelo a todas sus revisiones médicas.
  • Si los médicos están controlando un aneurisma que tiene su hijo, llévelo a todas las vistas y pruebas que tenga programadas.
  • Si su hijo necesita medicarse, dele sus medicamentos siguiendo las indicaciones de su médico. Renueve las recetas de su hijo antes de que se quede sin medicamentos. Si tiene dudas sobre cómo darle el medicamento, pregunte al farmacéutico o al médico de su hijo.
  • Informe al médico de su hijo si hay otras personas de su familia que tengan (o hayan tenido) aneurismas.
  • Si su hijo tiene una afección de origen genético que causa aneurismas, pregunte si es recomendable evaluar a otros miembros de su familia. Esto podría revelar la presencia de aneurismas antes de que causaran problemas.
  • Si su hijo se ha sometido a una operación para que le corrijan un aneurisma, sigue existiendo la posibilidad de que tenga otro aneurisma. Siga las instrucciones del médico de su hijo sobre con qué regularidad se debe someter a ecografías, resonancias magnéticas (RM) o tomografías computadas (TC).
Revisado por: Christian Pizarro, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2018