[Ir al contenido]

El TDAH y la escuela


¿De qué manera puede afectar el TDAH a los niños en la escuela?

El TDAH puede afectar la capacidad de los estudiantes para concentrarse, prestar atención, escuchar o esforzarse para hacer el trabajo escolar. El TDAH también puede hacer que un estudiante esté inquieto, movedizo, hable demasiado o interrumpa la clase. Es posible que los niños con TDAH también tengan trastornos del aprendizaje que les causan problemas en la escuela.

La mayoría de los niños con TDAH comienzan la escuela antes de ser diagnosticados con TDAH. En algunos casos, los maestros son los primeros que notan posibles síntomas de TDAH. Quizás lo hablen con los padres del niño. Los padres pueden llevar a su hijo a un profesional del cuidado de la salud para que lo evalúe y determine si se trata de TDAH.

¿De qué manera pueden ayudar los maestros a los niños con TDAH?

Informe a todos los maestros que su hijo tiene TDAH.

Los maestros pueden ayudarlo a determinar si su hijo necesita un IEP. Un IEP (programa de educación individual) es un plan escrito de metas para el estudiante y de cosas que los maestros harán para favorecer el avance del estudiante. Quizás el maestro de su hijo sugiera una evaluación para ver si su hijo podría beneficiarse con un IEP.

Los maestros pueden hablar con usted acerca del avance del niño. Pídale al maestro que le informe cómo le está yendo a su hijo. Una de las formas de compartir notas acerca de los avances consiste en utilizar una carpeta compartida entre usted y los maestros del niño.

Los maestros pueden centrarse en las necesidades de su hijo. Cada estudiante con TDAH es diferente. Algunos necesitan ayuda para prestar atención y controlar las distracciones. Algunos necesitan ayuda para mantenerse organizados. Otros necesitan ayuda para comenzar a trabajar o para terminar su trabajo una vez que lo comienzan. Algunos estudiantes con TDAH tienen problemas para mantenerse sentados o trabajar en silencio. Pregúntele al maestro de qué manera afecta el TDAH a su hijo en la clase y qué puede hacer para ayudar a su hijo con el trabajo escolar.

Los maestros pueden ayudar a su hijo a alcanzar el éxito. Según las necesidades de un estudiante, un maestro puede hacer cosas como las siguientes:

  • Sentar a un estudiante en un lugar con menos distracciones.
  • Darle instrucciones claras y breves.
  • Tener reglas y rutinas sencillas en la clase.
  • Ser afectuoso, alentador y positivo.
  • Felicitar al estudiante por los esfuerzos.
  • Ayudar con la organización.
  • Guiar a los niños para que se calmen y se tomen su tiempo.
  • Darles indicaciones para que no se desconcentren.
  • Darles descansos para que se muevan en la clase.
  • Darles más tiempo para completar el trabajo.
  • Enseñarles a los estudiantes a revisar su trabajo y detectar errores por descuido.

En el caso de los estudiantes más grandes, los maestros también pueden hacer lo siguiente:

  • Enseñarles técnicas de estudio como tomar apuntes, leer en voz alta y practicar para las evaluaciones.
  • Dividir los proyectos y asignaciones de varios pasos en partes más pequeñas.

Los maestros pueden sacar a relucir lo mejor de su hijo. Cuando los maestros ven lo mejor de los estudiantes, los estudiantes ven lo mejor de sí mismos. Los maestros pueden transmitir que cada estudiante puede crecer, aprender y tener éxito; sin importar si tiene TDAH o no.

Revisado por: Shirin Hasan, MD
Fecha de revisión: noviembre de 2017