[Ir al contenido]

Motivar a los niños en edad preescolar para que se mantengan activos


¿Por qué los niños en edad preescolar necesitan jugar?

Los niños en edad preescolar pueden ser imparables: corren, dan vueltas, saltan y trepan ante cada oportunidad que se les presenta. Su deseo incontenible de moverse hace que este sea un gran momento para alentar hábitos duraderos para mantener el buen estado físico.

Los niños necesitan estar en forma por las mismas razones que los adultos: mejorar su salud y asegurarse de que sus cuerpos puedan hacer lo que ellos necesitan que hagan. El ejercicio físico regular ayuda a los niños a desarrollar músculos y huesos fuertes, desarrolla habilidades motrices importantes y mejora considerablemente su autoestima.

¿Cómo puedo mantener activo a mi hijo en etapa preescolar?

Entonces, ¿qué deberían hacer los padres y las personas a cargo del cuidado de estos niños?Probablemente ya sepa qué es lo que motiva a los niños de esta edad: divertirse.

Para que el momento de actividad física sea divertido, conozca las actividades más adecuadas para la edad de su hijo y asegúrese de que lo más importante sea pasarla bien. Por ejemplo, un niño en edad preescolar podría refunfuñar si lo lleva a caminar en una pista de ejercicios porque le parecerá aburrido. Pero si camina por el bosque y se detiene a admirar la naturaleza y arrojar piedras en un arroyo, la caminata será mucho más atractiva.

Comprender las habilidades que tiene su hijo (y desarrollarlas) es otra clave para mantener la diversión. Pueden pasarla muy bien pateando la pelota juntos, pero probablemente su hijo no se divierta tanto si lo hace jugar un partido de fútbol con todas las reglas.

Diversión fuera de casa

Busque posibilidades de mantenerse activo fuera de su casa. En la guardería o el preescolar, ¿los niños tienen acceso a un patio de juegos o un gran espacio para jugar? No es necesario que los juegos o el equipo sean lujosos. Los niños disfrutan los juegos sencillos, como atrapar la pelota, jugar con pelotas y bates de plástico, bailar y dar volteretas. Y todavía les encanta jugar al "Huevo podrido", "Martín pescador" o "Víbora del mar", o "Simón dice".

Los niños en edad preescolar están mejorando algunas habilidades, como saltar, hacer equilibrio en un pie, lanzar y atrapar pelotas, pedalear en triciclos y saltar a la soga o la comba. Si los niños aprenden estas habilidades básicas a esta edad, tendrán confianza y será más probable que continúen siendo físicamente activos cuando crezcan. Intente hacer al menos 60 minutos de actividad física estructurada (guiada por un adulto) por día.

Tiempo libre

Un poco de libertad también puede motivar a los niños en edad preescolar a mantenerse activos. Si bien parte de su actividad física debe ser estructurada y guiada por un padre o una persona encargada de su cuidado, también es importante dejar que ellos tomen las decisiones de vez en cuando. Ayude a su hijo en etapa preescolar a hacer al menos 60 minutos de actividad física no estructurada (juego libre) por día.

El juego libre activo significa que el niño escoge la actividad y decide qué hacer; siempre dentro de un entorno seguro y supervisado. Esto podría incluir explorar el jardín, correr en el parque o disfrazarse.

Durante el juego simbólico o de simulación (jugar a ser otra persona) los niños en edad preescolar suelen asumir un rol de un género específico porque están comenzando a identificarse con los miembros del mismo sexo. Por ejemplo, una niña tal vez finja ser su mamá que "trabaja" en el jardín, mientras que un niño imitará a su padre "cortando" el césped.

Los padres desempeñan un papel importante

Un mensaje importante es que su hijo en edad preescolar está observando de qué manera pasa usted su tiempo; por lo tanto, dé un buen ejemplo haciendo ejercicio físico regularmente. Su hijo verá esto como algo que sus padres hacen y, naturalmente, querrá hacerlo también.

Otras formas de alentar la actividad física son las siguientes:

Limitar el tiempo delante de una pantalla. Permita un máximo de 1 o 2 horas de programación de calidad en un televisor, tableta u otro dispositivo por día. Si bien muchos programas de computación se publicitan como "para preescolar", ninguno es necesario para el desarrollo del niño. Si decide permitir el uso de una computadora, escoja cuidadosamente el software y los sitios que su hijo puede visitar.

Mantener la diversión. Ayude a su hijo a buscar actividades que le agraden y después dele la oportunidad de disfrutar de ellas. Mantenga los equipos y elementos necesarios a mano; si es posible, al alcance de su hijo.

Supervisar de cerca. Las habilidades físicas de los niños en edad preescolar (como trepar hasta lo más alto de un juego del parque) suelen superar su capacidad de determinar qué es seguro y qué es peligroso. Del mismo modo, no se dan cuenta de cuándo es el momento de tomarse un descanso en un día caluroso. Una parte importante de ayudar a los niños a divertirse al aire libre es asegurarse de que estén seguros; por lo tanto, no pierda de vista a su hijo. ¡Y recuerde llevar una botella con agua, un tentempié y pantalla solar!

Revisado por: Ryan J. Brogan, DO
Fecha de revisión: enero de 2017