[Ir al contenido]

Verrugas


¿Qué son las verrugas?

Una verruga es una pequeña zona de piel endurecida que suele tener una superficie irregular. Hay verrugas de muchos tamaños, colores y formas. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Los niños suelen tenerlas en las manos, los pies y el rostro.

Cualquier persona puede tener verrugas, pero son más frecuentes en los niños que en los adultos. Si bien muchos niños tienen verrugas, algunos jamás tendrán verrugas. Los médicos no saben exactamente por qué algunos niños tienen verrugas. (Pero están seguros de que no es por haber tocado sapos o ranas).

La buena noticia es que la mayoría de las verrugas no te enfermarán ni te causarán un problema de salud. Y si una verruga te molesta, el médico puede quitártela.

¿Por qué tienen verrugas los niños?

La familia de virus del papiloma humano (HPV) es la que hace aparecer las verrugas.

Los virus del HPV son iguales a cualquier otro germen. Al virus de las verrugas le encantan los lugares cálidos y húmedos, como los pequeños cortes o rasguños que puedes tener en las manos o los pies. Una vez que el virus encuentra un lugar cálido y agradable en la piel, comienza a desarrollarse una verruga. Las verrugas pueden crecer durante varios meses (a veces más de un año) antes de que sean lo suficientemente grandes como para que las veamos. Por lo tanto, si tienes una verruga, es probable que nunca sepas dónde entraste en contacto con el HPV.

Si tocas una toalla, una superficie o alguna otra cosa que usó una persona con una verruga, puedes contagiarte el HPV. Los niños que se comen las uñas o se toquetean los pellejos o padrastros tienen verrugas con más frecuencia que los demás niños. Por eso es importante que no toquetees, refriegues o rasques una verruga, ya sea en tu cuerpo o el de otra persona.

¿Cómo se ven y se sienten las verrugas?

La mayoría de las verrugas no causan dolor. Pero una verruga puede resultar molesta si está en una parte del cuerpo que te golpeas o te tocas todo el tiempo. En las distintas partes del cuerpo crecen diferentes verrugas. Algunas verrugas son lisas y aplanadas. Algunas son bultos grandes y ásperos. Otras son pequeñas y crecen unas cerca de otras.

Estos son algunos de los tipos de verrugas:

  • Las verrugas comunes suelen crecer en los dedos, las manos, las rodillas y los codos. Una verruga común es una verruga de forma redondeada y suele ser de color marrón grisáceo. Tiene una superficie áspera con puntos negros.
  • Las verrugas planas son pequeñas, aproximadamente del tamaño de la cabeza de un alfiler. Son más lisas que otros tipos de verrugas y tienen la parte superior plana. Las verrugas planas pueden ser rosadas, marrón claro o amarillas. La mayoría de los niños que tienen verrugas planas las tienen en el rostro, pero también pueden crecer en los brazos, las rodillas o las manos. Puede haber hasta 100 verrugas planas juntas.
  • Si bien la mayoría de las verrugas no causan dolor, las verrugas que crecen en la planta del pie (que reciben el nombre de verrugas plantares) pueden doler mucho. Tal vez sientas que tienes una piedra en el zapato. Para prevenir las verrugas plantares, no camines descalzo en lugares públicos (como el vestuario de un gimnasio o una piscina pública). Además, cámbiate el calzado y las medias todos los días y mantén los pies limpios y secos.
  • Probablemente hayas visto verrugas filiformes. Son como las que tienen las brujas en la nariz o la barbilla en las películas y los libros de cuentos. ¡Pero no hace falta que seas una bruja para que te salga una! Una verruga filiforme tiene forma de dedo y suele ser de color piel. Con frecuencia crece sobre la boca, los ojos o la nariz, o cerca de ellos.

¿Cómo se tratan las verrugas?

El tratamiento de las verrugas depende del tipo de verruga que tiene una persona. Es buena idea que un médico examine la verruga antes de intentar tratarla, en especial si se encuentra en la planta del pie.

Para algunos tipos de verrugas, los médicos tal vez consideren que no hace falta ningún medicamento para tratarlas. Con el tiempo, esas verrugas desaparecen solas.

Algunas verrugas son difíciles de eliminar porque las capas gruesas de piel hacen que sea difícil para el medicamento llegar al virus que las causa. Existen muchas maneras de tratar las verrugas, pero a veces, los tratamientos pueden ser algo complicados. Después de eliminar una verruga, esta podría volver a aparecer.

Aquí encontrarás algunas maneras comunes de deshacerse de las verrugas:

  • Medicamentos. Los puedes comprar en una tienda o te los puede dar tu médico. Estos medicamentos contienen un ácido suave que elimina las células de piel muerta sobre la verruga. Un adulto aplicará el medicamento o simplemente usarás un pequeño parche con medicamento sobre la verruga. Con el tiempo, la verruga se separará de la piel sana.
  • Criocirugía. El médico usa una sustancia química especial (a veces con nitrógeno líquido) para congelar la verruga. En general, mientras la piel se cura, se forma una costra. Este tratamiento se suele repetir cada 1 o 3 semanas durante unos meses para eliminar completamente el virus que causa la verruga.
  • Tratamiento con láser. Este tratamiento se puede usar para las verrugas que son difíciles de eliminar y que no desaparecen con otros tipos de tratamientos. Se puede usar un pequeño láser para quitar una verruga plantar o de otro tipo. Tal vez sea necesario repetir el tratamiento unas pocas veces para eliminar las verrugas plantares.
  • Otros tratamientos, como quemar o raspar la verruga para quitarla con herramientas especiales.

Con cualquiera de los tratamientos anteriores, el médico tomará medidas para evitar que sientas dolor mientras te quitan la verruga. Y cuando todo haya terminado, podrás decirle adiós a tu verruga.

Revisado por: Larissa Hirsch, MD
Fecha de revisión: febrero de 2019