[Ir al contenido]

Exámenes físicos predeportivos


Practicar deportes es una excelente manera de divertirse y mantenerse en forma. Y cualquier persona que haya practicado un deporte sabe que es necesario prestar un poco más de atención a la salud. Si practicas un deporte en equipo, es posible que te hayan hecho un examen físico. Un examen físico predeportivo es una visita al médico para asegurarse de que estás en forma para practicar el deporte que deseas.

Los exámenes físicos predeportivos no son solo para los niños. Incluso las súperestrellas necesitan ir al médico para asegurarse de que están sanas y fuertes antes de entrar al campo de juego.

Tal vez piensas que solo necesitas ir al médico cuando estás enfermo o una vez al año para un control, pero cuando corres, pateas, lanzas, nadas y haces acrobacias, tu cuerpo trabaja arduamente. Por eso es importante el examen físico, especialmente si estás por comenzar a nadar en competencias; practicar gimnasia artística; o jugar un deporte en equipo, como fútbol, béisbol, fútbol americano o baloncesto.

Qué ocurre durante un examen físico predeportivo

El examen físico predeportivo se divide en dos partes fundamentales: los antecedentes médicos y el examen físico.

Tus antecedentes médicos incluyen preguntas sobre enfermedades que has tenido, como asma o una fractura en una pierna. Es importante que sepas qué problemas médicos son frecuentes en tu familia o qué medicamentos tomas a diario. Por ejemplo, ¿alguna persona de tu familia tuvo un problema en el corazón? Otra pregunta importante es si alguna vez te desmayaste, te sentiste mareado o sentiste dolor en el pecho mientras corrías o practicabas un deporte. Tendrás que completar un formulario con tu mamá o tu papá para que las respuestas sean iguales. Durante el examen físico, el médico tal vez te haga más preguntas.

Durante el examen físico, el médico hará lo siguiente:

  • medir tu altura
  • controlar tu peso
  • medir tu tensión arterial
  • escuchar el corazón y los pulmones
  • palpar tu abdomen
  • examinar los oídos, la nariz y la garganta
  • comprobar tu vista
  • poner a prueba tu fuerza y flexibilidad

Esta es tu oportunidad de hacer cualquier pregunta que tengas sobre la salud y la práctica de deportes.

¿Qué ocurre si el médico cree que algo no está bien?

La buena noticia es que prácticamente todos los niños pueden practicar los deportes que les gustan. Si tienes un problema de salud, en general podrás tomar un medicamento o recibir un tratamiento que te permitirá practicar el deporte de tu elección de forma segura. Si tienes una vieja lesión, el médico podrá sugerirte ejercicios y otros tratamientos para ayudarte a recuperarte. Incluso los niños con problemas de salud graves encuentran un deporte que pueden practicar.

Dónde hacerte un examen físico

Probablemente vayas a la consulta de tu médico habitual para hacerte el examen físico predeportivo. Algunos niños más grandes tal vez puedan hacerse el examen físico en la escuela. A veces, las escuelas utilizan el gimnasio u otro espacio amplio para los exámenes físicos predeportivos y hay varios médicos con todo lo necesario. Pasarás de un médico a otro y cada uno de ellos hará una parte diferente del examen.

Tus padres son los responsables de concertar una cita para un examen físico predeportivo. Lo conveniente es hacerlo unas 6 semanas antes del inicio de la temporada; por lo tanto, asegúrate de planificar las cosas con tiempo. Aunque te hagas un examen físico, es aconsejable que hagas un control médico anual. Tu médico habitual te conoce mejor y podrá detectar con más facilidad los cambios en tu salud en general.

Una vez que te hayas hecho el examen físico y el médico te dé su aprobación, puedes comenzar con la parte divertida: ¡convertirte en el mejor deportista!

Revisado por: Melanie L. Pitone, MD
Fecha de revisión: julio de 2016