[Ir al contenido]

Tiña


¿Qué es la tiña?

La tiña es una infección contagiosa que afecta a la piel, el cuero cabelludo o las uñas, y está provocada por un tipo de germen llamado "hongo".

Se manifiesta como una erupción o sarpullido en forma de anillo rojo de bordes abultados, pero con la parte central de aspecto sano. La tiña afecta a personas de todas las edades, pero es especialmente frecuente en los niños.

¿Cómo se contrae la tiña?

La tiña es contagiosa, lo que significa que puede transmitirse fácilmente de una persona a otra. Se puede contagiar al estar en contacto con otras personas o cuando se comparten objetos, como peines, cepillos, toallas, ropa y artículos deportivos.

El hongo necesita un lugar cálido, oscuro y húmedo para crecer. Por eso, las duchas públicas, las piscinas y los vestuarios son lugares donde los niños suelen contraer la tiña. También se puede transmitir a través de mascotas y otros animales, como los perros, los gatos o los roedores.

¿Cuáles son los signos y los síntomas de la tiña?

La tiña puede molestar un poco, o bien resultar realmente incómoda. Al principio, suele aparecer como una pequeña zona roja del tamaño de un guisante. A medida que va creciendo, se va extendiendo en forma de círculo o anillo o, incluso, formando varios anillos. Los bordes de los anillos sobresalen más y son de color rojo, y la erupción puede picar, arder o provocar ardor.

En el cuero cabelludo, comienza como un pequeño bulto o roncha escamosa que se parece a la caspa. Este bulto o roncha se va a agrandando y el cabello de la zona infectada se puede caer. Esto puede dejar parches escamosos de calvicie, aunque el cabello volverá a crecer.

¿Qué hará el médico?

Por lo general, un médico puede saber si tienes tiña observándote el sarpullido de la piel o del cuero cabelludo. Es posible que tome una muestra frotando o raspándote la piel o bien cortándote un poco de cabello o un trozo de una uña para saber si están infectados por los hongos. Pero no te preocupes, ¡no te dolerá nada!

El tratamiento suele ser sencillo. En los casos leves que afectan a la piel, el médico te puede indicar que te apliques una crema, un espray o unos polvos que contengan un medicamento para matar los hongos. Con este tratamiento, la erupción debería desaparecer en una o dos semanas. Algunas veces será necesario usar el medicamento durante hasta un mes o más para eliminar la tiña por completo. También deberás mantener la piel limpia y seca.

Si la infección no desaparece, es posible que el médico te recete un medicamento más fuerte. Seguramente sea un medicamento para tragar.

Para la tiña del cuero cabelludo o de las uñas, tendrás que tomar medicamentos por vía oral (por la boca). Es posible que también necesites usar un champú especial para evitar contagiar los hongos a otras personas.

Cómo prevenir la tiña

Tú puedes hacer tu parte para evitar la tiña. Para ello, asegúrate de:

  • Ducharte o bañarte todos los días (sobre todo después de hacer deporte y sudar) y de secarte bien por todas partes.
  • Usar ropa limpia.
  • Cambiarte de ropa todos los días.
  • Usar toallas limpias y no compartir toallas ni ropa de vestir con otras personas.
  • Lavarte bien las manos con agua y jabón después de jugar con las mascotas.
Fecha de revisión: marzo de 2018