[Ir al contenido]

Contaminación atmosférica y asma


La contaminación atmosférica puede causar dificultades para respirar en cualquier persona. Pero quienes tienen asma tienen más dificultades.

La contaminación ambiental puede provocar un ataque de asma. Y esto hace que sea más probable que una persona con asma necesite ir al hospital.

¿Qué cosas contaminan el aire?

Probablemente, hayas escuchado hablar de la capa de ozono y de cómo es necesario protegerla. La capa de ozono está en la atmósfera y nos protege de los rayos del sol. Pero existe una capa de ozono diferente que está más cerca del suelo y recibe el nombre de "ozono al nivel del suelo".

Esta capa de ozono al nivel del suelo se forma cuando las sustancias químicas de los automóviles, las centrales eléctricas y las fábricas se mezclan con la luz del sol. Esta "contaminación con ozono" es una de las partes principales del smog o niebla tóxica, la nube amarilla amarronada que con frecuencia se ve sobre las ciudades en el horizonte. Puede irritar los pulmones y causar dificultades para respirar.

La contaminación por partículas también contamina el aire. La contaminación por partículas se forma cuando pequeñas partes de polvo, suciedad, humo, hollín y otros elementos quedan flotando en el aire.

Cuanto más pequeñas sean las partículas, con más profundidad podrán entrar en los pulmones y causar problemas respiratorios.

¿Qué puedo hacer?

Si la contaminación atmosférica empeora tu asma, pídele a tu mamá o tu papá que consulten el pronóstico del clima. Los días en los que la contaminación ambiental sea alta, pon el aire acondicionado. Si tienes pensado estar al aire libre, hazlo temprano por la mañana. El resto del tiempo, mantente en el interior. Y evita los lugares donde haya mucho tráfico.

Si practicas un deporte que te obliga a entrenar al aire libre cuando hace calor, habla con tu entrenador sobre qué puedes hacer para mantenerte alejado del aire contaminado. Esto puede significar que tengas que entrenar en un gimnasio con aire acondicionado o saltarte algunos entrenamientos. Si acabas entrenando, ya sea en el interior o al aire libre, asegúrate de tener siempre a mano tu medicamento de alivio rápido (también llamado "medicamento de rescate" o "medicamento de efecto rápido").

Fecha de revisión: junio de 2017